Crónica: Mi mamá no me va a comprar nada

Crónica de Navidad: Mi mamá no me va a comprar nada

Para mí este año era una blanca Navidad completamente rara; hacía frío pero no nevaba, nada de nieve en toda la ciudad de Karlsruhe; mi hijita Alejandra no escribía; Laura Lucia, la nietita de Dorothee no nos visitaba; desconcertado me entretenía leyendo, escribiendo, resolviendo crucigramas, y de muy de vez en cuando, calentaba el cuerpo con una copita de Pálinka, un suave aguardiente húngaro de frutas de 37,5 grados. La última noticia, correo electrónico, de mi hijita había sido en el mes morado de octubre, por su cumple, pidiendo como niña engreída su regalo.

- ¡Papáaaaaaa!
- ¡Alekala, hijita de mi corazón!
- ¡Papa! ¡No t olvides d mi regalito, ah! mándate un sencillo pa comprar un vino sikiera … con ese pensamiento t dejo pa q lo pienses, besotes, Ale
- ¡Ale!! ¡Feliz Cumple!!
- ¡Papáaaaaaaa, el regalo! ¡No tengo ni un sol!

Solucionado el impasse regalístico, todo volvió a su cauce normal, es decir, silencio total. Llegó el 1° de noviembre, Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos, en casa tuvimos una idea genial para compensar el desequilibrio económico. - ¡Los libros! - Como en casa teníamos más libros que euros. La idea fue entregar a cada uno de nuestros hijos nuestros libros para que ellos lo vendieran y el dinero obtenido por la venta sería la propina navideña. Alejandra María, mi hijita adorada, fue la primera en contestar a tan brillante idea.

- Leí tu mensaje.
- ¿El de los libros?
- Sipi ¿cómo es la cosa?
- Veinte libros a Diez Soles igual Doscientos Soles, para tí y bbs.
- Jajajajaja ¿y esa sería la propina d navidad??
- Sipi
- ¿Papá, pero, y si no se venden? O sea, así d rápido no van a salir y la plata x partes es difícil d guardar.
- Ofrece el Best Seller a precios populares: Diez Soles. Cómprate una alcancia, terminas de vender y rompes el chanchito!!! jejeje
- D veras t agradezco el gesto ... m parece muy bonito ... perooo ... falta poco para Navidad y ... ya pues … se conciente ... es un poco tranca.
- Empieza vendiendo a Mi gente querida del Parque Miguel Dasso. Puedes decir que son los últimos libritos y los estás rematando. Haz el intento y después hablamos.
- Voy a decir q tu kieres recuperar la inversion para pagarle al editor, no voy a decir q el dinero es pa mí, nica x siaca
- Suerte en la venta. En silencio te acompaño, con mi experiencia te ayudo.

Pasó una semana y mi hijita linda del Perú, muy preocupada mandó una noticia facebook con signos de admiraciones

- ¡¡Porsiaca, lo de los libros no avanza NADA de NADA ... buuuu ... ya pues compadeceteeee ... porfaaaaa x los niños!! … ¡¡besotes, te kiero mucho!!!

Sonreí, contesté alegremente, pero mi engreída replicó.

- ¡Estoy al tanto de tus correos electrónicos, tú no preocupar!
- Ojo que los niños ya están haciendo sus listas para Papanoel. Tú dijiste q pa Navidad mandarías 100 euros.
- ¿Yooo? ¿Dije eso? ¡No me creo capaz de haber dicho semejante barbaridad! jjijijiji

Las semanas pasaron, tuvimos una pausa, algo más de cuarenta días sin saber nada de nosotros, increible pero cierto, aunque usted no lo crea. Vivimos una Cuaresma en el desierto informático. El día 22 de diciembre, a las once de la mañana, prendí mi laptop, abrí facebook y encuentré una noticia, sin faltas de ortografía, de mi nieto Piero Ángelo:

- "abuelito niki ¿me mandas plata para mis regalos? porque mi mamá no me va a comprar nada!"

Pensé en mis libros, en mi nieto querido, en los buenos vecinos del Parque Dasso, en mi hijita, en mi nietita. Nuevamente pensé en mi Pierito y le respondí inmediatamente.

- Mañana mando platita para que te compren un regalito, y otro regalito para María José. Ahorita te mando muchos besotes, y más besitos para Majo, y para tu mamita linda, también más besitos. Yo llamo a tu mamá avisando. Besotes y Feliz Navidad.

Al día siguiente muy tempranito, hora Lima, llamé a mi Alejandrita para darle la noticia del envío propinístico.

- Alekala. Guten Morgen. Piero me escribió al facebook ... vengo de depositar ...
- ¡Papáaa! jajajaja ... a Piero le pregunté: - ¿Crees tú que te mereces un regalo? Miró el techo y no me contestó. Igualito a tí cuando te haces el tonto. Después me pidió permiso para entrar a facebook para enviarte saludos, jjajajaj, lindo mi hijito, buscó su salvación. ¡Gracias pá Nikilás!
- Jojojojojojoj ... ¡Cariños, Besos y Feliz Navidad para Todos!!!

1 comentario:

patty yañez dijo...

Hola

Soy administradora de un directorio, me encantaría contar con su sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web, a cambio de agregarte a mi directorio le pido que coloque un enlace hacia mi web de Diseño Web

Si estás de acuerdo. Házmelo saber, grupojeimage@gmail.com

Suerte con su site.
Dpto. Servicios SEO.