¡Feliz Día del Padre! ¡Papá! de Niky León

¡Feliz Día del Padre! ¡Papá! de Niky León.
Dedicado - con estimación y respeto - al Señor don Gonzalo Chávez Carrascal. Padre de Gonzalo Yonni "Coco Yon"; Jorge Pío "Gamberra I"; Víctor Hugo "Veachy Causín"; Carlos Alberto "Kid Pollo"; Oscar Dorian "Chatatón Ósskar"; Julio César "Getulio USA"; Orlando Bernabé "Lalo San" y Miguel Ángel "Micky", "Kikiri Miau" o "Rico Tennis".

"Jamás desesperes en medio de las más sombrías aflicciones de tu vida, pues de las nubes más negras cae agua limpia y fecundante" (Proverbio japonés).

Don Gonzalo en Macas, Distrito de Jorge Chávez,
Provincia de Celendín - Caxamarca. 1959.  
Foto: N. N. Chávez.

Exactamente faltaban doce horas para celebrar el Día del Padre, el reloj marcaba mediodía, el astro rey también, no había sombras, y antes que niegue sus luces el sol, la humillada cerviz levantó.

Cuarenta años han transcurrido desde el primer momento que lo ví pasar por primera vez, y ahora, por fin, se presentaba la oportunidad de cruzar unas breves palabras con el señor de las cosas simples de la vida; al principio no supe que decir ni que hacer, yo lo conocía por sus profundos pensamientos sobre la vida, sobre el amor y el desamor. Pero él sólo me conocía por la Profecía.

Nos cruzamos en una de las callejuelas del Condado de la Ciudad Gótica, hoy convertidas en tierra de nadie por culpa del Alguacil Guasón, del Comisario Xtonvh y de los alguaciles del Sheriff Mañucón.

Fue un instante raro porque al quererlo llamar, la verdad para mi fue de asombro, a pesar de lo mucho que lo admiro, no me lo puedo creer: No sabía su nombre... ni me acordaba su apellido. A lo lejos escuchaba un eco de sus raíces ibéricas mezcladas con el ichu de las punas heladas. Creo, no, no creo, estoy seguro que su heráldico apellido empieza con "Che", con Ché de Chá de Cha-cha-chá. Por vez primera quise pronunciar su nombre.

- Buenos días señor…
- Hola, ¿qué se te ha perdido?
- Nada...
- ¿Tú eres de por aquí?
- ¡Si! ¡Yo soy del barrunto!
- ¿Has visto a uno de mis hijos, los conoces, no?
- Claro, quién no los va a conocer, si los veo les paso la voz…
- No voy a estar en mi casa, voy al Salón de Billar…
- Muy bien, ok.

Me dí el valor necesario para iniciar una conversa, busqué un punto común, nuestras raíces indígenas.

- Señor, por sus rasgos y principios estoicos... ¿usted es de Chota?
- Jajajja… ¿qué me quieres decir? Zopenco, mazamorrero de…
- Un momentito señorcito, mi familia, mis antepasados de antepatrás bajaron de Chota y de Celendín…
- Ese es tu problema … no es de mi incumbencia.
- Pero usted ee...
- ¡Habladurías... tu sino, es tu cruz, Dios se apiade de ti!
- Pero usted es de Chota...
- ¡Al chotano... ni la mano!

Me soplé una gran arrochada, pero insistí en la lata y como recompensa recibí una gran enseñanza:

- Señor con todo respeto que se merece le deseo un Feliz Día del Padre...
- ¡Oe zonzonazo, tú ya estás muy viejo y todavía crees en güevadas... el Día del Padre está anulado totalmente de las mentes de las señoras madres y de las futuras madres... tú no sabes que a las hijitas mujercitas desde chiquitas les enseñan que el hombre nunca tiene un Día para él... y menos para los que son padres!
- Señor... es muy cierto lo que dice... el tercer Domingo de Junio está anulado en las mentes de las señoras madres como la de la consshssuumre de mi cognacdita... sin embargo la esencia y significado de esta magna fecha siempre estará vigente en las mentes de los escogidos porque nosotros tenemos nuestro ejemplo vivo viviente personificado en usted señor. ¡Usted, mi querido Taita! ¡Usted es nuestro Héroe Combatiente después de la Jornada Laboral, Mártir del Calvario, Apóstol del Silencio, Prócer del Sueldo Mensual, Inmaculado Maestro y Guía, Abuelito lindo, Gran Amigo y sobre todo Gran Papá!
- ¿Tú, quién chú shi eres tú?
- Yo soy... el cumbiambero... "el Hijo del Papelero"...
- No me digas, ya sé quién eres, ya me acordé de ti... no me digas, tú eres "Santiago", la manzana podrida de la Huerta Pérdida...
- No, no, no... na'que ver... yo soy de aquisito nomá... del parquecito bonito... del Parquecito Miguelito Dasso...
- ¡No me hables de ese Parque Dasso!, tiene una fama de fuerte apache, cómo se incendiaban, era un barco a vapor peor que el Infierno de Satanás, que gentita Dios Mio!
- También llegaban los de las Casitas Blancas de las urbanizaciones La Pólvora y de Santa Municiones...
- Por favor, cambiamos de tema mejor…
- Señor yo nunca he participado en vuestra mesa pero una palabra tuya bastará para alegrarme.
- ¿De qué mesa me estás hablando?... ¿qué mesa?
- La mesa donde usted timbea con los viejitos jubilados de la tercera edad, yo nunca he estado presente cuando usted departía vuestros conocimientos y recuerdos a sus joyitas de sus hijitos y colegas; por boca ajena me alimenté de vuestra filosofía , no sé si fue para mal o para peor, pero mi forma de afrontar la vida cambio. Gracias a usted, mi generación, mis contemporáneos, aceptamos los deberes sagrados de la Santa Institución del Santo Sacramento del Matrimonio; miré con lupa la filosofía terrenal... pero la realidad nos trató como unos huevonazos...
- Jajajaja graciosas tus ocurrencias, sigue hablando que estás en chamba de vacilón...
- Prefiero no hablar de chamba, es muy delicado el tema...
- Estamos en confianza, ¿eres del barrio, no?
- Si, bueno, e'te... en el poco tiempo que chambié...
- ¿Cómo qué en el poco tiempo? ¡Explícate!
- Bueno, trabajé en el taller de mi familia cortando papel, un oficio bastante matador y peligroso, por eso opté en buscar otro trabajo idóneo con mis conocimientos y hasta el momento sigo buscando un cachuelito en las páginas amarillas y en los avisos clasificados... para ganar el pan nuestro de cada día con el sudor de mi frente, pero no sale nada que se parezca, ni se asoma nada de lo que me interesa... me entiende, no? Trabajar por horitas, al destajo o al jornal con jornadas diarias y horas extras con muertos y heridos...
- ¿Has mantenído hijos?
- Normal, como huérfano que soy mi mamita siempre me ayudó, y yo la ayudo a administrar y a gastar bien su dinero sin equivocaciones, y con las propinas semanales me alcanzó para la canasta familiar, pagar el colegio, el roncito...
- ¡Qué conchalevale la tuya! ¡Qué conciencia, qué hijodelamismísimagran flauta! ¿Qué edad tienes? ¿Tú debes de tener la edad de mi hijo mayor?
- Si, más o menos...
- ¿Y sigues viviendo por acá?
- Si, en casa de mis padres.
- ¿Y no te da vergüenza?
- ¡No! ¡Vergüenza sólo se tiene pa’robar, creo, es un decir... bueno, ellos me trajeron al mundo y tienen que velar por mi! ¡Yo no pedí venir, es su obligación, es un derecho de los padres!
- Los demás hueveadores salieron del cascarón hace tiempo ahora viven lejos de la falda de los papás. ¿Tú ya eres un hombre viejo y sabes lo que es la vida?
- ¡Señor, justo ese es el tema, usted es una fuente inagotable de sabiduría por ese motivo me he quedado un ratito más en casa!
- ¡No me huevees, un ratito más, huevo frito!
- No'toy gueveando, toy acompañando a mi mamita pa'que no esté solita, cocino en mi casita, hago el mercado, limpio las escaleras, las ventanas, yo paso el café...
- Nosotros, los viejos que nos reunimos en el Billar hemos trabajado desde tiernitos.
- Perdón, pero cómo dice mi hermanito menor Gonzalito Jr: ¿Y eso está bien o está mal? Otra preguntita, ¿el reggaetón que lo jóvenes cantan, bueno la letra, es de su autoría o es del cantautor afroandino AgroVeachy?
- ¿Qué? ¿Cuál?
- "Ser esposo / de una paísana peruana / es difícil / yo lo sé / como la cicuta / de Sócrates / nos prepara / toda la vida / para la inmortalidad / como muertos en vida / hay que felicidad! / Con dulce muerte / lenta / lenta / lenta / lenta / muy digna / y muy requetefeliz! / ¡Muérete infeliz!"
- No, yo no tengo tiempo para eso... pero me gustaría conocer al ocioso que para escribiendo tantas estupideces... para felicitarlo! Jajaja esas ocurrencias me hacen reir, jajaja, a ese le falta un tornillo, tiene que ser un loco ¡un loco requetefeliz!  ¡Miércoles! ¡Ajá! ¡Yá! ¡Ya sé quién eres tu! ¡Tú eres hijo del "Amauta Tello"! ¡Jajajaja... ya me acordé de ti! ... y de tu papá ... Yo conocí a tu padre cuando estuvo enfermo. Lo visité un día en el pabellón. Todos saben que soy de Kashamarka, y no saben del septiembre de ese nefasto luto de junio cuando falleció. Pues yo lo visité un día que cayó enfermo. Escucha con los dos oídos! "Tello" fue un emblemático metafísico matemático, adelantóse veinte años a su época, fue. Bueno. Todos saben... y no saben de los Graffitis, del cero, del uno como base del cuatro matemáticamente hablando y de círculo espiral aplicable de las leyes fisicocuánticas en la total aplicación de la economía real de su proyeccion a la realidad concreta material del aire y del argón...
- Sí él me contó de su visita en cuidados intensivos, gracias por la visita...
- No tienes que agradecer nada, para eso están los amigos...
- Yo tengo entendido que usted le entregó los mejores treintaitantos años de su vida productiva a dicho nosocomio en beneficio de los asegurados, y su dedicación fue el mejor ejemplo para sus hijos.
- Carijumanta! Yo conocí de memoria los pabellones, pasadizos, sótanos, áreas verdes, campus, complejos de lavandería, maestranzas y demás recovecos de mi centro laboral. Asi se hace Patria. Trabajando!
- ¿Y sus vecinos? ¿Las autoridades? ¿Su jefe? ¿Acaso ellos trabajan?
- ¡Yo no tengo jefe! ¡Nunca he creído en esos mentirosos de miércoles!
- Señor, usted que reemplazó a San Pedro en la entrada de Emergencia dejando entrar y salir por la misma puerta a los resucitados… usted que a caminado por los recovecos del infiernillo que nosotros los mortales moribundos llamamos Seguro Social. ¿Por qué trabajó los domingos, fiestas de guardar y fiestas patrias, noches buenas, asuetos y en los cumpleaños?
- Conchalevaletuperravida, no me preguntes tonterías que ahorita te contesto una pachotada...
- La ultimita por curiosidad. ¿Sí trabajaba todos los días sin descanso, cómo conoció a la joven dama y señorita que más tarde sería su amada esposa y madre de sus lindos hijitos?
- ¡Carajo! ¡Hinchapelotas! Yo no quiero que escuches la imagen de mi alma, quien te ama y te adora como una ventura que no haya gozado, tu nombre quedará grabado, para ser dichoso con tu falso amor... ¡qué sapo qué'res, qué preguntita! ¡Carijo!... No me preguntes la historia de mi vida, mi vida ha comenzado cuando las locas ilusiones me sacaron de mi pueblo... cuando llegué al distrito de La Victoria, porque antes en mis páginas tengo tantos desengaños, mentiras y fracasos en cosas del amor… y no me preguntes porque no te voy a contestar… me vas hacer recordar aquellos años mozos o no tan mozos? ¡Y me voy a poner a llorar sobre una copa de vino!… ¡Mozo, sírveme en la copa rota, quiero sangrar gota a gota el veneno de su amor!... ¡Mejor un yonque de mi tierra! ¿Qué te parece?... ¡Qué vino, ni que vino! ¡Ya se fue también!… ¿A propósito, tú qué haces por la vida?
- Estuve de vacaciones en Uchiza, pero se me acabó la visa y busqué asilo y refugio en el calorcito de Jaén. Lucifer no me dio pelota, me tiró un atado de leña para que me queme afuera solito y no fomente la indisciplina… para vencer luché como varón en el Purgatorio de Tocache pero me atormenta la nostalgia de mi Dasso querido por eso he regresado a mi barrunto.
- Después de tantas malogradas… me dijeron que estabas en el limbo… ¿y sigues vivo?

Tragé saliva, ordené ideas, miramos a los alrededores, los vecinos seguían durmiendo igual que sus perros guardianes. Dimos media vuelta y nos dirigímos al Billar Salón FC. Caminamos por las vereditas -sin arrastrar los pies- de las solitarias callejuelas, lentamente y al compás de los pasos perdidos, cruzamos los pequeños jardines sin plantitas, sin grass, sin yerba, sin merca. ¡Qué triste! Que triste fue aquel mediodía, tarde triste, que triste fue aquel día en nuestro triste barrio se sentía melancolía. Tres tristes tigres, tragaban trigo en tres tristes trastos sentados tras un trigal. Sentados tras un trigal, en tres tristes trastos tragaban trigo tres tristes tigres.

- ¿Señor, usted está de visita, no? En el Billar, en el Salón, en el Café donde se oyen las notas de un vals, ahí fue, ahí me chismografiaron que usted se mudó hace tiempo y LaVani me lo confirmó en la panadería pasándome el talán talín, me dijo: "el Antiguo Pastor Cajamarquino está viviendo en el Valle del Santa, Ancash, kilómetro... jirón... ".
- ¿Qué más dicen esos chismosos de jejejeje? ¿No tienen otra cosa que hacer?
- Que usted mismo se retiró de la City para vivir en un autodestierro voluntario en el Valle del Santa como el Llamero Solitario de Sayán, con la mínima y única diferencia que está rodeado de hijos, nietos y bisnietos y de su inseparable Doña Picaflor de El Cálme y... que su abnegada esposa cumplió los mandatos divinos, sociales y labores de la comunidad, enseñó sus recetas y secretos mágicos culinarios a las inexpertas amas de casa del fértil Valle del Santa. Principalmente se preocupó en el prestigioso arte de la prestidigitación doméstica; aunque hay una leve corriente contraria el arte continua de generacion en generacion sin exageración; como número principal la magia consiste en desaparecer el sobre mensual del sueldo del humilde plebeyo, del hijo del pueblo, del hombre que supo amar. Y qué sufriendo está, esta infamante ley, por amar a una aristócrata siendo plebeyo él. En su nueva comunidad las quinceañeras paporretean el conjuro: "¡Lengua de pez, suelte pa'l mes! ¡Ala de lombríz, pa'sé múi feliz! ¡Pluma d'dragón, nadíes yera tu corazón! ¡Consejo d'umconejo! ¡Uña de gato, déjalo calato! ¡Conjuro pa'mi: Sol, solcito, un año mejolcito! ¡Papi, papito, trae el dinerito! ¡Qué le aumenten el sueldo a mi querido Maridítooo!".
- Eso no es magia, eso es brujería... no me hables de brujería, brujerías no, en mi vida no, ya no quiero brujerias, sortilegios no, ten piedad, no me hagas sufrir. Con extraña quiromancia adivinan los agüeros de la mano temblorosa, y en pago del hechizo se cobran con brujerías.
- ¿Señor, usted qué me aconseja?
- Sabiduría y silencio. Ahora cállate la boca que estamos llegando al Billar...
- Maestro! Gracias a usted yo traté de ser buen padre, respeté el Mandamiento "Honrar padre y madre"...
- Hijo, estás a tiempo para ser feliz, no esperes llegar a viejo, fúgate a Alaska y empieza de nuevo...
- ¡Ya pé no sea malo!
- Ya no tengo nada que enseñarte... "Desde este momento eres libre e independiente por la voluntad general de los pueblos y por la justicia de la causa rellena que Dios defiende! Viva el Perú!
- ¿Y ahora?
- Ahora puedes aconsejar... "Pensándolo bien me hubiera gustado ser más cariñoso con mis hijos, haber pasado un ratito más con ellos. Trabajé sin descanso porque me pagaban triple".
- "No voltíes pa'trás, no mires lo que ha pasado", usté fue un apóstol dedicado a su trabajo. Ahorita todo está recompensado en este Valle del Señor; disfrute del calor de su casita, de su hogar, de sus hijos, nietos y bisnietos, de su esposa que siempre lo tiene presente a fin de mes cuando usted cobra la pension; eso es vida, goce su felicidad, es un regalo de Dios tener una vejez en Paz y rodeado de Amor eterno e inolvidable... tarde o temprano lo estaré visitando para seguir charlando... y para despedirme, tercamente como buen descendiente de Shilicos Caxamarquezazos le deseo un... ¡Feliz Día del Padre! ¡Papá!
- Ni se te ocurra visitarme este Domingo que voy a estar rodeado de mis hijos, de mis nietos y bisnietos, de mis vecinos...¡y también de mi esposa!
- ¿Cómo, no estaba en el Bosque de la China?
- ¡Ya regresó... anda con Dios! ¡Y Cuídate!
- ¡Saludos pa'la familia!

Con dirección a la casa de mi mamita tarareé uno de los famosos pensamientos de mi paisano y traté de ponerle música de rap:

"Si tienes hijos, prepárate para los nietos... si tienes mujer, prepárate".

Nicolás D. León Cadenillas
Baden Baden, 2010

Bienvenido a la modernidad de Nicolás León

Bienvenido a la modernidad de Nicolás León.
Para Martín y Jorge Luís, mis amigos. 

En estos momentos estoy respondiendo los saludos de un antiquísimo condíscipulo de pupitre, aula y colegio. Más de cuarenta años que no sabíamos nada de nuestro vivir pero gracias a la magia de las redes sociales de Internet nos hemos localizado. Estamos en contacto y en contacto con la promoción escolar. Eso es lo bonito del software social aunque hay que reconocer que tiene sus lados malos y tétricos. Yo trato de aprovechar lo mejor, lo bueno y sano y multicultural de la era computarizada.

Me acuerdo el día que llevé a un diario, un sobre con un artículo de tres hojas a doble espacio para su publicación. El guachimán a secas me dio la voz de alarma.

- Señor, tiene que enviarlo por correo electrónico.
- ¿Qué?
- ¡Por Email señor! Hace tiempo que recepción no recibe nada en físico. Colaboraciones y todo lo demás por computadora, internet, por E-Mail.

Me hice varias preguntas a la vez. -¿Y ahora?- me respondí. Para completar el cuadro tragicómico, regresando a casa, derrotado y desmotivado, en un semáforo en ámbar una combi asesina se sobreparó a mi costado y del interior me saludaron con un grito.

- ¡Hey, señorino, a tí hace un güevo que te estoy buscando. Rápido, tus datos!
- Mi teléfono... de la casa de mi mamá...
- ¡Tú E-Mail! ¡Correo electrónico! Your address on facebook?
- Eeeh,... más bien... tú dame... una tarj...
- En face me ubicas, chao, por inbox mandas tus datos, scanea una foto actual, la mandas al toque. Es para un casting… no demorar… ¡Tienes que ser violento! Speedy!!

-¿Facebook, inbox, scanner, speedi... ¿qué xuxa significa todo eso, carijo?-. Me pregunté mirando el cielo gris de Lima. Definitivamente estaba en la época de la carreta. En un abrir y cerrar de ojos, en un pestañeo, la invasión tecnológica me traqueteó los sesos. La cibernética llegó al barrio de sopetón, y yo seguía en cero. Celulares, Internet, Googles. Los tíos nos quedamos más que perdidos, desconcetados. Toda comunicación era por correo electrónico. Mensajes, contactos, fotos, grupos, etc. Nos hablaban de banda ancha y de la red. De la multiculturalidad postmoderno. Para nosotros los mayorcitos nacidos a mediados del siglo pasado era como escuchar sánscrito. Todo se nos complicó.

A la antigua, por un correo sin estampilla, nos enteramos que en la Parroquia Guadalupana ofrecían un curso básico de Internet para jubilados. De todos los abuelitos del barrio sólo uno se interesó, yo.

- ¡Actualízate hombre! Serás viejo cronológicamente pero sé joven en conocimiento. En el Centro de Computo Juan Diego están dando Cursos de Internet y de Microsoft Office Word Online. Para comenzar está perfecto.

Centro de Computo Juan Diego - Cursos de Internet.
Foto: Rodrigo León Palma.

 Pensar en el curso cibernético se me atragantó la saliva, no tenía ni idea de lo que se trataba. Lo pensé varias veces, los pro y contras. Afiebrado entre pesadillas se me apareció Juan Diego -¡Desásnate ahora, ya! ¡Ordénate! ¡Ordena tu vida con un ordenador!- sentí una voz en las profundidades de los sueños que me recalcó -¡Tú si puedes!-. Al día siguiente me decidí. Me matriculé. Chapaleé con las teclas, con las letritas en inglés, con los botones con dibujitos. En la tercera clase ya tenía mi correo electrónico.

- "Bienvenido al mundo de los E-Mails, los mejores correos de su clase, con noticias de última hora locales, nacionales e internacionales, finanzas, deportes, música, películas y mucho más. Sacarás más partido a la web... y a la vida".

Ese día llegué contento al barrio, los tíos ni me empelotaron, me dijeron que estaba perdiendo mi valioso tiempo. Para no perder el paso de lo aprendido, hice horas extras en el Café Internet dejando de lado las reuniones con los viejitos. Practica que te practica. En casa pedí ayuda, mis engreídos no tenían metodología, al vuelo no captaba ninguna explicación. Después de dos semanas terminó el curso, parecíamos niños terminando primaria. Salí transformado en un cibernético-nauta.

- ¡Bienvenido a la modernidad!- me felicitó el joven profesor. Pensé decir algo, como por ejemplo. -Extraño el calor humano, el abrazo, el apretón de manos, la risa y la carcajada, el chismoseo de frente y frontal. No hay nada como mirar una sonrisa irónica y soltar el maleteo…- sonreí. Me mordí la lengua para no decir una tontería. Sólo agradecí. -Muchas gracias profesor-.
- Señor cuando necesite ayuda pregunte con confianza. Inmediatamente le envío un enlace explicativo.
- Por quien pregunto.
- Por: jorgeluis "anderlain" tizonalvarez "arroba" balconcillo "punto" com...
- ¿Qué es tuyo Martín Alvarez Guzmán? Más conocido como Heidelberger Druckmaschinen AG.
- Es mi tío.
- Tu abuelito, el señor Alvarez, fue gran íntimo amigo de mi papá. Saluda a tu tío Martín, es mi pata, saludos para tu abuelita de parte de la familia León Cadenillas de los papeles y cartones.
- Ya sé, la familia León del Parque Dasso. Rodrigo y Alejandra León Palma son mis amigos...
- ¡Son mis hijos! Carijo, somos barrio. Abrazos y saludos para la familia.

Esta demás decir que el joven profesor pertenece a una de las más honorables familias del vecindario. Después de cerrar con broche de oro la última clase de computación no volví a ver al profesor, toda comunicación fue por vía internet, por Facebook que ayuda a comunicarse y compartir con las personas que forman parte de tu vida, y es gratis.

Con mis ahorritos y propinas hice mi chancha para comprar mi celular. 

- Señorita que modelito de celular me recomienda... 
- Déjeme ver... este es muy bueno. Tiene Bluetooth, woofle, brufle, trifle, banda larga, teclado touchpad, cámara fotográfica, flash, vídeo, radio AM/FM, TV digital... también puede enviar y recibir e-mail, torpedo direccional, micro-ondas y conexión wireless... humm, no le convence, tenemos otro modelito de "movile phone" un "Smartphone" de última generación... 
- Gracias... regreso otro día. 

No me quedó más remedio que molestar a mi profesor.

- ¿Profe, qué celular me recomienda?
- ¿Eso depende para que lo quiere?
- Para hablar.

En el camino aprendí los nombres de varios aparatitos. Laptop, iPAD, Tablet, MP3, Notebook, Smartphones BlackBerry, Software, etc. Con signos de interrogación en la cabeza me dije:  

¡¡ Bienvenido al siglo XXI !!



Enterado estoy que gracias al Centro de Computo Juan Diego, al Internet, a Facebook y a las redes sociales, el reverendísimo padre cura Párroco se entera de los pecados y pecadores de la Comunidad de la Parroquía, en fotos y videos observa a sus ovejas negras y descarriadas; analiza los comentarios de sus feligreses buenos y no tan buenos; se entera de los avatares de sus parroquianos guadalupanos. Amén.

Niky León K'Dnias.
Karlsruhe, 2013.

Cannabis. Crónica de un gran y fiel amigo

Cannabis. Crónica de un gran y fiel amigo.
Por su apoyo en mi sombría soledad.

Ale y Rigo, la siguiente crónica -por nostalgia- no tengo cuando terminarla.
Inconclusamente ahí va. Abrazos y besos, los quiero. Niky. (09/junio/2013).

Me encuentro rodeado de gente y de su inseparable bullicio. Envuelto en medio de la bulla y del murmullo. Degustando una rica Pollada bailable con su endiablado ajicito y ricos vacilones. Gritos, cánticos profanos y canciones; sin embargo pese a todo la algarabía, me encuentro solo. La vida se me ha complicado por los cuatro costados. Obligación, deberes y derechos, me tienen atormentado. Ahora no tengo quien me cuide la maleta, ni quien me chalequée.

"Cómo quisiera, que tú vivieras, que tus ojitos jamás se hubieran cerrado nunca, y estar mirándolos". Amor Eterno de Juan Gabriel.

-Ale, después de ver los premios Oscars para "El artista", desempolvé mi libretita-borrador para escribir una anécdota sobre Cannabis... escribí solamente el título... me puse a llorar, me acordé de Cannabis, no pude escribir ni pensar... trataré de seguir otro día.- (04/marzo/2012).


Pamela Aldonza Berthacha de los Corales Hillpha Uchumayo de Arequipay.
 Rodrigo Rigo Ruy Ignacio.
 Alejandra María Antonieta de las Nieves León Palma Cadenillas de las Victorias.
Sito: Canchita La Cuadrada de La Pólvora. Lima 13. 

Comparto la experiencia de muchos vecinos y de mi familia, lo digo, por el cariño que le llegamos a tener. No es casualidad, después de ver el avance de la película El Artista, comedia dramática en blanco y negro, sin sonido, a lo cine mudo, creí que era el momento para rendirle un tributo a mi amigo. Al igual que Uggie, el perro estrella de "El artista"; Cannabis, nuestro protagonista, nos robó el show y acompañó buena parte de nuestras vidas.

A nuestro engreído querido sólo le faltó hablar, utilizando sus impecables silencios nos dio a enterder toda la estima que nos prodigaba. Muchas veces reaccionó inteligentemente y otras veces actuó de acuerdo a lo que su corazón le dictó, y acertó en lo correcto. Me acuerdo muy clarito como sí fuera ayer; discutíamos, como siempre, Mary y yo, por una tontería; Cannabis se puso en medio de los dos y observó el lío, se achoró y me metió una mordida de la pitri mitri en la pantorilla; a mí, al que le daba su comidita cada día; al instante se acabó el pleito, en vez de regañarlo, con el dolor que me subía hasta la coronilla, le agradecí el gesto, fue muy salomónico su intervención. Salió en defensa del más débil. Con Mary nos dimos una tregua gracias a Cannabis.

Uggie, el perro estrella de "El artista".

¿Cómo llegó? ¿Por qué llegó? Es una historia que no tengo palabras ni estilo para describirlo. Con estas líneas sólo intento narrar algunos pasajes de lo que representó nuestro querido Cannabis, para mí, para mi familia y para todos los vecinos que gozamos de su personalidad.

La historia empezó cuando Alejandra María, mi hijita, dicho sea de paso, sabía muy bien que en casa no queríamos animalitos, y contra la prohibición y voluntad de su padre, o sea de mí, aceptó un cachorrito de perro chusco como regalito. Lo escondió hasta donde pudo y con un histrionísmo de telenovela mediocre con rating, comulgó su pecado, comunicó su dramático thriller de suspenso a puchos:

-Pamela me lo ha regalado porque su papá no quiere animales en su casa, ya tiene suficientes mamiferos que mantener y se van a distraer con el perrito-.

Lloriqueando, muy fingido para mi gusto, con lágrimas de cocodrilo me pidió por favorcito que no sea duro de corazón, que ablande mis sentimientos, que reciba a la criaturita de Dios porque el perrito también era una creación del Señor Todopodero que está en los Cielos Santificados. Con tanto palabreo y llanto, full radionovela me dio la estocada final. Prometió traer buenas notas en la libreta del colegio y cuidar al perrito hasta cuando Dios lo acoja en su seno. Tanta cháchara me quebró la voluntad de hierro y terminé aceptando al ovillo de pelos... y pulgas.

A los días apareció Pamelita, para tomarle el pelo le dije tontamente:

- Hijita el otro día te olvidaste tu cachorrito. ¡Llévatelo inmediatamente!
- ¡No es mío es de Ale, yo se lo he regalado! ¡Además Alejandra ya me dijo que usted ya atracó con el perrito!

Tanta sinceridad me dejó sin respiración, salí a tomar aire fresco al parque, me crucé con el profesor-tutor de las comadritas, de Alejandrita y de Pamelita. Me felicitó por haber aceptado una mascota para Ale. Según los profesores y psicólogos del colegio parroquial era muy bueno que los niños tengan mascotas. Me dio una charla y consejos al paso de como criar perritos y me recomendó un libro sobre razas y pedigree. El único problema es que yo no quería animales en la casa. Me di aliento y fuerzas para aguantar al cuadrúpedo animalito. Al final Ale y su mamita, en complicidad habían salido con su gusto.

Desde el primer día que llegó se le notó su clase y estirpe, claro, era igual a cualquier chusquito pero distinto, tenía en los ojitos, en el comportamiento y en su carácter algún no sé que, algo que lo diferenciaba de todos los demás perros del barrio. Alejandra lo bautizó con el nombre de "Cannabis" en honor a nuestro querido Parque Miguel Dasso. Pasaron algunos días y de un momento a otro veo al bicho pasearse por la sala de la casa como en su casa, era una graciosa motita de lana con grandes bigotes, chiquitito, bonito. Pasó el tiempo y el cachorrito tomaba forma; conforme pasaban los días más malcriado se ponía, no obedecía, él hacía lo que quería, sólo se engreía y lo hacía con bastante decisión.

Desde chiquito rechazó el cariñito, la palmadita; las palabras bonitas lo tenían podrido, le bastaba escuchar frasecitas como: -"¡Qué bonito! ¡Qué lindo! ¡Qué muñeco!"- Miraba fijamente y enseñaba los colmillos sin importarle de quien venía los halagos.

Como jefe de familia di las reglas y normas necesarias para que el perrito no jorobe la pita ni la paciencia. Como primer punto, enseñarle urgentemente donde debía hacer sus necesidades fisiologicas para que deje de pichar debajo de mi sillón favorito.

Y aprendió muy bien. Cada mañana, a temprana hora, ordenaba que le abran la puerta para bajar al parque y hacer su pichi y el dos. Se demoraba justo lo necesario, regresaba de inmediato, tumbaba la puerta para que le abrieran rapidamente, no se comportaba como los otros perritos que sus dueños tenían que corretearlos para meterlos a casa.

El muy comodón siempre buscaba un lugar perfecto para descansar o dormir, usaba los muebles, las camas de los demás. Dormía donde mejor le parecía, en mi cama o se echaba en la cama de mi hijo Rodrigo, ni de vainas utilizaba su camita. Ni bien escuchaba el sonido de llaves con la chapa de la puerta se bajaba de la cama ajena y la barajaba como si no hubiera pasado nada.

En una tarde de verano lo encuentré en mi cama patas arriba, le llamé la atención y no bajó de la cama, con él no era el pleito. Le metí un suave pero escandaloso periodicazo, renegando bajó sobre el pucho. Salí de casa por varias horas, regresé a la hora del lonchecito, toda la familia e invitados estaban reunidos viendo un partido de fútbol del descentralizado nacional, saludé, me dijeron que guarde silencio, saludé a mi perrito lindo, y este miró a otro lado, pasó por mi delante sin saludarme, me dio la espalda; seguía resentido conmigo por la cuadrada. Cannabis me quitó el habla y no me habló por varios días. Lío de perros.

Rodrigo le festejaba y aplaudía todas sus malcriadeces. Un día a Cannabis, joven aún, se le ocurrio comer su hueso en la cama de Rodrigo, ahí no se le resbalaba el huesote y le podia sacar el jugo y hasta el último pellejito. Rigo le festejó la idea -¡Qué inteligente!!- nos dijo.

De adulto se convirtió en un perro huraño y cascarrabias; independiente, sin amigos, sin parejas, ni enamoradas. Cumplió su misión: Orinó un árbol, destrozó un libro y tuvo hijitos con un par de romances de madrugada, nada de obligaciones, no pasó pensión ni un tarro de leche. Pero eso no le quitó meritos, siempre fue un perrito muy inteligente.

Nicolás, Pablo Jaime, Rodrigo, Yuri  y Virginia Elena León.
Cannabis. María Luisa Palma. Gabriela y Micaela De la Puente.
Foto cortesía de Alejandra León Palma.
La Victoria, Diciembre, 2000.

Contra todo pronóstico fue papá. En una noche de luna llena, cuando lobos, coyotes y una veintena de grandísimos perros vagos, maleados y grandotes, aullaban, ladraban, rugián siguiendo a una perrita que estaba en celo. Cannabis también exigió que lo suelten en cancha para pelear su cupo en el encuentro amoroso. Pensé -A este lo matan. Pero perro es perro-. Me acerqué a la puerta, mamá e hija pegaron un grito al cielo, me gritaron que era un desgraciado, qué como iba a dejar salir al pobre animalito, lo podían matar. -¡Lo matarán! ¡Por tu culpa, lo van a matar!- gritaron. Contesté filosóficamente:

-¡Perro cobarde... no procrea... no tiene herederos! ¡No se multiplica! "Bendijo Dios a Noé y a sus hijos y díjoles: Creced y multiplicaos y poblad la tierra" (Génesis cap. 9, vers. 1)"-.

La verdad, no me acuerdo lo que dije, lo que si sé fue que lo que dije tiene el mismo significado pero lo dije con otras palabras. Con palabritas de más grueso calibre. Bueno, solté al animal y nos fuímos a dormir. -Qué pase lo que Dios quiera que suceda- recé. Al día siguiente mi hijita, despierta desde muy temprano, le abrió la puerta. Ale nos contó: -Cannabis tocó la puerta con las justas, tocó a duras penas- nos dijo nuestra apenada hijita. El perro después de la transnochada llegó super cansado, pensamos que lo habían masacrado. Mary lo revisó detenidamente, no le encontró huellas de batallas, estaba limpio, nada de mordeduras. Nuevamente, en la siguiente noche Cannabis volvió a pedir salida, nuevamente le abri la puerta de oro, fue igual, en la mañanita llegó peor y durmió todo el bendito día. En los días siguientes se recuperó. Volvió a ser el huraño de siempre. Después de dos meses nos enteramos que la hembrita había tenido cinco cachorritos y todos igualitos al papá o sea a Cannabis, lindos los perritos.

Afuera, en la calle, Cannabis no le tenía miedo a nada ni a nadie, perrunamente hablando. Era muy loco y muy enérgico. Fajador, mechador, no media a los rivales, se trompeaba con cualquier perro sin distincion de raza ni pedigree, cuidando sus dominios. Tres veces lo vi en plena bronca con unos perrazos, cuatro veces más grandes que él. Dos veces se enfrentó a un Pit Bull Terrier, las dos veces el Pit Bull lo masacró. Lo llevamos agonizando al Hospital de los Hermanos Menores de la Universidad de San Marcos; no aprendió la lección de nuevo en circulación él siguió jorobando; andando cosido, enyesado, vendado, cojo; siguió guapeando. Arregló espacio con un bravo Pastor Alemán. Perdió el encuentro pero sacando conclusión, ganó, no se metieron nunca más con su árbol. Otros perros evitaban pasar por su esquina para no verle su antipatiquísima cara perruna.

Mis vecinos, mi mamá, mis hermanos, sorprendían a Cannabis con algunas golosinas o presitas de pollo cuando él los visitaba. Pero él no se dejaba comprar, sencillamente no dejaba entrar a nadie a la casa. Con un gruñido largo y profundo los detenía en el umbral de la puerta. Nadie podía poner la punta del zapato dentro de la casa porque lo mordía. Las victimas reclamaban pero él cumplía su misión de celoso perro guardián y no le importaba las amenazas. Después de escuchar la orden -Deja pasar- se retiraba a su córner pero siempre atento al desorden.

Un día un vecino me propuso una idea. En una semana disciplinaba a mi perro, él como ex-suboficial de la policia tenía experiencia y manuales de métodos clásicos de adiestramiento de perros militares. Le contesté:

-¿Y yo qué hago? ¿O sea que Cannabis tiene que esperar mis órdenes? Siempre voy a tener que decirle que debe hacer. ¿Y su propia intuición e iniciativa de buen perro guardian se va al tacho de basura? El perro cuida, ladra, se trompea, juega, acompaña, ve televisión... ¿y lo voy a transformar en robot? ¿Para qué quiero un perro sin personalidad? Más claro, lo tengo que pasear, sacar para que haga pichi, caca, decirle que cuide. El sabe su trabajo... y en casa estamos contentos con su desempeño. ¡Muchas gracias, vete a la mismísima!-.

A Cannabis le gustaba tener sus tazones de agua y comida, llenos, y punto. A la hora de almuerzo, pedía su ración golpeando fuertemente su bandeja debajo de la mesa. Exquisito en las comidas, sólo comía lo que le gustaba. Le ponían leche no la tomaba. Le ponían sopita, derramaba toda la sopa y sólo se comía las carnecitas y pellejitos. Metía el hocico en los baldes de comida de los otros perros de la vecindad, y salía corriendo para que no lo pesquen. Si no tenía comida se recurseaba en la calle, aprendió a sobrevivir en las épocas de escases, rompía bolsas de basura. Había que tener cuidado con el animalito porque era muy buen alumno para aprender lo malo. En una oportunidad lo ampayé en el Mercado Cooperativo Palermo, a siete cuadras de la casa, cuando lo miré pensé que era un perro parecido al mio y cuando nos miramos nos dimos con la sorpresa que éramos nosotros y no otros. Me miró, pensó, dio unos pasos en retroceso y avanzó haciendo una media luna a mi alrededor, se puso a distancia y emprendió la carrera con dirección a la casa.

Un casero me contó que Cannabis llegaba de vez en cuando al Mercado. Le dije que era mi perrito. Que en casa tenía su comida y cuidados. Con una sonrisa irónica el casero me contó sus hazañas.

- Es un pendejo su perrito. Se hace respetar, no huye ni mete la cola entre las piernas. Se enfrenta. Jode a todos, a grandes y a chicos. A veces pierde pero se hace respetar el muy sabandija-.

Cuando nació mi nieto Piero Angelo cambió su vida, lo desterraron a un lugar fijo, sin cadenas pero ya no podia pasearse por toda la casa, tenía restricciones muy marcadas. En una discusión de Cannabis con Piero, me puse de moderador para ver quien tenía la razon, cuando me di cuenta que el pleito iba a terminar mal, abracé a mi nieto para sacarlo del peligro. Cannabis me mordió la mano y salió corriendo, desapareciendo. Piero creció y los dos hicieron las pases, juntos fueron dolores de cabeza para la mamá y abuela.


Cannabis. Angiie y Niky León.
Parque Miguel Dasso con Pasaje José María Corbacho.
Urbanización Residencial Balconcillo. Distrito La Victoria.

Cuando Cannabis ya era adulto mayor, estaba viejo, todos sabíamos que podía llegarle la hora de la despedida en cualquier momento. Agradecí su presencia, nos unió en momentos de crisis y nos alegró en momentos de tristezas. Sin maltratar la memoria, poco a poco, hice un repaso y recopilación de las malcriadeces y alegrías que gocé con mi perro. En medio de datos y ocurrencias de un momento a otro me dieron la noticia de su desaparición. Quedé vacio, sentí su partida. La mano traicionera de un mal vecino; malnacido, bestia, paria de corazón; se lo llevó como hojas al viento.

En junio del 2009 una triste noticia nos cayó como baldazo de agua fría.

@: Papá... te escribo para darte una mala noticia... Cannabis falleció por envenenamiento el día domingo 7. Tú me llamaste momentos antes de su entierro. No te dije nada, me encontraba muy deprimida y lo único que iba a hacer era llorarte por teléfono. Sucedió lo siguiente... el perrito nos sintió despiertos, lloró para salir. A las 3:20 am lo encontré muerto frente a la puerta... yo, sin poder hacer nada y con un ataque de histeria... lo envolvímos y lo llevamos a la azotea. Al día siguiente lo enterramos en su jardín, frente al edificio junto a su árbol. Estamos averiguando quien a sido el animal que puso el maldito veneno, son varios los afectados. Bueno papá, cualquier cosa te haré saber, cuídate y cariños. Alejandra.

Después de leer la noticia, sufrí para mis adentros. Me dio rabia, cólera, odio; odié con todas mis fuerzas. Mi impotencia fue grande. Traté de mantener la calma en mis escritos con mis seres queridos. No podía dar muestra de flaqueza. Aconsejé lo que mejor que pude.

@Alejandrita, me comunicas que mi querido socio se fue. Estoy triste. Por la forma en que ha sucedido las cosas me da mucha pena. Fue un buen miembro de la familia. Se merecía una muerte natural, era lo justo. Dios sabe lo que hace pero lo que ha hecho ese desgraciado me deja sin palabras. Me acuerdo de sus malacrianzas y de sus exabruptos. Las veces que lo dejabas sin comida, cuando no lo bañaban y olía a mil demonios. Al final se convirtió en mi mascota; almorzaba, conversaba conmigo. Me acuerdo cuando lo castigué y me quitó el habla por un par de días. Cuando me mordió defendiendo a tu mami. Cannabis con su personalidad y carácter, tan igual al tuyo o al mio, nos alegró. Por los bebes, aprovecha limpiar toda la casa, desinfectar, vendrán días mejores. Sólo me queda decir como dicen mis paisanos: -¡Cannabis! ¡Ensuéñate en los cielos! ¡Descansa en Paz Amigo Mío! Niky.

Una viejita andina, antigua caserita del Mercado Cooperativo, preguntó.

- ¿Verdá que ha morido tu perrito malcriado ese?
- Si, envenenado, lo mataron con veneno.
- Desgraciado son, gente mala hay, bastante. Tú no cargar rencor… eso enferma. Mañana, otro día mejor.

Después de varios junios, envié saludos para todos nuestros vecinos y familiares.

@: Mes de Junio, saludos para mis condiscípulos de la gran familia de la GUE Alfonso Ugarte por el Dia del Colegio, Batalla de Arica y juramento de fidelidad a la Bandera Bicolor. En junio también falleció el actor John Wayne, el sabio Julio C. Tello, el prócer Toribio Rodríguez de Mendoza. Oraciones para El Tata, Don Guillermo Palma Danglade y para Don Nikko, Don Nicolás León Cadenillas. De todos ellos seguimos aprendiendo sus ejemplos y lecciones. Abrazos y besos. Niky León.

@: Papá, Te olvidaste de mencionar a "Cannabis"... en este mes de junio se nos fue, mi lindo perrito. Alejandra León.
@: No me he olvidado, para él tengo unas líneas y recuerdos significativos. Nk.
@: Todavia tengo mi zapato roto, jejejeje. Recuerdo de Cannabis. Yuri León.
@: ¡Ese Cannabis era la muerte!!! Me acuerdo q keria pisar a Perlita jajaa.... como se extrañan a los perritos buu!! Gabriela De La Puente.
@: Cannabis perrrito conchasuma... fiel guardian de como joder la vida de los seres humanos. En donde estés Cannabis, Dios guarde tu alma. Xtonvh Chávez Pariona.
@: Sensible pesar de parte mía por Cannabis... un respetable Amén por el hermano perro. Wilder Orihuela.
@: Perrito lindo desde el día que te fuíste, en casa sólo hay silencios y soledad. Se siente tu ausencia. Alejandra León.
@: Nuestro querido Cannabis: "Paz a su Memoria". Niky León.

Parafraseando Lágrimas Negras: "Aunque tú me has dejado en el abandono. Aunque tú has muerto. En vez de maldecir al mal vecino en mis sueños te colmo de bendiciones. Sufro inmensa pena. Siento dolor profundo y lloro sin que sepas que el llanto mío tiene lágrimas negras como mi vida".

"Un perro es la única cosa en la tierra que te amará más de lo que tú te amas a ti mismo" Josh Billings.

Nicolás D. León Cadenillas.
D-Junio/2013.

Guardapiolas en Corpus Christi

Guardapiolas en Corpus Christi.
Dedicado a mi gran maestro en los tres palos, David Brandariz Santibáñez, Past Presidente de la muy respetable Asociación de Ex Alumnos Ugartinos de San Isidro.

La última vez que visité la majestuosa ciudad de Cusco por motivos profesionales, Sección Cobranza y Relaciones Públicas, fui invitado a un pueblito cercano -a 50 km de distancia- para colaborar con una Kermesse Pro-Fondos Talleres Manuales de Arte y Oficio de la Parroquia de Calca, una hora de viaje en auto. No me hice de rogar, acepté. En el camino me dijeron que había un Cuadrangular con dos equipos de la costa. Uno de Chincha-Ica y otro representativo de Lima. En el trayecto hablé de fútbol total, del juego bonito, de la función maestra del cerrojo, aportes del líbero y de otros deportes que practiqué en mi juventud.

El viajecito fue bonito, hubo un sol esplendoroso, era Junio, mes de fiestas nacionales. Batalla de Arica, Día de la Bandera; Festival de Machu Pitumarca, Festividad de San Juan Bautista, Del Señor de Qoyllur Rit’i, Del Corpus Christi en Cusco; Día del Padre; Día del Campesino, Fiesta del Inti Raymi; Día de San Pedro y San Pablo; y nacimiento del gran futbolista peruano, Don Pedro Pablo 'Perico' León García. Histórico delantero del Club Alianza Lima y de la Selección de Fútbol del Perú.

Yo completamente deportivo, vestido con buzo y camiseta granate de mi Asociación de Ex Alumnos Ugartinos, zapatillas y medias blancas marca Niky's, gorro dorado con letras granates en alto relieve; lucía impecable como para apadrinar el encuentro.

Cuando llegamos a la Kermesse nos dijeron que toda la gente estaba en la cancha de fútbol. Pues, faltaban algunos minutitos para que el réferi de inicio al encuentro definitorio del Cuadrangular Fútbol Máster. Los de casa, el Equipo de la Santa Parroquia contra la Escuadra de Lima Metropolitana. Apuramos el paso, llegamos a tiempo. Entrando al Estadio escuché una voz conocida, aguardentosa, que me llamaba por mi nombre, era mi chochera de mi barrunto Mister Miguelito, Oscar Miguel Ruiz Picasso alias "Chulapa". Ni me saludó. De frente me pidió un S.O.S.

- Compadre'tamos jodido, nos falta un jugador.
- ¡Y a mí qué chú! Jejejeje... ¿qué pasó?- pregunté cachosamente.
- ¡Soroche pé güevón! Ayer se la pegó y ahora está hasta las remacetas.
- Puta cuñao, acá corro y me muero en el acto. Tres mil metros sobre el nivel del mar es mucho para mí. ¿Por qué mejor no piden refuerzo a los chinchanos?
- Nos odian. Nosotros los hemos eliminado.
- Loquito, juega de arquero pé, nosotros te cubrimos, hacemos un muro, una barrera infranqueable-. Me dio su palabra el capitán De las Américas "el Chato Danne", Daniel Fernández D'Merrì.

Me pasaron los chimpunes con toperoles altos. Los guantes profesionales. Pregunté por el uniforme. No había. Tenía que jugar con la sagrada granate en el pecho.

Una de las principales figuras del fútbol moderno es el arquero, cancerbero, portero, golero. Ser arquero es una de las posiciones más difíciles de jugar, debido a su gran complejidad y responsabilidad. En mis pupilas tenía muy bien grabadas las grandes atajadas de grandes guardapiolas nacionales e internacionales. David Brandariz, "Palo’e buque", gran meta de mi Gran Unidad Escolar Alfonso Ugarte de San Isidro. Don Eduardo Noriega, guardavalla titular indiscutible del Club Deportivo Carlos Concha F.B.C del Callao. Rodolfo Bazán, "El Mago", eximio guardameta de mi querido Alianza Lima de La Victoria FC. Ladislao Mazurkiewicz, uruguayo, considerado el mejor arquero de América de todos los tiempos. Lev Yashin, sobresaliente portero internacional ruso conocido en el mundo futbolístico como "la Araña Negra".


Don Eduardo, destacado y ejemplar Guardavalla del Club Deportivo Carlos Concha F.B.C del Callao. 
Campeonato de Fútbol Primera División Profesional - Lima.
Foto: Álbum Fb "Homenaje a mi Señor Padre: Eduardo Noriega Benites" 
de Oscar Francisco Noriega García.

El equipo de la Parroquia estaba reforzado por -un cañonero de primera, por una muralla impasable y por una flecha en el campo- tres crack de la reserva del prestigioso Colegio Nacional de Ciencias y Artes, Alma Mater, dueña y propietaria del Club Deportivo Cienciano del Cusco. El Centro forward y goleador era el corajudo Cura Párroco, heredero de la antigua estirpe de los caballeros cruzados al servicio del reino, que con sus ochetitantos kilos y dos metros de talla se hacía respetar como los buenos. En solitario destacaba por su fuerte presión en el área contraria.

El emblemático crack Manuel Mejía "Domamsrl, el Espigón del Rímac", me brindó palabras de aliento y prometió cuidarme. Guillermo Saco y Horario De la Torre, "los Búfalos de la Rica Viky", formaban nuestra volante. Yo tenía fe y confianza en Horario "Manosanta" pero en Paco Saco no tanto. Emilio Valdivia "el Milonguero de Lince"; Jorge Vigo "el Cajacho de San Juan Arenal"; Luis Seminario "el Archivado de Surquillo"; Edilberto Flores "el Vampiro del Olivar"; exquisitos jugadores del Ugarte de San Isidro me miraron con desconfianza.

- ¿Quién es el moribundo?- pregunté.
- ¡Veachy Xtonvh Chávez!
- ¿Quién
- ¡El Chato Causín Chaveta Jeta! El correo Uchiza-Tocache.
- ¿Cómo? ¿No se había retirado de la güevadita?
- Ayer fue sólo puré. Puro aguardiente. Nada más. Nada de aditivos.

El equipo Imperial del saque dominó las acciones, nos arrinconaron, mi defensa batallaba sin cuartel. La situación era como para pedir rendición. Nosotros, defendíamos nuestro mazamorrero honor del Santísimo Señor de los Milagros Cristo de Pachacamilla; yo, inmolándome en el arco como el Coronel Alfonso Ugarte, arrojándome de palo a palo, aventándome de pechito, de espalda, saltando al vacio al mejor estilo escorpión como el excéntrico, polémico y espectacular René Higuita. En solo diez minutos de juego me encontraba cubierto de lágrimas, sudor y barro. Resistiendo la despiadada embestida de los hijos del Sol. Se estrellaron varios pelotazos en el travesaño; otros tiros rasparon los parantes. Mi defensa hacía agua. Yo los guapeaba. Los carajeaba, los granputeaba, pero los de casa eran más "juertes"; físico, mental, anímico, táctico, técnicamente mejores.

Al cura centro delantero le quité de la cabeza una bola cantada para gol. Inmediatamente de un patadón se la mandé a mi marcador Jorge Camión Albújar alias "Miónqui", en prima la cruzó a su compadrito del alma, Julio A. Polo, Apolinario en bolea sin contemplaciones de ninguna clase mete un zapatazo y rompió las redes del arco contrario. Gol a los quince minutos. Gran golazo del antiguo As de Los Diamantes Street, gol de "Polito, el Hermoso". A. Polo saludó a sus compañeros, se arregló el bisoñé y regresó a su puesto humildemente sin alharaca ni arrogancia.

Los Imperiales, heridos en su amor propio, reiniciaron la jugada temerariamente, apoyados de su público. Forzaron jugadas, la bola iba y venía en mi área, le pasaron un centro al cura, yo volé como murciélago y el curita me cargó a la mala, me mandó en picada a un aterrizaje en clavado. No solté la pelota. Los veintidos jugadores corrían en nuestra cancha. Ellos presionaban, nosotros defendiendo y reventando la de cuero a cualquier lugar, rechazando por los laterales, por aire, mar y tierra. Ya no jugábamos únicamente defendíamos nuestro golcito.

Al cura lo que menos le faltaba era fuerza y entusiasmo. En conjunto su grupo evangelizador tenía gran capacidad de ataque y agresividad mordiente. El cuadro de la Parroquia era demoledor, nos pasaban por encima; presionaban agresivamente con todos los jugadores; eran superiores pero no hacían el codiciado gol.

Segundo tiempo. Mis diez jugadores se la pasaron en mi área defendiendo cada taponazo de los del Tahuantinsuyo. El público nos decía de todo, nosotros concentradísimos como los trescientos soldados espartanos de las Termópilas. Haciendo una muralla, amurallados en nuestra área combatíamos contra los dirigidos por el cura inquisidor Párroco. Todas las artimañas, malas artes, juego brusco y antifútbol de los "pincharratas" Estudiantes de la Plata eran juegos de niños ante los ojos de los parroquianos cusqueños que festejaban la mala saña.

- Me gusta un portero que juega bien con los pies, que domina el espacio aéreo y que es un fenómeno entre los palos. -señaló el Director Técnico de los Apus andinos- ¿De dónde salió este cancerbero?- se repreguntó.

Cada vuelo era para mi un recontra encontronazo, peor que el anterior y mucho peor que los otros anteriores. Cada arrastrón era una faena de pan y circo en el Coliseo Romano; mismo Daniel en el foso de los leones. Por seguir una jugada de mi angelical verdugo diocesano, el alero metió un puntazo, la bola rebotó en el marcador, salió disparada como una flecha, con vista de lince y punche de halcón desvié con las uñas el disparo; terminando agónicamente crucificado en el santo madero, ahogando en la puerta del pórtico el grito de gol. 

Improvisé atajadas inimaginables imitando a los grandes; a Hugo Gatti, Sergio Goycochea, al extraordinario arquero paraguayo José Luis Chilavert.

Envueltos en música de bandas y comparsas que marchaban al compás de la Santa Procesión. Como penitente, creedor en el Credo, austero y fiel creyente del Corpus Christi, fiesta sacramental del cuerpo y la sangre de Cristo; siempre listo y en tensión, altamente preparado para la lucha y la acción, preparado para la vida, agonía, muerte y resurrección, a la vida eterna. Esperaba el trinar de las trompetas que marcarán el final del tiempo.


Campeonato Balcónico. Goleador a tiro de gol, el arquero Miklós Löwe ejecuta una arriesgada acción.
 El mundo se rinde ante los valientes guardianes de los pórticos. Foto: Canutto Menéstron.

Ultima arremetida de los cusqueños, mi última gran atajada, volé por los aires como un soberbio cóndor andino, atrapé en pleno vuelo la redonda, me sentí como un alado angelito. Por mandato divino me cortaron las alas. Caí como un pesado costalillo de arena gruesa. Me levanté, eso pensé, pero en realidad seguía tirado recibiendo asistencia; quise gritar, guapear, solo abrí la boca; intenté levantar el brazo amenazante, moví con las justas los dedos. El público en su desesperación me aclamaba con exagerada devoción sobrenatural:

- ¡Pónganle periódico pa'que no joda! ¡Está haciendo tiempo, mierda!

Después de varios minutos de estar sumergido en el valle del purgatorio fui reanimado por un improvisado asistente auxiliar de aprendíz de chamán. De pie, languideciendo entre los tres palos y más que perdido en mi área, el árbitro pitó el final del apoteósico encuentro. Ganamos el partido. Ganamos una Copita de plástico plateada. Bueno, el poder adquisitivo era lo de menos. Lo importante había sido la colaboración y solidaridad con la Parroquia y con el pueblito hermano.

En el camarín me despedí de los muchachos, de todos los jugadores en general que animaron el sacrosanto campeonato. Por mi participación me invitaron un cuy al horno, un cáliz de chicha de jora y una Cerveza Cusqueña Negra. Regresé a mi Hotel Tres Estrellas, super estrellado, hiper ampoyado, escaldado, tullido, maltratado, golpeado inmisericordiosamente. Al día siguiente bastante adolorido, con la frente en alto y firmes los nervios de acero, tomé una decisión, cancelé mi viaje en bus interprovincial, me embarqué en avión con destino a mi caótica y bella ciudad capital. Del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez hice escala en el Hospital Mixto y Policlínico de Lima conocido como Hospital Obrero. Los galenos inmediatamente me metieron a un exhaustivo chequeo médico.


"Menisco Operación. Adiós pichangas callejeras, adiós fulbito macho, adiós fútbol máster,
 adiós goles, ovaciones y alegrías. Me retiro a las graderías". Niky León 
"el Arcángel del Área".

Enfermo convaleciente recuperándome de a poquitos después de una semanita me dieron de alta, tenía que regresar a mis quehaceres, a mis labores cotidianos de cada mañana en el Taller de mis amores. -De ahora en adelante me dedicaré a ver fútbol por tevé para despejarme de este terrible estrés- me dije. Saliendo del Hospital hice la vé de la victoria con mis deditos entablillados, la faja corset me apretaba fuertemente las costillas, no me permitió sonreir; con el hombro medio dislocado y fuertes dolores en los meniscos; afirmé con mucho orgullo:

- ¡Siempre la A! ¡Siempre la U! ¡Nadie nos gana en el Perú!

Nicolás D. León Cadenillas.
GUE Alfonso Ugarte. San Isidro. 
AU-Promoción 1969.

D - Karlsruhe, 2012.