Fotomicidio en la Noche Cultural. NDLeón.

Fotomicidio en la Noche Cultural. NDLeón.
Dedicado al escritor, editor y periodista, Jorge Luis Roncal Rodríguez, motor indesmayable del Gremio de Escritores del Perú.

Dos semanas habían pasado desde que celebramos la gran fiesta de la llegada de la Primavera, pero, nada, el primer verdor no afloraba, menos un rayito de sol; increíble, teníamos una primavera triste; pesadas nubes negras de noche y negras de día, llovizna y fina garúa que se metía en los más recónditos rincones de nuestras bajas pasiones, soportábamos una humedad fatal que calaba los huesos y una oscuridad tenebrosa que helaba los pensamientos frescos.

Acurrucado en el gran sillón verde oscuro palta madura, leía un artículo de honradez, trabajo, unión, solidaridad, delincuencia, robo, cambio, unión civil, macho machote; y opiniones ridículas como “no hacer leña del árbol caído”; y mil estupideces y promesas más que alardeaban los candidatos al sillón municipalidad. Lo gracioso, para mí no sé si para otros, es que todos los candidatos tienen rabo de paja; buena parte de los ciudadanos sabemos que, la delincuencia, el robo y la corrupción, no es un tema ajeno para ellos, los candidatos conocen como hacer su trabajo sin dejar huella. Algunos candidatos están en las encuestas adelante, muy arriba y otros abajo, muy detrás.

-¿Hijito, quieres un café?- me interrumpió mi adorada madrecita.
-Si es café, si. Si es esa cebada horrible, no.
-Es café café, lo ha pasado tu linda cuñada que te engríe.
-¡Jajajajajajajja! Ya má no’toy pa’bromas jajajajajajaja. Tas graciosa.
-Estamos en Primavera ¿Saludaste a tu comadre Meche por su cumpleaños?
-No. Préstame tu teléfono fijo, voy a llamarla.
-Después pagas, una llamada a Australia es bastante caro. Mejor chatea.

Me acerqué al antiguo teléfono negro de mamá, sonó el fono de una llamada. -¡Contesta!- me ordenó la mía mamita.

-Alo.
-Por favor me puede comunicar con el fotógrafo...
-El habla. ¿De parte?
-Del Gremio de Artesanos, Charangueros, Arpistas y Poetas Guitarreros. Corresponsal usted tiene la misión de cubrir el evento apoteósico cívico-cultural que se va a desarrollar en un cuarto de hora en el Auditorium de la Gran Concha Acústica de la Municipalidad de los Corazones de Jesús, María y José.
-Voy inmediatamente… me pagan el taxi.

Llegué al Auditorium de la Gran Concha con diez minutos de retraso. Pregunté al portero sí había comenzado el espectáculo del Gremio de Poetas Guitarreros. Me contestó que me habían güeveado, que no había nada. Con mi celular comencé a llamar a los pocos directivos que tenía en mi agenda. Perdido pregunté a algunos vecinos peatones. Nadie sabía nada. Me dirigí al Parque Central. Ni mierda. No sabía qué hacer. Me llamaron al móvil.

-Señor, lo estamos esperando en el Centro Cultural de la Municipalidad- me requintó una voz femenina.
-¿Qué cuadra, cómo y dónde, por quién pregunto?
-La Quinta de la Avenida Principal con la Gran Concha. Pregunte por la organizadora, Etna Jesusa Romario.

A un Serenazgo le pregunté donde quedaba el bendito Centro Cultural. –A dos kilómetros de distancia- me respondió. Ningún taxi quería ir por esos lares. Ningún bus, ni combi asesina -¡Susana, conchasumare la ha cagao ha desviao todo el tráfico por la putamare!- Me explicó concienzudamente un borrachito menesteroso que llevaba un pañuelito blanco y una pelotita de plástico viniball. 

Empecé a caminar a paso acelerado en medio del frío y de la humedad. Ningún alma asomaba ni por las ventanas. Feo y tétrico lugar, árboles que daban miedo que se sostenían porque Dios es grande y la Virgen de regular tamaño. Arbustos podridos y pichados, todo descuidado, restos de basura en las esquinas. Charcos de agua empozada, lodo y barro en medio de la calzada.

Después de media hora de caminata llegué al Centro Cultural, no había ningún cartelito, la fachada no tenía luces, todo en silencio. Apareció un policía, me pidió documentos. Presenté mi Carnet de Corresponsal del Gremio Artesanal. Me dio pase. Todavía no había empezado el Gran Evento Apoteósico Cívico-Cultural de los Hijos de Wari-Chancas.

Humberto Tito Lozano Torres, artista plástico, poeta y actor.

Mi jefe inmediato me divisó y en silencio castrense me ordenó que empiece a cubrir el evento para que quede grabado el testimonio de la hermandad Lima- San Juan de la Frontera de Huamanga. Dos horas de espectáculo de gran calidad artística, con cantos, bailes, escenas dramáticas, narraciones, poemas, guitarras, arpas, violines, charango y recitaciones. Fin de fiesta con gran baile; la señorita organizadora Etna Jesusa Romario subió al escenario acompañada de un célebre artista plástico y bailaron marinera y huayno de la tierra bendita y heroica de Huamanga. Abrazos al unísono. Llantos, lágrimas, recuerdos y fotos a granel. La diva organizadora posaba como top model en pasarela, era el centro de las miradas, coqueta y bonita, con gran sonrisa modelaba. Fotos de grupos o en pareja ella la coqueta aparecía como la brillante luz en las tinieblas. Brindis con ponche huamanguino. El reloj marcó las doce y acabó la fiesta y jarana. 

Agrupación Musical Killa - Bajo la excelente Dirección de Elcira Bustillos Ramirez.

Me despedí y salí rápidamente del Centro Cultural. Agarré la vereda llena de agua estancada y escuché marcialmente una orden: -Ahorita editas todititas las fotos  y las pegas inmediatamente en las páginas blog y en el Muro Facebook.

Aprobé en mandato con una movida de cabeza y marché de inmediato a mi lindo cuartito. En casita acompañado de un calentito de yonque con té, corregí todas las fotos y las pegué en las páginas del Gremio Artesanal. Estiré los brazos y me metí a la camita. Con humildad recé a Papalindo para que me regalé días de paz, sosiego y tranquilidad espiritual.

A mediodía abrí mi laptop y me enfrenté a un drama pseudopsiquiátrico, el mensaje en inbox del facebook, decía:

-Señor Corresponsal de las fotos, le agradeceré mucho quitar mis fotos de su álbum, usted no puede publicarlas sin mi autorización, eso no lo permito a nadie, ni a mi esposo, hasta una persona con dos dedos de frente lo sabe, las fotos donde estoy son exclusivamente para mi archivo personal, no acostumbro publicitarlas, no publico lo que hago, ni donde paro, publico sólo lo necesario para los medios de comunicación, prensa, revistas y tevé… es por calidad y cuestiones de seguridad… ¿O tengo que explicarle mis derechos? ETNA JESUSA ROMARIO.

Nunca me había ocurrido una desproporcionada locura. Yo había ejecutado una orden nada más. Después del biafrano menú salí a mis diligencias como de costumbre, el frío y la humedad seguía jodiendo el día. Corría de un distrito a otro trompeándome con el tiempo, con los buses, con los paraderos llenos, con el Metropolitano requetelleno y el Metro que se malograba cuando uno menos lo pensaba. Nada funcionaba bien.  En pleno manicomio cerebral me llamó mi coleguita del Gremio Artesanal, la incontrastable Santamaría, nerviosa y super asustada me comunicó una llamada ardiente.

-Cameraman ¿Dónde estás? Etna Jesusa Romario me ha llamado indignadísima junto con su asesor legal y bufete de abogados. Dice ella que tú estás atropellando su privacidad privada, ella quiere que elimines todas las fotos donde aparece. ¿A qué hora estás abriendo tu facebook? Ella quiere hablar contigo por chat, skype o celular. Elimina las fotos, evita problemas. Ella es siniestra, mala y ciprianesca.
-Dale mi número de mi Cel para que me llame. Las fotos no son mis fotos, las fotos le pertenecen a…

No terminé de hablar, me cortaron la llamada. Me presté un Z10, llamé a mi estimado jefe inmediato, lo puse al tanto de los acontecimientos culturales y de yapa le envíe un correo electrónico para librar mis culpas de todo mal.

-@Jefe, el siguiente escrito me fue enviado por la señorita organizadora del evento cultural, ETNA JESUSA ROMARIO, le puede contestar usted porque usted es cómplice de la falta de seguridad de las personas que nos rodean -palabras textuales de la diva- además usted me dio el valioso encargo de registrar las instantáneas del apoteósico evento cultural de los Hijos de la guayaba; en estos momento yo estoy trabajando fuera de mi circunscripción territorial. Ahorita’toy aprovechando la luz roja semaforera, le estoy escribiendo el mensaje con un bello ejemplar  Smartphones Blackberry Z10 última generación, prestado porsiaca, todo por la legal. La señorita Etna Jesusa piensa que yo la estoy jodiendo por joder que tengo algo contra ella, que le estoy haciendo daño y otras cojudeces más me ha dicho. Jefecito por favor líbreme del mal, ahí van las carismáticas líneas de la archivadora de fotos: -"Señor Corresponsal Fotógrafo, le agradeceré mucho quitar mis fotos de su álbum, usted no puede publicarlas sin mi autorización…".  

Una hora más tarde recibí nuevamente un mensaje de mi coleguita Santamaría, la inocente corresponsal de oficina.

- Corresponsal Fotoshop, la Etna Jesusa dice que sigue viendo sus fotos. Quiere que las saques del original. Que elimines todas las fotos, elimines el álbum, todo, sino ella te va eliminar a ti. Ten cuidado, va a tomar medidas drásticas contra tu persona, va tomar decisiones muy graves, te va a denunciar ante la inmaculada e imparcial corte suprema de la honorable justicia peruana. Cuídate, Santamaría.

Frente a mi mini laptop, el primer mensaje que leí fue el de mi jefe inmediato. El imparcial y salomónico pensador me ilustró:

-@Corresponsal: Todo ok. Lo que sí te digo por salud mental, el evento fue público y la susodicha en ningún momento advirtió NO publicitar los acontecimientos llevados a cabo. Lo que vale en un acto es la intencionalidad. La iniciativa. Pero sin mala fe. Inmediatamente comunicaré al Departamento Legal del Gremio. Saludos cordiales. El Chef

 La bella corresponsal de oficina, Santamaría, siguió mandando mensajes cada media hora del triste día. La Etna Jesusa la tenía hinchada y de relancina la bella me hinchaba las pelotas de rato en rato. Le envié un telegrama virtual a la chinche brujilda Etna Jesusa Romario.

-@Srta Etna. Usted está equivocada, loca o alocada. Conozco mis derechos y deberes y conozco los mismos de mis semejantes. La noche cultural fue un acontecimiento público. Nadie se metió con su privacidad. Si borro las fotos jodo a los demás. Y borrar por capricho es un engreimiento que no voy a tolerar. Todos hemos bailado, cantado, tomado y ahora usted jode que te jode habiendo posado en medio de la fiesta como top model de Caretas. Piense y recapacite y que su asesor legal la haga razonar. Cel 6669996663. Llamar para el deságüeve. Atte. Santos B. Dávila. Sgto.1°

Efectivamente, la señorita Etna Jesusa Romario me llamó. Y llegamos a una amigable conclusión. Al rato me reporté con mi coleguita, la bonita huanca Santamaría.

-@Santamaría, hace dos horas hablé con Etna Jesusa por celular, le dije que tenía que chequear detenidamente las fotos. Otro sí, te digo: -Las fotos no son mías, el verdadero y absoluto dueño es el Gremio de Artesanos, Charangueros, Arpistas y Poetas Guitarreros - He dicho y chao y te advierto que para comer pesca'o hay tener mucho cuida'o. La próxima vez, cualquier problema que se suscite que hablen directamente conmigo, tú no eres mi correo sin estampillas,  ni mi intermediaria, ni mi conciencia. Tú eres tú, yo soy yo. Por algo soy Veterano, Combatiente de 1ra Clase, Corresponsal de Guerra y Victoriano. Das a conocer mi número de celular y te evitas bastantes problemas, sobre todo conmigo.
-@Entonces el Caso del Fotomicidio de Etna Jesusa Romario está cerrado.
-@¡Ya está Cerrado, Foliado, Archivado y Sacramentado!

Nicolás D. León Cadenillas.
Lima, Septiembre, 2014.

No hay comentarios: