Hombre de provecho

Hombre de provecho

Querida esquina de La Oficina,
estoy con depre de depresión,
quiero salir de esta rutina,
y volver a mi rico callejón.

No quiero saber nada de premios,
ni de medallas, ni de euros, ni diplomas,
no quiero ser hombre de provecho,
quiere ser el mismo Don nadie,
mal hijo, mal amigo, mal padre,
ronero, hablador y chismoso.

Añoro las flores, las amapolas y los claveles,
las yuquitas fritas y las fuentes de seviches,
el juguito surtido y la riquisima raspadilla,
mi emoliente caliente y mi rica chelita helada.

Ser actor, poeta, loco, escribidor,
pintor, narrador, dramaturgo, dibujante,
decorador, chef de cocina, centroforward,
no significa nada, nada de nada.
Sólo quiero regresar a mi linda esquina.
A mi querida esquina de La Oficina.

Niky León - Alemania, Junio/2012.

No hay comentarios: