Unión Balconcillo F.C. - NDLeón.

Unión Balconcillo F.C. - NDLeón.
Dedicado con amor a la familia Albújar-Espinoza. Para nuestros queridos hermanos, Pedro Miguel “Pedrito Ruiz”, Carlos Eduardo “El Viejo”, Francisco Edilberto “Paco”, Jorge Oswaldo “Talara/Camión”, Rolando Miguel “Chelo”, Luis Guillermo “Sambi” y María Mercedes “Meche”.

En Balconcillo tuvimos una época de oro de buen fútbol aunque también se jugó fulbito macho. Ese momento histórico se puede decir con franqueza y orgullo, se dio  gracias a la llegada de los Albújar. Vinieron directamente sin escala de Talara a nuestro barrio querido de Balconcillo.  Inmediatamente nos brindaron amistad, confianza y familiaridad. A grueso modo, una pequeña reseña de un antes y después de los Albújar Espinoza.

BalconCity, barrio de las crocantes yuquitas fritas, del riquísimo jugo de frutas, de la deliciosa raspadilla, de los exquisitos seviches de gourmet y de carretilla. Barrio de excelentes profesionales, artesanos, poetas, escritores y actores. Cuna de deportistas, voleibolistas, del taco y tiza, de jugadores de grandes ligas, canchas y canchitas y de pichangueros de parques, calles y pistas.


Francisco "Paco" Albújar.

Con el dolor en el corazón por la triste despedida de nuestro hermano Francisco Edilberto “Paco”, afligidos de luto, retornamos en grupo de los Jardines de la Paz Camposanto La Molina al barrio y charlamos duro y parejo de nuestro recordado club.

Si no me equivoco, la historia para el recuerdo sucedió en los inicios de los ’70. Unión Balconcillo F.C. tenía jugadores para todos los gustos y colores. En una ocasión los mejorcitos, la crema y nata del fulbito arte y bonito hicieron su círculo y depuración, chotearon a diestra y siniestra a los guerreros, a los malucos, a los empeñosos y a los desposeídos.

Después de un minuto de silencio, expliqué mi ausencia en el barrio e inicié la conversa deportiva.

–Por mi trabajo y viajes me perdí muchos partidos, reuniones, fiestas  y muchas anécdotas. ¿Quién me puede decir cómo nació el UB-B?

A la primera pregunta Pedrito Ruíz tomó la palabra, luego lo siguieron mi hermano Yuri León Cadenillas, el Chino Inope, Pitti Bellido, Enrique Seminario Silva (a) "Cachete" , el colorete Oscar Pereyra, Sambi y remató Talara con una locuaz precisión.

-Estos cojudos hicieron su equipo A1 para campeonar con lo mejor del Unión Balconcillo, sacaron también a jugadores consagrados sin pestañar. ¿Y saben a quién postergan? A Talara Camión. Cuando lo botaron se tomó unos tragos de pica, de rabia y de pena en el Bar de Juanacha, y todo borracho pensó en voz alta: -¿Pedrito, qué nos queda? ¡Hacemos el B, carajo!- me dijo con decisión y coraje. Hicimos el equipo en el Bar. –Jugamos con Mesié Levú, el Sordo en el arco, y puta, rellenamos  con cualquier huevada- concluyó.

-¿El Sordo, el sastre?
-¡Sí! Era el más zanahoria del grupo.
-¿Qué, no se drogaba ni por buenas ni por las malas?
-Sólo lo justo y necesario. Jajajaja.

-¿Sambi y Chelo?
-Sambi y Chelo no estaban, ellos estaban cazando maripositas en el parque. Al B vino un pata sacalagua colora’o, talareño, lo bautizamos como Laberinto. Hasta ahora no sé como hacía para llevar su bola, se enredaba solito. Le quitabas la pelota y te seguía por toda la cancha hasta quitártela, no sé como llegaba al área y daba pase, nada más. Era un crucigrama para jugar. Cuando jugamos contra UB-A hizo el mejor gol que yo recuerdo.

Fotografía: Niky León.

Yurito León, puntualizó.

-Yo vi el gol, a Laberinto le meten un centro y nadie sabe como la para y se metió al arco con bola y todo. Era un caso. Fue un golazo. Fue el mejor gol del campeonato.

Pedrito Ruiz tomó nuevamente la lora.

-El día que jugó UB-A contra UB-B, la gente dijo -Los de la B se van a echar, se van a vender para que gane la A- ¡Pichón, las huevas, le ganamos a la A! Había una piconería de la putamare entre hermanos. Yo jugaba atrás con Talara, carajo, repartimos leña como mierda. Habían jugadores endiablados, pendejos, yo me echaba y los cagaba, les quitaba la bola y la rompía pa’delante.

El maestro catador Pitti Bellido, preguntó.

-¿Están hablando del Campeonato en la canchita del Colegio Parroquial Nuestra Señora de Guadalupe?
-¡Síiii!- respondió el manchón.

-¿Cuchi Cuchi, dónde jugaba?
-Cuchi Cuchi estaba en la A, jugaba muy bien. En el arco, Mayco; en la defensa El Viejo con Daniel Carrión. Paco también era del A, fue un Gran Capitán, un caballero a carta cabal, dentro y fuera de las canchas.
-¿Genaro?
-Genaro Serra en la B, era defensa.
-¿Antonio Rospigliosi?
- Antonio “Mesie Levú” en el B. A Levú lo sacaron del A por la argolla que había y se fue a la B. Se jodieron.


Hasta pronto, Paquito, Gran Capitán.

El Chino Inope, opinó.

- El Sordo se convirtió en el arquero suicida del campeonato. Tapaba de todo.

-El UB-A jugaba bonito, para aquí, para acá, para allá. Nosotros éramos punche, jugábamos a todo tren, apunte patadones le sacamos la putamare a todo el mundo. Punteros, seis puntos de ventaja sobre el A. Segundo estaba la A y tercero Las Amatistas. Llegó el partido contra Las Amatistas, nosotros estábamos para campeonar, y la caga el entrenador, el finado Miguel Noriega, no entrenaba ni mierda. Llevó dos botellones de damajuana grandrazas de vino. Nos hicieron la camita, le dijeron al cura. Nosotros nunca tomamos nada en el local. Le metimos una tanda a Las Amatistas. Le sacamos la ñona. Al siguiente sábado no nos dejaron entrar, el cura nos había eliminado, nadie puede contra los curas, eliminó a los dos equipos, al A y al B. El curita proclamó Campeón a Las Amatistas. De tercer puesto y a diez puntos de nosotros, Campeonaron. Cura de mierda, por eso no puedo ver a Cipriani HDP.

Yuri León, concluyó con una bonita disertación.

-Después de tiempo se formaron nuevamente dos equipos, A y B en el Unión Balconcillo F.C. Jugaron los hermanos Mauad Silva, Yamil en el A como defensa y Nagib en el B por la punta izquierda; Chelo se reveló como un arquerazo de pulentas; Lucho Tocón, arquero suplente; Manuel Jesús “Cachito” Carrión Zavala de back central; Sambi en la volante; Jorge “Coco” Soto con Juan Antonio “Tora” Chávez, adelante. Sambi, extraordinario, jugaba atrás, atracaba, salía jugando, era volante, pivot, jugaba en todos los puestos, fue un jugador completo, extraordinario, todo un crack. En el B, Yuri León. Carlos Caballero como arquero. Dos de los hermanos colombianos. Después se
reestructuró el UB y jugadores del A pasaron al B. Lucho Tocón pasó al B, fue un arquero sobresaliente, arriesgado y valiente. Y en una oportunidad el UB Campeonó contra el Club Inti Las Américas con un score de 8 a O, nada más. Campeonato que se realizó  en el Colegio Parroquial Reina de las Américas, ahí  jugó Beto Peña, deslumbró, era un tractorcito en la volante, recontra fuerte, muy bueno.

Sin más que preguntar y por respeto a mi mamá, di por finalizada la amena charla, corté la sana conversación con un brindis de amistad.

-¡Por la amistad, cariño, familiaridad, hermandad por los siglos de los siglos! ¡Salud, carajo! ¡Paco, Carlos, presentes! Siempre estarán presentes en nuestras oraciones. Amén. Abrazos para todos. Se pueden ir en Paz.


Pool Marchena, Oscar Pereyra, Pedro Albújar, Alejandro Albújar, Nicolás "Niky" León, 
William Rojas Albújar, Luis Albújar, Pitti Bellido y Jorge Albújar.

LOS ALBUJAR
Chelo en el arco.
Talara en la defensa.
Paco en la volante.
Sambi en la delantera.
El Viejo en la Dirección Técnica,
Mechita en la hinchada, y
Pedrito Ruiz en el Bar de Don Luis.

Nicolás D. León Cadenillas.
Lima, Noviembre, 2014.

2 comentarios:

Daniel Saldarriaga dijo...

Que emoción tan grande me embarga Nicki al leer esto,se que Paquito mi hermano, esta muy feliz allá arriba por este singular y emotivo homenaje.....además fue muy gratificante verlos allí,acortando distancias, acompañándonos en ese triste acontecer....Muchas,pero muchas gracias, nunca olvidaré este hermoso gesto,Que Dios y la Santísima virgen María guíen sus pasos siempre.

Nagib Mauad dijo...

Nicky, cuantos recuerdos al leer esto. Me acuerdo que Daniel Carrión nos entrenaba y nos levantábamos a las 4 de la mañana, era un buen equipo. Me acuerdo mucho de todos esos momentos y solo me queda decir, que linda fue mi infancia.