Más agüita al caldo. N.D.León

Más agüita al caldo.
"Si tienes mucho, da tus bienes a tu Iglesia; si tienes poco, lo poco que tienes para tu Iglesia". E. M.

La Semana Santa se avecinaba, por iniciativa propia de mí, sin que nadie me mandara me zambullí en la azotea de mamita, me propuse arreglarla; ordené bancas, mesas, limpié los utensilios de barbacoa, dejé listo el antiguo brasero de hierro fundido para carbón, mantenía aún impregnado las huellas del año pasado. La parrilla y la plancha de acero inoxidable estaban irreconocibles. Desde mi atalaya tiré una luqueada a las demás azoteas adornadas con botellas regadas de ron, de racumín y de cajas de chelas vacías. En la vista panorámica sobresale piadosamente la Santísima Cruz de Nuestra Señora Virgen de Guadalupe de BalconCity. Contrastando con los curitas que hoy tenemos en nuestra Iglesia Guadalupana, son los mismos comerciantes salteadores que Jesús desalojó del Templo. Que vida y pasión. Saqué de mi bolsillo mi libretita y anoté una cita que se me vino a la memoria:

- “Estoy rodeado de sacerdotes que repiten incesantemente que su reino no es de este mundo, y sin embargo echan mano de cualquier cosa que puedan obtener.” Napoleón Bonaparte.

Y de sopetón, me pregunté. - ¿Cristo Jesús comía pescadito en Semana Santa? - repasé la Biblia de un tirón. - La multiplicación de los panes y peces, vino rojo en las bodas, pan sin levadura, vinagre, miel, aceitunas, uva, cordero asado. - Ajá, eso es, comía su corderito al palo - fue una conclusión con duda. Con tantos palos y leña de su viejito carpintero el menú no podía ser de otra manera.

Con la familia teníamos planificado comer ricas truchas del Centro Piscícola El Ingenio - Junín. Qué lindo es llegar a viejo y planificar que comer en Semana Santa; de niños comíamos lo que mamá preparaba, si no nos gustaba mala suerte, chitón boca teníamos que empujarnos la ración y entregar el plato limpiecito. Como niños nos acostumbraron que todo acontecimiento se celebraba. Matrimonio o divorcio; trabajo o despido; triunfos o derrrotas o empates; mudanza por desahucio o abandono de hogar; hija con título o hijita esperando bebe; compra de muebles, cocina, o radiola nueva. - ¿Cómo se celebraba? - Con comida y jarana. Con pollo a la brasa o en el restaurante de la "Reina de la Cocina Criolla" "Rosita Ríos" - en la urbanización Ciudad y Campo del Rímac - de exquisito sabor universal; seviches, carapulcra, anticuchos, cau-cau, patita de chancho, olluquitos con charqui serrano, arroz con pato, seco de cabrito norteño; todo era rico como para chuparse los dedos.

Ahora que soy bastante mayor me encuentro con la novedad que en una reunión, cualquiera que sea, el menú es preparado en dos formas iguales pero bastante diferente. No es sorpresa que nuestro plato símbolo, el seviche, unos prefieran: seviche con pescado y otros seviche sin pescado y sin mariscos ni nada que se les parezca. Otro ejemplo: Arroz con pollo: arroz con pollo y arroz con pollo sin pollo. La lista sigue: Cau cau sin mondongo; ají de gallina sin gallina; lomo saltado sin lomo; riñon al vino sin riñon y sin vino; chorito a la chalaca sin choro; escabeche a lo Llanero Solitario, es decir solo, ni de pollo ni de pescado; etc.

En mis viajes interprovinciales aprendí a cocinar con la sazón nativa de nuestros pueblos peruanos ahora tengo que volver a revisar mis anotaciones para preparar un rico adobo arequipeño sin chancho, causa rellena sin relleno; un espesado de pavo sin pavo o un cabrito a la norteña sin cabro.

En la actualidad para mí es una complicación al cubo a mis altos estudios primarios donde siempre me dijeron que las carnes; rojas y blancas; los derivados de la vaquita y de la gallina eran alimentos equilibrados, completos y altamente ricos en vitaminas, minerales, calcios. proteinas, hierros; etc. En el colegio me enseñaron la Pirámide de Alimentos Básicos. En segundo orden: los vegetales. Ahora resulta que la crianza de vacunos, aves, porcinos, es nociva para la salud, y para el ecosistema, la capa de ozono y otras maldades más. Tengo que documentarme, la ciencia y la tecnología avanzan a pasos agigantados para el bien y para el mal. En muchos casos destruyen bosques, fauna y flora, las minas contaminan, muertes y enfermedades por doquier y muchos así como yo estamos bastantes desinformados.


En la parrillada de truchas por la Semana Santa, todos los presentes se chupaban los deditos y algunos repetían sin consideración. Yo repetí varias veces y varias copas de vino rojo me ayudaron a tal empresa. En plena gula se hizo presente mi primita mayor, Angelines Magdalena, de la familia de Theo; los más jóvenes atendieron a la tía, le acomodaron un espacio en la mesota improvisada. Mi antigua primita del alma, degustadora y primera chef de mi secta gastronómica, después de varias lunas de ausencia por prescripción médica me vino con novedades culinarias, le pregunté, que me quería decir cuando dijo que ya no come 'seco normal ni anormalidades'.

- Un momentito, agüanta el carro pimita mayó ¿qué significa para tí seco normal?
- ¡Con carne, pé! El seco normal es para las personas normáles... los seres humanos del futuro no comen ni comerán carne... son los van asegurar la existencia de la raza humana... así como nosotros alimentamos nuestro cuerpo tambem tenemos que alimentar nuestro espíritu con espiritualidades del alma. Estoy abiertinha al cosmos. No predico ni hago misiones.  Yo no soy perfectinha pero toy procuramdo. En el pasado pretérito me dejé arrastar ancestralmente.

Mi primita Angelines recitó su verso de paporreta con los ojos fijos y entreabiertos. A mis neuronas se le pararon los pelos de punta. Me quedé allí mirando mi cielito blanquiazul, la capa de ozono, los rayos ultravioletas, la Vía Láctea, la esfera celeste, la constelación de Sagitario; y escuchando al demonio malo en mi pecho, balbuceé algunas palabras.

- Entonces tenemos una deformación culinaria, todos nuestros platos criollos llevan carne, vísceras, lengua, cola, de la vaca sólo dejamos los huesitos recontra recocinados.

Angelines Magdalena, mi primita la de mirada de lince, sin permiso de la audiencia empezó una disertación de religión, moral, chollywood y arte culinario; con ejemplos divinamente sobrenaturales. Hablaba de las bondades de su nuevo Dios, de su cambio y que gracias a él, ella es otra, siente en la nuca el respirar de su fornido ángel de la guarda. En su plática citó a varios personajes históricos y bíblicos: al Gordo Cassaretto, Judas Iscariote, Delírium Satán, y terminó con Gastón Acurio; a este último lo califico de pecador mortal. Mis hijos, mis nietos, mi madrecita y los demás comensales me miraron interrogativamente. -  ¡Soy su primo pero no sé nada! - fue lo único que se me ocurrió decir.

- Tú, que no sabes nadinha, ¿qué se celebra en Semana Santa?
- En la Semana Santa recordamos la Pasión de Nuestro Señor: su aprehensión, los interrogatorios de Herodes y Pilato; la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión.
- Quando o espírito não pensa, o corpo e a alma colhem os frutos do inferno. Nosotros tenemos que dar y olvidarnos de los placeres terrenales de la tierra y ahuyentar los pecados capitales de la gula y de la fornicação. El pecado es como un brasero que quema mais y mais, apaguemos el brasero de los satánicos pensamientos mundanos del pandemónium . No le demus gusto al Diablinho. No a la pinga, no a la brasa, no a las parrilladas. Hay que extirpar de raíces los malos hombres de la viña del Señor. Levantamos la espada flameante del santo padre. Tenemos que decir basta de una vez a las polladas bailables de Sodoma y Gamarra, Santa Beatriz y Lobatón, hasta las últimas consecuencias.

- ¡Salú tía! ¡Agarra la jarra! ¡Bebe la rica sangre del señor!
- ¡No, gracias, no bebo!
- ¿De cuándo acá eres abstemia tía?
- ¡Desde que conocí la palabra del Santo do Branco!
- ¡A comerrrrr entonces! Nos han traído un contenedor repleto de truchas.
- ¡Sólo sírveme ensalada!
- ¿Cómo, tía, no vas a comer truchita?
- No, ahora no, después... tampoco. Estoy en un proceso de nascemiento espíritual. Yo sé que es más fácil no querer ver ni cambiar, yo también lo hacía hasta que desperté. Gandhi decía y vivía su verdad. Yo me pongo en el lugar de una vaca lechera tolón tolón... veo que todos los días se llevan a una vaca tan salada... y un día me tocará a mí, tolón, tolón... es desagradable lo sé, pero es la verdad. "Aunque la verdad sólo la vea una sola persona, la verdad es y se queda verdad". Por eso Gandhi no comía carne...
- Los indios de la India, los hinduístas son vegetarianos, no comen carne, la vaca es sagrada.
- Creo que el calentaó de seviche le ha hecho mal a mi tiíta linda-. El sobrino encargado de la parrilla dio su ácida opinión,

Traté de ordenar una conversación agradable y esta se nos escapó entre los dedos. Nuestros diálogos parecieron copias fieles sacadas de los sketches del programa cómico "Estrafalario" que dirigió el gran Felipe Sanguinetti.

- Mi querida primita Angelines. Es bueno saber todas las opiniones sobre que comer y que no comer, que hace daño y que es saludable. Nosotros tenemos suerte de tener nuestra sopita caliente y nuestro arrocito graneado todos los días. Muchos no tienen que llevar a sus mesas, un pan es un don divino, más agüita al caldo es una bendición. Ese tema de qué comer acá en nuestro país es irónico. Nos preocupamos de los animalitos, de las grasas, de los sufrimientos de las aves y de los maltratos a la vaquita, y miles de niños sufren de desnutrición o se mueren de hambre. A un joven que no ha visto jama todo el día le vas a decir que comer un pan con chorizo es negativo para su salud, que una porción de papas fritas lo va a matar de colesterol, si ese gallo no come se muere con o sin colesterol.
- Salomão deixou-se levar pela vaidade do coração e buscou uma princesa. A filha de Faraó. Formosa por fora, podre por dentro.
- Abuelito, mi tía abuela habla como jugadora.
- ¡Si, habla como Kaká, Xuxa Zu Mãe!
- Quem é nascido do Espírito é Espírito e vive do Espírito, e por isso não satisfaz os desejos da carne. A Jesús lo flagelarum en carne viva sangrante.
- Cuando comemos vegetales en muchos casos pescamos una diarrea de padre y señor mío, la mayoría de los sembríos los riegan con aguas servidas de desagües, no tenemos escapatorias. Comemos carnes soleadas, guardadas, con toxinas, bacterias, virus o comemos vegetales con mierda. ¿Dónde está la diferencia? En otro país debe de existir el paraíso terrenal pero acá, lo dudo. Campiñas y lagos contaminados; ríos y playas contaminadas; mi hijita por poco se queda ciega después del domingo playero; estamos hablando de comida... y la canasta familiar en un chancay de dos por medio no sirve para ni mmm... nada.
- Tú tendrás palabras pero no tienes la voz del Verbo.
- ¿Tío padrino, ya se acabó el pescado me puedo calentar una pechuga de pollo? Las truchas me han quedado chicote.
- ¡Oye, hijo de cura, respeta, pejesapo de... acequia!

La gente aprovecho la breve pausa para sonreir y beber el vino rojo, el helado vino blanco y la refrescante y afrutada sangría .

- Oye verborrea, en nuestro distrito tenemos niños que no ven un pan con té; alumnos que se caen de cara a las diez de la mañana por falta de papeo, tenemos focos infecciosos de TBC, por un cuarto de pollo mocosas aceptan propuestas indecentes, por un plato de lentejas te venden al enemigo; la Iglesia condena el uso de preservativos para frenar el SIDA y otras enfermedades venéreas, y bautiza a los hijos de las madres-niñas; primero está nuestra salud física y cerebral; los sabelotodos y jerarcas del Vaticano están desligados del pueblo, viven en otro mundo, nosotros con fe debemos elegir lo que es bueno para nosotros, que no nos orienten como borregos descarriados. Con tus falsos pastores y obispos; curas, sacristanes y mefistofélicos cardenales, fariseos e hijos de la güayaba seguimos avanzando como cangrejos, para atrás, en lo político, religioso, social y moral.

Hice un breve silencio y grafiqué mentalmente un dibujo de Langer que me hizo reflexionar nuevamente.


- Você já ouviu falar em bruxas do Reino de Deus? Sepa mais... Yo estoy con una nueva energía... no como carne, no tomo alcohol, no me gusta la comida criolla ni la papa a la huancaína... Ustedes se identifican con cosas externas que limitan la mente humana. Ese es el lado oscuro do nossa educação peruana seguir una tradição que para mí personalmente es una limitação. Paren de sufrir. Ordem e Progresso. Tenemos que fazer um jogo bonito ante Deus con dádivas y diezmos celestiales. Les deseo una buena truchada muy iluminada con los placeres de la carne guisada. E por isso não satisfaz os desejos da carne. Me retiro. Hasta pronto.
- Yo no te reprocho nada primita linda. Sigue así que vas a ganar el cielo. Vete tranquila  y en adelante no peques más.

Nicolás D. León Cadenillas.
Alemania, 2012.


* Viñeta del maestro Sergio Langer: Una oración por Herr Ratzinger. Larga vida a Benedictus y su rictus.

2 comentarios:

Victor Hugo dijo...

muy bien redactado nicky eres un sacrosanto guardian del grial de la ilustracion popular

ogranda dijo...

My buen relato estimado amigo Nikolansen, salud2 ... Oscar.