Sorpresa. NDLeón

Sorpresa. NDLeón.

Dedicado a Carlos Alonso del Odriozola.

Llegó a casa con un gran sentimiento, su mujer vio como le brillaban los ojos, el joven universitario había cumplido el sueño de su vida, ser propietario de un Palco Suite, lo había logrado a puro punche, sobre tiempos, endeudándose y con otras refinadas mañas.

-¡No es un estadio es mi casa. No es una camiseta es mi piel. No es un ídolo es mi dios. No es un equipo es mi vida. Te alentamos de corazón es tu hinchada que te quiere ver campeón!

Fue el grito de guerra que le arengó a su mujer. Ella sonrió displicentemente. La bella mujer lo había apoyado de corazón vendiendo chucherías noche y día, cachueleando horas extras, pidiendo adelantos en su oficina de la 'Avícola San Fernando'.

Vista desde Palco Suite hacia las butacas vacías multicolores.

El fanático publicó avisos para alquilar el palco y las butacas, el gran Torneo se acercaba y él pensaba en recuperar su gran inversión. Deudas tenía al por mayor. Cuando faltaba una semana el sueño se le esfumó. Leyó los titulares con estupor.

-“La FPF y el presidente del Comité Organizador de la Copa América, informaron que las fechas a jugarse en el Estadio Monumental, no se llevarán a cabo en mencionado local” - “El presidente crema en un principio negó el Coloso de Ate para el Torneo Continental…” – “IPD de un sopapo desplumó al atrevido. No aceptó plumíferos caprichos”.

La gran sorpresa hirió sus proyectos y también su alicaído bolsillo. Su Palco Suite no servía para nada. Todos los propietarios y la hinchada se quedaron con los crespos hechos. Antes del pitazo inicial habían perdido por goleada. El culpable, el gordo mafioso por abrir el pico y atreverse cacarear en corral ajeno.

El crema endeudado en plena desolación, depresión y amargo llanto, se dijo para sí mismo: -Mañana no es un día cualquiera, mañana me voy a la mierda- mordió la almohada con desesperación. Su cálida mujer dio la solución.

-¿Cuánto dinero puedes conseguir para mañana? ¡Pídele prestado a tu madre Quinientos dólares! Yo me recurseo el resto, me largo a New York.

-¡No! ¡A Niú Yor, no! ¡Pa’llá no me dan visa! ¡Ándate a Milán, allá tengo familia! ¡Porca miseria, figlio di puta! ¡Gonzáaaaleeeezzz… Conchatumaaadreeeee!

Dos días lloró como pollito sin agua. Colocó avisos clasificados como loquito en los diarios chichas.

Remato Palco Suite Monumental Universitario Deportes. Espectacular Vista de Todo el Estadio, Tribuna Sur, Sala de Reuniones, Baño Equipado, 9 butacas y 2 estacionamientos. Área de 35m2 - 36m2. ¡Sin estrenar!”. 

No recibió respuesta alguna. Su esposa se las arregló como pudo en la húmeda ciudad de Milán, trabajó varios meses de mucama. Se mudó a la Ciudad Alta de Bérgamo, limpiando jardines sobrevivió. Aprendió italiano y de operaria trabajó en una fábrica de cosméticos. El señor gerente le tiró lente, la colocó de supervisora. El propietario le dio un VB y como premio la invitó al famoso Restaurante Milano, le dio trato de reina con champán francés, vino italiano; tango, arrullos y amores libidinosos. La esposa de la Trinchera Crema con garra doblegó al Calcio de Milán.

-¿Sabes atender niños en edad escolar y señores mayores?
-Sí. ¿Por qué?
-Tengo dos hijos de 10 y 12 años, soy viudo, tengo a mi madre en un alberge. Si tú los atiendes y cuidas el puesto es tuyo. Tienes tu paga y me tienes a mí. Dos en uno. ¿Aceptas?

La dama tomó posición de la cama matrimonial. Cada mes puntualmente, la sufrida mujer, enviaba dinero para sus hijitos y amado esposo cremoso. Pero este sinvergüenza pelaba, desplumaba el sobre, guardaba un billete para él. Nadie sabía por qué, ni de sus andanzas.  Con el tiempo hizo una buena chancha, compró un boleto de ida y vuelta Lima – Milán – Lima, quince días de sorpresas para su linda y trabajadora mujercita. De Milán tomó el tren con destino a la bella ciudad de Bérgamo.

Caminó por largas y estrechas callecitas soleadas de otoño, llegó a la dirección postal, se quedó sorprendido, el inmueble era un antiguo y sofisticado palacete rodeado de bellos e inmensos jardines y gruesas rejas de seguridad. Se apoyó en la artística reja bronceada. Tocó el intercomunicador y esperó detrás de la columna para dar la sorpresa deseada.

-Pronto. Famiglia Machiavelli.
-Hola, buenos días… eeeh, buenas tardes… la señora Inocencia de Cornuto, por favor…
- Io non parlo spagnolo. Un momento, io non parlo spagnolo.



Esperó quince minutos más. A lo lejos divisó que en el tercer piso de la mansión una cortina se movió. Después de un gran silencio, el cielo trinó, las avecillas del gran jardín trinaron llenas de paz y amor y felices cantaron. Se abrió lentamente el portón de la casa. Salió una bella dama. Era su mecenas amada esposa. Caminaba muy pausada con gran elegancia por el caminito de flores de colores. Caminaba con mirada atónita y estupefacta. Disimulando su interior pero la mirada la delataba. Llegó a la reja, miró al visitante, y con la mirada le preguntó, por qué. El sentimental hincha crema de la trinchera norte, la sorprendió -¡Sorpresa!- ella ni se inmutó.

-Oye, zonzo de mierda, yo estoy haciendo mi trabajo para que pagues tu cojuda deuda de tu Monumental Palco Suite, trabajo para que no les falte nada, ni a ti, ni a nuestros dos adorados hijos, y ahora me jodes, no me jodas más… agarra tu maleta y vete… me estás jodiendo ¿Entiendes? ¿Quieres que pierda soga y cabra? ¿Sorpresa? ¡No me gustan las sorpresas!

La señora terminó de hablar, se hizo un profundo silencio, las avecillas escucharon el lamento, de la casa salió el dueño, amo y señor, preguntó por el intercomunicador.

-L'amore, chi è quest'uomo? (¿Amor, quién es el señor?).
- Hai la trincea sbagliata, il mio amore... e si ritira... (Se ha equivocado de Trinchera, amor mío… él se retira…) -le lanzó una mirada que lo calcinó- ¡Ciao, merengue merengueao!

El hincha crema después de la choteada no le quedó otra, sólo regresar. Regresó de su viaje sorpresa bastante sorprendido. Buscó ayuda, autoayuda y nadie lo ayudó. Tomó su micro, Breña-Ate, caminó hasta la puerta principal de su Estadio. Se dio con una sorpresita más. No lo dejaron pasar. Defensa Civil había detectado 93 graves fallas en la seguridad del Monumental.

“El Coloso está descuidado, carece de mantenimiento y de seguridad. Los palcos suites están clausurados y abandonados” “Urgente necesita reparar las grietas del techo de concreto”. 

Y ahí no terminó la sorpresa. 

“El Monumental sin una licencia definitiva de funcionamiento, no puede funcionar” “La comuna de Ate clausuró el Estadio completo, clausuró los eventos deportivos y los espectáculos musicales” “El Coloso de Ate es vetado por la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional ADFP”.

Nuestro antihéroe regresó a su casita, vio las noticias de la tv basura, miró las fotitos de la sección deportes de un desastroso diario chicha, se sujetó su vincha desgastada, cochina y sudada  con logo descolorido, prendió la colilla de un pitillo, aspiró fuerte, botó el humo violentamente y gritó a todo pulmón en su barrio sucio y abandonado el cántico plagiado al Campeón Club Atlético Boca Juniors de Buenos Aires.

-“Mi buen amigo esta campaña volveremos a estar contigo. Te alentaremos de corazón es tu hinchada que te quiere ver campeón. No me importa lo que digan los demás. Yo te sigo a todas parte cada vez te quiero más”-.

Nadie lo escuchó.

Nicolás D. León Cadenillas
Lima, 2014.

No hay comentarios: