Vino de la Viña. NDLeón

Vino de la Viña. NDLeón.
"El que no ama el vino, la mujer y la canción será un tonto toda su vida." Pensamiento impreso en una estampa germano-estadounidense de Kimmel y Voigt, 1873.

Después de escuchar la misa dominical de las doce del mediodía, regresé a casita. -Oh, sorpresa- había que esperar hasta las tres de la tarde para ir en familia al piadoso Comedor Parroquial. Mientras tanto me dispuse calmarle los nervios a mi otro yo; darle un aperitivo, algo de beber al sediento y hambriento; abrí una bolsa de pan de centeno, destapé meticulosamente una botella de vino de la viña palermitana, me serví un buen trago en una copa burdeos de caña fina, di gracias y bebí la sangre de la alianza sin derramar una sola gota bermellón. – Una copita más para templar las neuronas y escribo los versos que me dicta la musa del fruto de la vid de mi corazón- me dije –vino fuente de inspiración, brindo por ti como poeta helénico, hijo natural de doña Helena y de don Nicolás- ¡Papá! –Gritó mi hijita amada cortándome la viada del elixir de la fuente de la juventud- ¡Es mediodía! - me increpó –Hija mía, tengo las ideas desordenadas, quiero paz para escribir una bocanada de verbo ardiente para que no me rechinen los dientes- ¡Para ti cualquier pretexto siempre es bueno para empinar el codo! -¡No gritéis a tu progenitor… tengo en mente un poema que me late constantemente… escucha, escucha este verso hecho canción!



-“Diosa morocha, que rica eres, ojos almendrados, morena capulí, cabello anochecido, perfil azabache, eres mi frenesí”.
-¡Caramba! Al primer sorbo se te subió la inspiración o es el hambre que te hace hablar tonterías.
-Hija mía, escucha la melodía.
-“Sonrisa franca, labios tentadores, habladores, embrujadores, cuerpo y despechos de amores”
-¿Tás emborracha’o?
-Borracho de amor por la poesía, no la entiendo sólo la siento que me hace cosquillas…
-“Diablilla, diablilla. Quisiera robarte un beso, apretarte las mejillas, recibir un sopapo o una sonrisa de mentirilla”.
-¡Papá, lleva plata, tienes que pagar los almuerzos de tus queridos nietos!
-No me distraigas ni me hables de plata. Dios proveerá o nos fiarán hasta el próximo domingo.

Me quede solo, cogí lápiz y papel, y escribí como loquillo antes que la musa me dé una patada en el fundillo.

VINO DE LA VIÑA
Diosa morocha.
Morena capulí.
Linda eres.
Ojos almendrados.
Anochecido cabello.
Azabache perfil.
Eres mi frenesí.
Sonrisa franca.
Sincera.
Labios tentadores.
Exquisitos
Embrujadores.
Cuerpo.
Pechos de amores.
Diablilla. Diablilla.
Robarte un beso quisiera.
Apretarte las mejillas.
Recibir un sopapo.
Un desprecio.
Una sonrisita de mentirilla.

Nicolás D. León Cadenillas.
Lima, 2014.

No hay comentarios: