La jugada maestra. NDLeón.

La jugada maestra. NDLeón.
Dedicado a los honrados ganadores de las Elecciones Juntas Vecinales
del Distrito de La Victoria del 30 de Noviembre de 2014.

En uno de mis cuentos escribí -Los contrincantes tenían experiencias y ardides para enfrentarse como titanes-. En esta oportunidad narraré, la siguiente emotiva crónica para nuestros queridos vecinos de buena voluntad, un pasaje anecdótico que sucedió en nuestro lindo y casi decente barrio palermitano de la Zona N° 32. 

Elecciones a la vista en la Zona N°32 de la Urbanización Balconcillo del Distrito de La Victoria. Uno de los antagonistas sólo tenía una carta en su última jugada, tímidamente acariciaba su último As bajo la manga. Su derrota era inminente; vox populi, vox Dei ("la opinión popular, la voluntad de Dios, debe obedecerse").

El candidato a Presidente de la Junta Vecinal de la Lista N° 2, rezó, pidió ayuda a Diosito, a los santos, ángeles y arcángeles.  Su Santo Ángel Custodio Dassiano le dio el dato. -Ahora o nunca-. Yuri León, lider de la Lista N° 2, citó al más camaleónico de los vecinos de la vecindad. Faltaban dos días para las elecciones, el colegiado Yuri León movió milimétricamente sus piezas de ajedrez; movió sus peones y alfiles con precisión; sus caballos y torres con discreción; guiado por el  querubín victoriano, preparó una entrevista, movió de su trinchera al cuestionado caballero, lo sacó de su incontrastable fortín a su ejemplar vecino ladino  Edwin Cárdenas Cangalaya y lo paseó por las orillas del filudo filo del abismo. El plena conversación Yuri le prometió el oro y el moro y un gran cargo en la sociedad. Después de una amena charla lo bajó al llano y sólo lo designó como ayayero principal, primera voz en la gran marcha vecinal, cocinero del engrudo para la pega de los carteles y cartelones, sembrador de banderolas y pancartas, repartidor de volantes y de  algunos pasquines. El ejemplar vecino Edwin Cárdenas se indignó, gritó, levantó los brazos, cerró el puño amenazador y se marchó vociferando con gritos y alaridos; a todo pulmón y a voz en cuello lanzó hurras por la Lista Número Uno.

-¿Te crees pendejo? ¡Estás equivocado, güevón! ¡Ahorita me voy donde la Lista Uno a poner este pechito, sano y trabajador! ¡No a la corrupción!

Vecinos notables de BalconCity posando en el Boulevard Palermo:
Edwin Clotildo Cárdenas Cangalaya,
Genaro Geppeto Serra Candioti y Nicolás Daniel León Cadenillas.

Al día siguiente toda la zona treintaidos estaba enteradísima que Edwin Cárdenas Cangalaya, el vecino ejemplar, había cambiado de camiseta. Unos cuantos lo aclamaron por el gran cambio. Nadie más opinó. El vecino ejemplar, gritaba en cada esquina, repartía volantes, invitaba yuquitas fritas y galletitas. Se consiguió una bocina prestada y desde su ventana gritaba como gran jefe Coyote Herido Enjaulado. Con la radio a todo volumen y casetes rayados, Edwin Clotildo Cárdenas Cangalaya, oriundo de Sicaya: Mentía, mentía y mentía a favor de la Lista N° Uno.

-¡La Lista N° Uno es para la Zona N° 32! ¡La Zona N° 32 Campeona con la Lista N° Uno! ¡Vota por la Lista Número Uno! ¡La Uno es la solución, erradicaremos la prostitución, la ociosidad, la trafa, el alcoholismo y la drogadicción! ¡Lista Número Uno, Marca el Uno! ¡No te hagas el Dos!

Todo el barrio de gente decente, escuchó todo el día la altisonante y aburrida perorata hasta la saciedad.

Después de Misa, el pueblo católico de la Zona N° 32 al frente del fraterno hermano Rolando, se enrumbó al sufragio vecinal. En ese triste momento la Lista número Dos perdía. Los católicos se miraron con hidalguía, miraron la Cruz y en nombre del Santo Padre Francisco marcaron con huella indeleble la Santa Cruz sobre el cuadrado de la Lista Número Dos.

Con el voto de los piadosos católicos vecinos de Edwin Cárdenas; votos de los colegas, amigos y conocidos de Edwin Cárdenas y votos de los familiares, compadres, cuñados y sobrinos de Edwin Clotildo Cárdenas Cangalaya, la Lista N° Dos, Triunfo, ganó ampliamente las elecciones de la Junta Vecinal.

La gran jugada genial, la gran jugada maestra, la única carta para la decisión final, el As bajo la manga, siempre la tuvo el cerebral Yurito León de la Lista Número Dos. Presidente Electo de la Zona N° 32.

Nicolás D. León Cadenillas.
Lima, 2014.

No hay comentarios: