En mi parque. NDLeón.

En mi parque. NDLeón.


Poema inspirado en el Parque Miguel Dasso de Balconcillo - La Victoria.

En mi parque. NDLeón.
Cerré los ojos. Abrí los brazos.
Caminé a tientas por las despostilladas vereditas.
Miré a la izquierda. Encontré la fija mirada.
De mí satánico entrañable Satán.
-¿Al Averno? Estás equivocado, hermanito.
Yo no soy tan malo como para ir a tu huarique.
Miré al cielo blanquiazul. Encontré una dulce mirada.
-¿Azrael, para que voy ir a tu vergel? No soy tan bueno.
No soy malo, malo. Ni bueno, bueno, tampoco.
No pierdan el tiempo. Déjenme en mi parque.
Al costado de la cruz o juntito a mi arbolito.
Donde los perros hacen pichi y cantan los pajaritos.
Bajo la espesa sombra de bullas y melodías.
-¿Para qué ir tan lejos? Aquisito nomás.
Acá me quedo en mi tierrita con baches y hoyitos.
No acepto incomprensibles explicaciones.
Con guadaña y cruz preparen mi profunda fosa.
Métanme vivo, con palos, amordazado.
Pero de acá no me muevo ni encadenado.
Me quedo en mi terral marchito con mosquitos.
En mi parquecito, redondito, lindo y golpeadito.

Nicolás D. León Cadenillas.
La Victoria, Mayo, 2014.

No hay comentarios: