Crónica: Mi mamá no me va a comprar nada

Crónica de Navidad: Mi mamá no me va a comprar nada

Para mí este año era una blanca Navidad completamente rara; hacía frío pero no nevaba, nada de nieve en toda la ciudad de Karlsruhe; mi hijita Alejandra no escribía; Laura Lucia, la nietita de Dorothee no nos visitaba; desconcertado me entretenía leyendo, escribiendo, resolviendo crucigramas, y de muy de vez en cuando, calentaba el cuerpo con una copita de Pálinka, un suave aguardiente húngaro de frutas de 37,5 grados. La última noticia, correo electrónico, de mi hijita había sido en el mes morado de octubre, por su cumple, pidiendo como niña engreída su regalo.

- ¡Papáaaaaaa!
- ¡Alekala, hijita de mi corazón!
- ¡Papa! ¡No t olvides d mi regalito, ah! mándate un sencillo pa comprar un vino sikiera … con ese pensamiento t dejo pa q lo pienses, besotes, Ale
- ¡Ale!! ¡Feliz Cumple!!
- ¡Papáaaaaaaa, el regalo! ¡No tengo ni un sol!

Solucionado el impasse regalístico, todo volvió a su cauce normal, es decir, silencio total. Llegó el 1° de noviembre, Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos, en casa tuvimos una idea genial para compensar el desequilibrio económico. - ¡Los libros! - Como en casa teníamos más libros que euros. La idea fue entregar a cada uno de nuestros hijos nuestros libros para que ellos lo vendieran y el dinero obtenido por la venta sería la propina navideña. Alejandra María, mi hijita adorada, fue la primera en contestar a tan brillante idea.

- Leí tu mensaje.
- ¿El de los libros?
- Sipi ¿cómo es la cosa?
- Veinte libros a Diez Soles igual Doscientos Soles, para tí y bbs.
- Jajajajaja ¿y esa sería la propina d navidad??
- Sipi
- ¿Papá, pero, y si no se venden? O sea, así d rápido no van a salir y la plata x partes es difícil d guardar.
- Ofrece el Best Seller a precios populares: Diez Soles. Cómprate una alcancia, terminas de vender y rompes el chanchito!!! jejeje
- D veras t agradezco el gesto ... m parece muy bonito ... perooo ... falta poco para Navidad y ... ya pues … se conciente ... es un poco tranca.
- Empieza vendiendo a Mi gente querida del Parque Miguel Dasso. Puedes decir que son los últimos libritos y los estás rematando. Haz el intento y después hablamos.
- Voy a decir q tu kieres recuperar la inversion para pagarle al editor, no voy a decir q el dinero es pa mí, nica x siaca
- Suerte en la venta. En silencio te acompaño, con mi experiencia te ayudo.

Pasó una semana y mi hijita linda del Perú, muy preocupada mandó una noticia facebook con signos de admiraciones

- ¡¡Porsiaca, lo de los libros no avanza NADA de NADA ... buuuu ... ya pues compadeceteeee ... porfaaaaa x los niños!! … ¡¡besotes, te kiero mucho!!!

Sonreí, contesté alegremente, pero mi engreída replicó.

- ¡Estoy al tanto de tus correos electrónicos, tú no preocupar!
- Ojo que los niños ya están haciendo sus listas para Papanoel. Tú dijiste q pa Navidad mandarías 100 euros.
- ¿Yooo? ¿Dije eso? ¡No me creo capaz de haber dicho semejante barbaridad! jjijijiji

Las semanas pasaron, tuvimos una pausa, algo más de cuarenta días sin saber nada de nosotros, increible pero cierto, aunque usted no lo crea. Vivimos una Cuaresma en el desierto informático. El día 22 de diciembre, a las once de la mañana, prendí mi laptop, abrí facebook y encuentré una noticia, sin faltas de ortografía, de mi nieto Piero Ángelo:

- "abuelito niki ¿me mandas plata para mis regalos? porque mi mamá no me va a comprar nada!"

Pensé en mis libros, en mi nieto querido, en los buenos vecinos del Parque Dasso, en mi hijita, en mi nietita. Nuevamente pensé en mi Pierito y le respondí inmediatamente.

- Mañana mando platita para que te compren un regalito, y otro regalito para María José. Ahorita te mando muchos besotes, y más besitos para Majo, y para tu mamita linda, también más besitos. Yo llamo a tu mamá avisando. Besotes y Feliz Navidad.

Al día siguiente muy tempranito, hora Lima, llamé a mi Alejandrita para darle la noticia del envío propinístico.

- Alekala. Guten Morgen. Piero me escribió al facebook ... vengo de depositar ...
- ¡Papáaa! jajajaja ... a Piero le pregunté: - ¿Crees tú que te mereces un regalo? Miró el techo y no me contestó. Igualito a tí cuando te haces el tonto. Después me pidió permiso para entrar a facebook para enviarte saludos, jjajajaj, lindo mi hijito, buscó su salvación. ¡Gracias pá Nikilás!
- Jojojojojojoj ... ¡Cariños, Besos y Feliz Navidad para Todos!!!

Reflexiones desde la cuarta pared

Reflexiones desde la cuarta pared
De niño fui un asiduo concurrente teatral, gracias a mamita; de joven seguí con el interés teatrero; y como ciudadano con libreta electoral, insistí tercamente. En el transcurso del tiempo aprendí que en el teatro nunca se termina de aprender.
Y por aprender más, dando tumbos, llegué al Teatro de Arena de São Paulo, sabía que estaba cerrado por orden de la represiva dictadura militar, pero quería verlo, sentirlo, palparlo; al director lo habían etiquetado como activista cultural, lo habían tomado preso y desterrado. En la universidad nos contáctamos con ex-integrantes del grupo y nos explicaron salomonicamente los lineamientos del Teatro de Arena, el sistema Coringa y las bases del Teatro del Oprimido.
Nuevamente en casa, preparando una obra con la esperanza que todo lo aprendido funcione, sin querer queriendo mentalmente comencé a comparar los trabajos que hasta entonces había visto. Y traje a mi memoria las obras más significativas de la cartelera nacional:
La Celestina de Fernando de Rojas. La Celestina es el personaje pintoresco, vívido, hedonista, avara y vital; "mujer malvada y manipuladora", mejor dicho la alcahueta ejemplar. Fue interpretada por la primera dama de la escena nacional. Según los datos de camarín, el director quedó algo decepcionado porque la prima dona no alcanzó los requerimiento exigidos, pero después de todo el espectáculo tuvo bastante éxito. Me pregunté: ¿En que falló la actriz?; me respondí: No basta aprender letra y recitar de memoria toda la lección aprendida. El personaje tiene que tener vida propia.
Sentados en un rincón del Bar Palermo de la avenida La Colmena, leíamos los argumentos de las obras del comediógrafo griego Aristófanes, acompañados de música clásica del primer violín de la Sinfónica que al igual que nosotros saboreaba su pisco mezclado con gaseosa y limón. De rato en rato había un comentario sobre lo leído. Charlabamos también de anécdotas de camarín. Escuchamos una con mucha atención: Cuando estaban barajando los nombres de los actores para la obra La Ópera de dos por medio, de Bertolt Brecht, para escoger a la "Polly Peachum" de nada sirvió lo dramático, ni la calidad interpretativa de la actrices, sino dieron prioridad a la vara, al tarjetazo del papá que presidía la comisión del presupuesto en el Senado, representante de la estrella de cinco puntas e intereses económicos, para que hubiera plata para la puesta, dejando rezagado lo artístico; lamentablemente el que perdió fue el teatro. Tal acción me trajo a la memoria la premisa de Brecht: "Qué es mayor delito, ¿robar un banco o fundar un banco?."
Seguí con mis eternos estudios, actuaciones y giras; estudiando y aprendiendo. Mientras tanto en cartelera presentaban: Las Troyanas de Eurípides, con la gran actriz de carácter como protagonista. El mensaje de la obra es, una condena a la guerra en general y de las expediciones coloniales en particular. La gran actriz en el papel de Hécuba, la ex reina de Troya que a perdido todo. La prima dona demostró su profesionalismo, perfecta dicción, voz clara y limpia con tonos graves y agudos, engolada y exagerada por momentitos, pero su personaje no demostró su drama.
Con buenos almanaques en el mundo artístico, con lindas experiencias como actor y director, fui invitado a un estreno: La casa de Bernarda Alba, drama de Federico García Lorca. Esta demás decir que en la obra destacan rasgos de la 'España profunda' de principios del siglo XX que vivía en una sociedad tradicional muy violenta en el que el papel que la mujer jugaba es secundario, mezclado con un fanatismo religioso y el miedo a descubrir la intimidad. Bernarda es la tirana, la hipócrita, la déspota. Representa el orden español estricto y represivo. Gracias a Bernarda, Federico, nos dejó su opinión de lo que es el teatro:
"El teatro es la poesía que se levanta del libro y se hace humana. Y al hacerse, habla y grita, llora y se desespera. El teatro necesita que los personajes que aparezcan en escena lleven un traje de poesía y al mismo tiempo que se les vean los huesos, la sangre".
Viendo la función, nos fuímos contra una pared; la actriz protagonista reinventa un personaje ajeno a lo que propone García Lorca; por momentos es graciosa, simpática y pintoresca. El cuchicheo se filtró del pasillo de los camarines. “Quiero que todo sea natural, dramático, pero natural, sin gritos”, se escuchó el consejo del director. Y el colmo de los colmos, las buenas y favorables críticas salían publicadas en el diario conocido como el "Decano de América". Periódico de marcada ideología política de derecha. Y lo que publicaba el Decano, los mortales lo aceptaban como verdadero.
Otro si, cuando los articulistas definen a una actriz como : "la gran actriz de carácter", "primerísima actriz de carácter": ¿Qué quieren decir? Existe un concepto y creo que es diferente a lo que quieren decir los "comentaristas" y "críticos de arte".
Cuando lejos me encontraba de casita, en Berlín Este, me enteré por los medios que habían estrenado "Madre Coraje y sus hijos" de Bertolt Brecht. El argumento: Madre Coraje es una astuta vendedora ambulante que saca provecho de la guerra y del dolor humano. Es la obra fundamental del teatro épico de Bertolt Brecht, donde utiliza el efecto de distanciamiento, para evitar la catarsis y permitir al público el entendimiento del proceder del personaje y las consecuencias de la guerra. El tema es un profundo alegato antibélico. La audiencia debe reaccionar indignada ante la inutilidad de la guerra y no compadecerse emocionalmente de Madre Coraje.
Por los mismos medios, prensa escrita, leí una entrevista a la protagonista en la que manifestaba, que se había preparado suficientemente bien para meterse en el personaje y sufrir y plasmar los avatares de la Madre Coraje; para mi concepto, fue una magistral errónea preparación, muy lejos de los preceptos del Breviario de Bertolt Brecht.
Para terminar:
"La función social del teatro no es la de mostrar como son las cosas verdaderas, sino la de revelar como son verdaderamente las cosas". Bertolt Brecht

Composición tipo escolar. Tema: Reencuentro Ex-Alumnos Ug@rtinos

Composición corregida y achicada para el día 27 de Noviembre 2011. Día del Ex-Alumno Ug@rtino.

La Victoria, 02/Enero/2009. COMPOSICIÓN:
“Jorge Luis Vigo Seminario - Promoción 1967 de la GUE “Alfonso Ugarte” de San Isidro. Lima, 27. Perú - en la Fiestas Navideñas de los Ex-Alumnos Ug@rtinos”.

En la última reunión del año pasado de los ex-alumnos Ugartinos que se realizó el último Miércoles de Diciembre (antes eran los jueves) a las 7:30 pm, para disfrutar del delicioso buffet en el Chifa "Noh Pelil Fillao Pol Fabol", sito en Jr. González Prada en Surquillo, altura Cdra 52 Av. Paseo de la República (a media cuadra del Zanjón, frente al grifo del Teatro Marzano) para celebrar las Fiestas Navideñas, despedir el Año Viejo a lo grande y agasajar el “diablo” de los Ugartinos que cumplían años ese mes. La Comisión envío una carta electrónica a todos los Ugartinos, si la memoria no me falla, rezaba así:

“Con tu presencia realzaremos la noche e iniciaremos de una vez por todas, nuestra fraternidad y unidad de nuestra Familia Ugartina y así apoyar a nuestro “cole” y colocarnos en el sitial que se merece y que todo el “mundo” se entere que los Ugartinos Valientes, somos capaces de muchas cosas porque tenemos “Sangre Granate” “Pasemos la voz porque todos estamos invitados” “ADELANTE UGARTINO VALIENTE” “VOLUNTAD DISCIPLINA Y ACCION” “Un abrazo Ugartino” “LA COMISION”

Para no saltearme en la narración tengo que agregar que en este actual mundo globalizado las promociones estan interconectados en la red del MSN gracias al trabajo de hormiga del encargado de las Relaciones Públicas del Circulo Ugartino, el ex-alumno D’Alfredo Angeles Córdova, a la vez que todos están inscritos en los planillones de la Asociación muy especialmente los sesentónes y setentónes de las promociones de los años 60 al 70 que participan los sábados en las tardes cheleras deportivas en el colegio.

Los asistentes desde temprano llegaban uno por uno o en pequeños grupos. Jorge Luis Vigo Seminario llegó con sus hermanos; con sus hijos; con dos bravos de las cucharas sus engreídos sobrinos; con sus queridos cuñados; con tres compadres de su antiguo barrio de Santa Cruz y con su señor padre Don Tercero, viejo roble oriundo de la sierra norte descendiente directo de la estirpe del Majestuoso Apu Inca Atahualpa.

El Excmo. David Edward Brandariz, Marqués de Sant Borgia, el honorable gran hermano Ugartino, preparó el cronograma de la actividad y toditita la coordinación de la magna reunion, todo estuvo bajo su atenta inspección, con sus doscientos centímetros y algo más de altura supervisaba como un disciplinado centinela en su atalaya todos los rincones del sagrado recinto.

En el centro del salón esperaba el buffet acordado de S/. 11.99, se podía comer cualquier plato, las cantidades y cantidad de veces que uno deseeaba, esto era solo hasta las 11:00 pm (desde las 8:00 pm). Los guachimanes prohibían la entrada a los que portaban loncheras o tappers, el precio no incluía los líquidos, gaseosas o licores.
BUFFET:
- Una copa de Vino "Los Gorreones" de San Isidro.
- Agua Mineral "Ke Shu".
ENTRADA:
- Cocktail de Camarones de San Juan.
- Choros de Chicago Chico.
- Conchas de su Mare a la Surquillana.
- Ceviche de Borracho a la Chorrillana.
SEGUNDOS:
- Huachalomo Fino Saltado con Aló.
- Tallarin Asaltado en La Victoria.
- Arroz Chaufa de Despedida.

La reunión estaba amenizada con un potente equipo y varios parlantes super chillones que cumplían su función de alegrar a los antiguos jovenes con música del recuerdo y los Hits de la Nueva Ola. Algunos de los presentes llegaron con una ropero al estilo de Pablo Luna, Jimmy Santi, Elmo Rivero, Tele Santiago Cassina, pero la mayoria fueron con prendas de vestir deportivas que es la ropa que mejor se acomodaba para la ocasión.

Hablando de ropa, sorpresivamente hizo su aparición el Mariachi Doctor con su voz de Charro Cantor, ex-alumno Vitorino Híjar González, a pedido del Pass Presidente y de sus fans cantó la misma canción que siempre canta por Navidad, psiquiátricamente brindó “Allá en el Rancho Grande”, para despedirse y hacer su cola para su buffet, cantó “Las Mañanitas”, por la gran ovación de sus seguidores volvió al estrado con “El Jinete”, grandes aplausos y después nadie lo movió de su asiento. Murmuraron por ahí:

- Ahora esperar otro año más para volverlo a escuchar ¡Siempre lo mismo, miércales!

El flaco Emiliano Valdivia tomó la posta y con un pulmón prestado se mandó el tango “Tomo y Obligo”, continuó con “Cambalache” y finalizó con “Adios Muchachos”, tenía que regresar temprano a su casa para atender a sus suegritos que habían llegado de sorpresa a comerse su rancho.

Yuri Gatopardo Dasso tomó la rienda y al son de “Caballo Viejo” deleitó a los cochitos de la promo 56, con Nemecio Chupaca Chang a la cabeza; los antiguos compañeros del “Japonés Rata de la Yuca” se estaban trompeando a mordiscones con el “fino huachalomo”; Yuri Gatopardo dedicó una bella canción a todos los presentes y a su doña de la hermosa tierra de Cúcuta “Amor Eterno”.

Eduardo Backus Rocca siguio haciendo música con las botellas, con los platos, las cucharas, mismo baterista de banda folklórica del Callejón de Huaylas, Caraz, ofreció el tema “Llegó Borracho el Borracho”, por su larga experiencia y con sus dotes histrionicos no defraudó, el tema le salió de maravillas. Recibiendo media caja de cervezas como premio consuelo.

Un tarado tarareó La Tarara, lo callaron rapidamente pasándole la jarra de ron para que se meta un viaje seco y volteáo. Julius Infantes tarareó “Tu nombre me sabe a yerba” en el inconfundible estilo de Archi’s, Matute y Cía.

Pietro Albertico Averno desde su banca y con los cubiertos en las manos entonó el “Rock de la Cárcel” al estilo chichero de Chacalón y la Nueva Crema.

“El Rey” fué interpretado por Pablo Jaime Vizcardo y Velarde, integrante de la banda salsera “Los Papeleros”.

El Maestro de Ceremonias, Ricardo Rinesa De Surquío, pidió silencio y con unos golpecitos tintineando insistentemente las botellas vacías se dió la espectacular largada, los presentes se acomodaron en sus puestos, asientos e improvisaron bancas con las cajas de cervezas y gaseosas, garraspearon y se inició la programación.

Primero se cantó el Himno del Colegio muy desafinado sin compás pero con muchas ganas de secar las gargantas, luego vinieron las palabras de los Ayayeros principales que utilizaron el micrófono más de la cuenta como si en su casa no tuvieran permiso para hablar; siguió el Tesorero insinuando que las arcas están vacías y se necesita la colaboración desinteresada de los miembros activos (solo se escuchó el zumbido de una mosca), y haciendo el uso de la misma el Presidente del Circulo Ugartino, Oscar Lo Pino De la Guardia, en posición de atención brindó con todos los asistentes deseándoles un Mejor Año, con las copas en alto la audiencia pensó que no había esperanzas para el proximo año, era utópico pensar de un Próspero y Buen Año con el Gobierno de Caballo Loco.

Nuevamente el Maestro de Ceremonias pidió silencio, aclarando que pedía un minuto de silencio por los que se han ido al Cielo, al Infierno o al Purgatorio. Silencio total, silencio que se escuchó muy grave y profundo.

Unos de los mayores de edad, Daniel Bejar Ingenieros, comentó que no tiene problemas con su esposa, que se entienden perfectamente pero que su hogar es un infierno porque hasta el momento conviven con sus suegros y cuñados.

- ¡Bótalos, pues, viejo huevón!; le aconsejaron.
- ¡No puedo, la casa es de ellos!; contestó.

En plena comelona y con la ayuda de los vinos y rones comenzó poco a poco la lora, empezaron hablando de la política nefasta del gobierno, luego de la economía nacional e internacional, de las noticias locales, que se ha separado de la esposa, que ya le salió el divorcio, que la secretaria está esperando un bebe y que la esposa ni se entera , que se va a vivir a Europa; después siguió el tema de la economía doméstica, de los nietos que hay que criar para que los chicos estudien y salgan adelante; del fútbol peruano que cada día que pasa no hay nuevos valores y somos los últimos de América y para terminar comenzaron hablar de los achaques, de los males crónicos, de las enfermedades, del colesterol, de la diabetes, del chequeo mensual a la próstata, de las dentaduras postisas que han subido de precio y el Seguro no reconoce el gasto ni ayuda en nada.

Jorge Judas Iscariote Barrionuevo, en un rincon apiñado en una mesita junto a su secta de fariseos de la comunidad Fraude Electoral Electrónico, confesó que su dentadura estaba igual que su carcocha, pero que gracias al tratamiento de paradontosis hoy tenía nuevo juego de cubiertos, un reluciente cassette, obsequio de sus hijos que trabajan en un Banco del Parque Central de Nueva York vendiendo periódicos y postales a los turistas.

Hilberto Alexis Vam Pírou contó que a él le había salido muy baratito a precio de ganga, de remate, de oferta, sus dentaduras postizas, pues, buscando, buscando, encontró a su medida y super barato en la cachina de la Av. 28 de Julio con Aviación, casi nuevas y de yapa le dieron un diente de plata del Llanero Solitario.

Por ahí alguien dijo que a Luis Jorge Seminario Vigo (a) “El Archivado”, lo iban a operar de las hemorroides, del juanete derecho y del uñero goleador. Que Nicola Dell'Bar K'dnías estaba con un tratamiento intensivo por una cirrosis crónica de su parrandero hígado. Que Justino Peralta a la vejez se había hecho la vasectomía porque su joven esposa había tenido un hermoso bebito rubio de ojos verdes y ya no quiere tener más hijos. Que Kaká Zaffrá se había hecho el punto de oro en los bolsillos y ya tenía monedas para gastar y poner unas chelitas, y taparles las bocas a los de su promoción y a los de su mancha que siempre le paran diciendo que deje de chancaquear.

Vigo Seminario, Jorge Luis como se había embalado con los tragos comenzó a explicar a los de su promoción; a Manolito Tello, Eladio Reyes, Tomy La Momia, La China Gómez, Manuel Lench, Malqui Alí Babá, Magu Bonifaz, Alfredo Benavides, Marito Díaz de Ur; y a otros patas, jurando por diosito y por su cholita linda del Perú, decir la verdad y nada más que la purita verdad; con la mano izquierda apoyada en la cajetilla de cigarros y la mano derecha en alto sujetando la jarra de ron con pepas de limón, juró con lágrimas en los ojos que tenía dolores en la columna que puede ser una luxación al coxis por dormir en el sillón de su sala todos los sábados en la noche, que en el fulbito le habían jodido los meniscos, que recién había dejado su mal habito de fumar dos cajetillas diarias de cigarrillos rubios que solamente estaba fumando cajetilla y media para no tener problemas con su tos de fumador, ni con su garganta, ni con los pulmones; que en una ocasión se había tomado agua estancada de una residencia donde trabajó y que por poco se muere y ahora el estomago le ha quedado resentido por buen tiempo; que en la reparación de un techo de la tienda Pharmax de la Av. Salaverry en Magdalena del Mar, trabajando de amanecida porque la tienda no puede cerrar ni parar la atención al público porque atienden las 24 horas, se golpeó el hombro cargando una pesada viga de varillas de 1" cuando estaba en la cima de un raquítico y enclenque andamio prestado de los hermanos Cadenillas Cadenillas y antes de venir a la reunión le metió un cabezazo a un faltoso de su barrio del Arenal por orinar las llantas de su reluciente camioneta delante de su familia y se siente con malestar, jaquecas y algo de mareos.

Don Tercero, su señor padre, había estado atento a todo el soliloquio de su primogénito y engreído, y como filósofo artesanal pidio la palabra diciendo:

!Lo que tienes es VEJEZ! ¡Y no jodas! Mejor ¡Cierra el pico! ¡Carajo! ¡Viejo y huevón! ¡No has aprendido nada de lo que te he enseñado!

Acto seguido Don Tercero se tomó su segundo trago de pisco sin respirar.

Inmediatamente los longevos parlanchiles sexagenarios y septuagenarios cambiaron de tema y cantaron a voz en cuello la Marcha Deportiva de nuestra querida Gran Unidad Escolar.

Pasada la media noche con el clásico:

“Yo te quiero hermanito” “Hermano de mi corazón” “Cuándo nos vemos” “Compadre, yo te quiero, compadre” “Yo siempre voy los sábados al colegio, búscame” “Cuñao, prestame pa’ mi taxi después te lo devuelvo” “Mi mujer no me va a creer que he estado con ustedes” “Feliz Año” “Feliz Año, Ugartinos Valientes, pecho al frente resuelto a luchar” “Adelante Ugartino Valiente contigo volveremos como antaño fortaleciendo la unidad y buscando la Gloria Ugartina”.

Y la fiesta se acabó poco a poco, algunos grupitos la siguieron en otros bares de Surquillo o en Balconcillo. Amén osea Fin.

Los puentes de BalconCity

Los puentes de BalconCity
Dedicado a mi hermanito Pablo Jaime, mecánico de profesión.

Reseña comentario: Chismoseando de esta joya del chisme de barrio popular, para mi gusto, el mejor chisme de una larga lista de cuchicheos del escribidor. Los puentes de BalconCity es una historia irresistible de inicio a fin. Es difícil expresar en pocas líneas lo que se siente en la primera leída. Nunca había leído una sacada de vuelta tan pendeja y desvergonzada, tan baja y retorcida, que sin embargo y gracias a Niky León, funciona a la perfección. Porque no hay nada más triste que un amor pendejerete. Adalbertho y la Juana, dos jugadorazos con ases bajo las mangas, dos facinerosos farsantes mentirosos con pecadillos, dos hipócritas que juegan a los inocentillos; arriesgan cruzando los puentes incómodos de la vida, y muchas veces la felicidad es evasiva en la otra orilla. "Caballo viejo tiene el tiempo contao y no puede perder la flor que le dan porque después de esta vida no hay otra oportunidad". Caballo Loco (a) AGP.

Necesitaba un socio técnico mecánico automotriz para recuperar unas carrandangas que estaban hasta la última lona, me dieron el dato que el mago de los fierros, el que yo necesitaba, se encontraba en la esquina de Moyobamba y Tarapoto. Caminé cruzando las callecitas peligrosas de mi barrunto, cortando camino llegué al huarique y con voz vocinglera llamé a Don Adalbertho. Después de unos minutitos de espera el dueño del nombre desde una recondita esquina del galpón contestó amigablemente.

- ¡Hey, calla la bulla!

Y de la oscuridad emergió el hombre que compartiría su sabiduría con este inocente servidor. Conforme se acercaba yo lo retrataba; rostro aguileño, cabello castaño, ojos alegres y nariz corva; bigotes finitos y delineados; parecía arequipeño porque no era ni grande, ni pequeño; tez morena; ancho de espaldas, y suelto de lengua.

- Hola compadre, me pasaron el vivo y he venido a ofrecerte un negocito.
- Mira, si es legal atraco, si no pierdes tu tiempo ya estoy viejo para vacacionar en Cánada.
- Tengo unos rocas para recuperar, de dos o de tres podemos sacar uno, lo vendemos y ganancias de pescadores.
- Necesito un ayudante.
- Yo mismo soy. Tenemos un mes de plazo, estamos contra el reloj.
- Atraco. ¡Adalbertho Doménico Chihuán para servirte!
- Encantado, no te vas arrepentir, socio.

Así fue como entró a nuestro barrunto este amigo íntimo de nuestra andanzas de mercachifle, cuyo recuerdo perdura aún en nuestra esquina como un ángel de los cuatro ases. Al día siguiente a las siete de la mañana como lo acordado los dos nos encontramos en la puerta del taller, abrí el portón, al fondo se veía una flota de VolksWagen escarabajos-taxis, en total veintisiete autos chancados, maltratados, jironeados. De baja por una orden municipal, prohibidos de cachuelear. Como experimentado viejo zorro revisó algunos, chequeó varios motores y dio su visto bueno.

- A medio día vengo con mis herramientas y empezamos. A estos dos ponlos acá para desarmarlos al toque y ese de atrás de emergencia.
- Okey, socio, vamos a tomar un desayuno mientras hablamos.

Nos fuímos a la carretilla del frente de la cholita más buenamoza del callejón, la Juana Sacsay Huaman. Pedímos nuestros cafés y panes con camote. Yo me la pasé hablando solo porque mi socio Adalbertho se había prendado de la belleza de nuestra anfitriona. Estaba sordo e idiotizado. Terminamos el desayuno, nos levantamos y con apretón de manos nos despedimos.

- Una pregunta, ¿La Juanita, tiene marido?
- Compadre, mejor no te metas socio. Donde uno come no ensucia. Debe de tener marido. Un chisme para tu libro. Como toda chica del barrio tiene sus fallas pero eso es normal; también tiene su gracia, es bien chambeadora ... además es jugadora, interesada, aprovechadora, trafera. Tiene un hijito, un gringuito, el blanquiñoso que tenía la abandonó y aunque digan que no es buena tiene corazón.
- Voy y vengo al toque. Te prometo que en tres días está funcionando el primero, necesitamos movilidad.
Dicho y hecho, el primer auto salió funcionando al tercer día como resucitado.
- Mientras tú pones los avisos para venderlo yo los voy probando.

Con auto el señor mecánico comenzó a merodear a la dama joven del corral ajeno; él como gallo viejo tenía experiencia y paciencia; ella joven e impulsiva lo mandaba mudar. Hasta que en una oportunidad a las seis de la mañana los vi llegar muy contentos del Mercado Mayorista, La Parada, San Pablo; con el carro repleto de papas, ajíes, yuquitas, fideos y gallinas peladitas. Habían confraternizado e iniciado una secreta sociedad de venta de caldo de gallina para los mediodías como menú almuerzo.

Llegó el primer mes, arreglamos cuentas, quedaban quince autos para descuartizarlos y resucitarlos. Nos pusímos de acuerdo y seguimos trabajando full time. A la semana me trajo una sorpresiva noticia.

- ¡Compadre te invito a mi pedida de mano!
- ¿Y cuando es el matrimonio?
- ¡Todo a su tiempo! No hay que apresurarse.
- Ahí estaré.
- Llevaté una botella de pisco.

Después de la pedida de mano, la parejita no perdieron tiempo y se fueron de luna de miel un fin de semana. El lunes llegaron al callejón los pedidos para armar el nidito de amor. Refrigeradora, cocina, lavadora, horno y microonda. Adalbertho de un cocacho se convirtió en mi vecino. Era un ejemplo de señor hogareño y reposado; no tomaba, no fumaba, únicamente practicaba luna de miel y buenas lecturas para rehabilitarse. Su vida era de rutina; seis de la mañana llegaba de La Parada, de ocho a seis en el taller después clavado en su casita, y así sucesivamente todos los días de las semanas.

Dos días antes que se acabe el mes, a mediodía me entregó las llaves del auto que había usado, me dio un apretón de manos, se sonrió, me abrazó y repentinamente se despidió.

- Me voy compadre. Hasta acá llegó nuestra sociedad. Me voy. Desaparezco. Regreso a la casa de mis hijos, ellos me necesitan, mis nietos me extrañan.
- No entiendo.
- Cuando tengas mi edad, entenderás. Voy a salir como quien compra repuestos.
- Déjame tu dirección por si acaso.
- No tengo dirección, ni casa, ni paradero. No existo. Soy nada. No me has visto nunca pero te estoy muy agradecido, mi querido socio. Si preguntan por mí no me has visto.
- Chao, Adalbertho, suerte.
- Un consejo compadre: 'Dedicate a otra cosa como mecánico te vas a morir de hambre'.
- Jajajajajaj sin un socio como tú tengo que cambiar de giro y de profesión.

Sonrió, silbó la melodía de "Caballo viejo" de Simón Díaz y atravesó el umbral del portón, y como por arte de magia desapareció.

Pasó una semana, las tiendas recuperaron sus artefactos electrodomésticos por falta de pago. Todo volvió a la normalidad y los artesanos y técnicos del barrio seguimos tomando café y caldito de gallina en la carretilla de la Juana.

La cadena de Cadenillas

La cadena de Cadenillas
Dedicado a mi primita Malena Cadenillas Torres.

Lejos del bullicio terrenal, lejos de mi casita, lejos de mi seviche de carretilla y de mi linda gente; soleándome en el paradisíaco desierto sureño, rodeado de cientos gráficos ambulantes que cachueleaban al paso y a la rápida; chambeábamos, con mi carnal 'Bimbo' Huaman, a forro en la Ciudad de Dios, trabajábamos interrumpidamente sin pausas las ocho horas laborales, sudando hasta la última gotita de sudor para ganar el pan nuestro de cada día, y cada día era la misma jarana. No descansábamos ni los domingos, los hijos de Dios parecían hormigas marabuntas, y nosotros dale que te dale vendiendo los papeles, cartones e insumos para los imprenteros, papeleros y comerciantes de la zona. Cuando el sol se ocultaba lentamente en el cielo celestial marcaba la hora de cerrar el boliche. En una tarde con mínimos reflejos de luz solar me encontraba trompeándome con diversos atados seleccionados; cuando terminé de empaquetar las doce resmas de papel bond A4, y el doble de resmas de papel periódico de color, mitad verde, mitad rosado. Me dirigí a mi interlocutor.
- ¿Qué más? Pregunté fastidiado a mi asiduo cliente 'Gringo pobre'.
- Factura por favor. Me respondió con el mismo tono seco, cortante e incómodo.
Le alcancé la factura y simultáneamente mientras me pagaba con billetes chicos y sencillo, el Gringo pobre iba leyendo el membrete del documento mercantil; me preguntó:
- ¿Usted es Cadenillas?
- Sí, soy Cadenillas.
- ¿Cadenillas de cadena?
- Si, Cadenillas de cadena, de cadenitas, de cadenotas ... Cadenillas.
Retrocedí unos pasos, abrí el cajón del escritorio y saqué mi llavero de gala, una cadena de plata, lomo de corvina, de unos treinta centímetros de largo, tenía en un extremo un ojal camuflado por un perfíl de un halcón para pasar la correa y en el otro un gancho donde iban las llaves.
- Esto es una cadena, y una cadenilla es una cadena finísimamente fina, delgaditita. Mi apellido Cadenillas viene de Castilla, Canarias, España. Cajamarca, Celendín, Chota. Ancash, Lima, Rímac ...
- Lo sé, yo soy shilico ...
Nos reímos e instantaneamente comenzamos a hablar como paisanos, y en pleno palabreo de nuestros árboles genealógicos se cuadró delante de la tienda una camioneta, el chofer saludó a gritos desde la caseta, y nos malogró la conversación.
- Vengo de parte de tu hermano, ya hablé con él, solo es un trueque, te estoy trayendo papel couché para cambiar por papel bond de ochenta gramos.
- Te dejo paisano después seguimos, vengo la próxima semana trayendo un quesito de nuestra tierra.
- Acá te espero, no me falles.
El recién llegado era un íntimo del gerente ejecutivo de la empresa, mejor dicho amigo de mi hermano menor. Sin la menor desconfianza solamente por la duda llamé a mi broder. Me autorizó que realice el trueque. Dejé mi llavero de lomo de corvina sobre el escritorio junto al teléfono. La cargadera del lleva y trae del intercambio nos demoró más de una hora. Agotados y sudosos nos despedimos.
- Un favorcito préstame tu baño, quiero meterme un lavado de cara y manos.
- Pasa, apura que estamos contra el tiempo.
El truequero salió más rápido de lo pensado y desapareció en la oscuridad de las calles. Me dirigí al teléfono para llamar a mi mamita, y me percaté que no estaba mi cadena, abrí y cerré el cajón, hice memoria y me acordé claramente que dejé sobre el escritorio el llavero junto al teléfono. Tragé saliva, cerré la tienda, me despedí de mi adjunto Bimbo. Tomé mi movilidad y me quedé mudo. Pensando en el pro y contra de una posible conversación.
- ¿Disculpa, por casualidad tu has agarrado mi llavero?
- ¡No!
- Estaba junto al teléfono en el escritorio.
- ¡No, yo entré al baño y no vi nada!
- ¡El único que entró a la tienda fuiste tú!
- ¡Estas equivocado, yo no he agarrado ninguna cadena lomo de corvina!
- ¿Y cómo sabes que era lomo de corvina? Bien, tómalo prestado y cuando ya no lo necesites me lo devuelves. *"Somos pasajeros en transito de este mundo simpático, nada de esto es de nadie // Todo es alquilado // Nada es tuyo, ni mio, todo esto es prestado". Espero que algún día devuelvas la cadena de los Cadenillas y te sientas agradecido de haber portado un símbolo familiar, y que te haya servido como gracia y perdón de todos sus pecados.
Llegué a casita y nunca dije nada hasta ahorita, ya han pasado veinte años y no sé nada de la cadenita.
*Pasajeros en tránsito de Roque Valero.

Remembranzas Ugartinas de Nicolás León. Bodas de Plata. 1969 - 1994.

REMEMBRANZAS UGARTINAS
De Nicolás Daniel León Cadenillas. 
Bodas de Plata. 1969 - 1994.



HIMNO UGARTINO. CORO: "Gloria, gloria al heroico soldado / que su vida a la Patria ofrendó, / y que alzando el pendón bien amado / desde el morro hacia el mar se lanzó. ESTROFAS: Fue su vida ejemplar de civismo, / de trabajo, de esfuerzo y lección, / alta escuela de leal patriotismo, / y de intensa peruana emoción. // Y por eso su nombre llevamos / con orgullo y viril decisión: / por Ugarte y la Patria que amamos, / Voluntad, Disciplina y Acción".
LETRA: Dr. Alberto Rivera y De Pierola. // MÚSICA: Prof. Carlos E. Congrains Gamboa.
Cuando terminé Tercero de Primaria en mi Escuelita en el distrito de Lince, mi señor padre pensaba matricularme en cualquier colegio nacional cerca de la casa pero mamita tenía resuelto el problema. En marzo de 1962 me llevó a la Escuela Pre Vocacional N° 396 de Primaria de la Gran Unidad Escolar “ALFONSO UGARTE” ubicado en el exclusivo distrito de San Isidro, centro educativo donde estudiaron sus hermanos, sus primos y sobrinos. Tenía bajo la manga un tarjetazo y la dirección de mi tío Julio Francisco "Pancho" Cadenillas Uribe quien residía en San Isidro. La recomendación se la había dado el profesor Castro Loayza, después me enseñó en Quinto de Primaria. En plena matrícula y por el solo hecho de no saber pararme militarmente (venía de la Escuelita Particular Mixta “El Rosal”) el Dr. Hermógenes Vega Bernal, Director de Primaria, conocido respetuosamente como 'El Loco Vega' me reprendió. Me habló de disciplina, de los deberes de los alumnos, de los padres, de la obligación de sus profesores para guiándonos por la senda de bien.
Primaria era la cantera de los futuros ugartinos. Era una primaria con corazón, devoción y ejercicio de leal competencia: como la de los días lunes cuando los profes nos revisaban de pies a cabeza: manos, orejas, pelos, zapatos, pañuelo, uniforme completo. Más bravos aún eran los miércoles: por sorteo salían tres alumnos de cada salón hacia la Dirección para la revisión de los pies, medias, uñas. Los del jurado, estudiantes que pertenecían a otros años, metían las narices respirando profundamente con la finalidad de restarnos puntos y favorecer a sus salones.
Cuarto de Primaria, Sección “C”, fue mi primer salón, quedaba en los altos de la peluquería; hoy sede de la Asociación de Ex-Alumnos Ugartinos. Mi profesor, el señor Don Felipe Calderón Hurtado, gran profesor. Ahí estudié con Lanao, Alcalde, Ballón, Leu. Recuerdo al profesor de Cuarto “B”, El bajito Alexander Alcántara, buen pelotero; al profe Alfaro de carpintería; al profe Malca de Quinto “C”.

Quinto de Primaria. Sección "B", con el profesor Castro Loayza reforzamos los valores éticos y morales, civismo, el Decálogo Ugartino. Varios de los compañeros repitieron el año. 
Cuando pasamos a Media, fue - para mí - un caos, era como decir sálvense quien pueda porque habiendo tenido una disciplina rigurosa y una atención directa de los profes, en Media se tenían otros cánones. Ya no estaba con nosotros el Regente, el señor Don Elías Bregante, conocido cariñosamente como 'Mahua', el hombre que detenía el viento, a su paso todo era tranquilidad y silencio. Me acuerdo haber recibido un saludo gracioso de su parte en el cachete izquierdo, me latió una semana.
En Primero "B", mi compañero de carpeta fue el zurdo Pinto. Con el primer alumno que me trompeé en secundaria fue con mi amigo Pinto. Pensó ganar fácil pero no contaba con que yo ya tenía cancha. Los dos años en primaria me habían avivado. Me tanteó como tres cuadras, yo retrocedía sin darle chance para que diera su golpe. Al final por cansancio él quiso meter un puñete, falló, yo le di un derechazo en la nariz y acabó el pleito, nunca más.
Por cosas del destino y porque los profesores no me entendían: Me jalaron. Repetí Primero. Prometí a mis padres ser buen alumno y a vivir el Ugartinismo hasta Quinto de Secundaria.
Mi colegio fue mi segunda casa, prefería mil veces estar en el cole que en casa.
Nuestros profesores a los que recuerdo con cariño: Juan de Dios Lora; Bendezú; Ortiz; El viejito Orrego; 'Fito' J.J. Delgado; Humberto Galindo; Blanco; Bouroncle; Pratolongo; 'Cholo' Heredia; Juan Chumpitazi; Malpartida; el doctor 'Loco' Klein; Sivirichi; Ruiz; 'Botellón' Paz de Novoa; Cabrejos; Contreras; 'Chizito' Saravia, sabían batallar y enseñar.
Del profesor Humberto Galindo Rivero, para los alumnos 'Pajarito', aprendí mucho aparte de su curso. Recuerdo su Oratoria y su don de gente.
Tenemos gratos recuerdos del profesor Quiroz de Matemáticas, gran amigo y consejero, Q.E.P.D.
Dos años, Primero “C” y Tercero “C” me tocó estudiar en la Siberia. Era un pabellón prefabricado que en verano era un horno y en invierno una congeladora. De allí, mirábamos la cancha de fútbol, divisábamos al Ingeniero Velásquez, a Sosa, siempre ocupados en el mantenimiento del complejo deportivo.
En los baños del estadio, a escondidas, habían muy buenos partidos de dados, de crac, que de vez en cuando eran suspendidos por las inoportunas apariciones de Chizito y un grupo de auxiliares.
También me acuerdo del Parque a un costado del colegio, hasta ahora no se cómo se llama, pero todos sabíamos que se trataba del famoso parque Maracaná. En el Segundo Año se la corté pa´la salida al Pelícano Candela. Era de El Porvenir, después de clases a las 12 o´clock- nos dirigimos al Maracaná. Cada uno tenía su barra, yo caminaba sacando pecho y alardeando tranquilidad, confianza, arrogancia, pero por dentro llevaba la procesión, las piernas me flaqueaban, me quería ir a mi casa, quería que algún auxiliar me auxilie, en fín nos trenzamos, cada uno con su depurado estilo, empatamos. A los quince días nos hablamos. Todo normal.
En Segundo Año tuvimos a un auxiliar, ex alumno para variar, el señor Paul Lanfranco. Quien en las horas libres nos entretenía enseñándonos a hacer el nudo de la corbata, pues a muchos se los hacía amá. Toda la hora era un chiste, ya que en vez de nudo salía ¡cada mamarracho! Paul, a principios de Año se ponía de acuerdo con nosotros y nos proponía que por cada curso jalado, nos hacíamos acreedores de un bastonazo en el quetejedi. A algunos condiscípulos les gustaba y se dejaban jalar en una buena cantidad de materias.
En Segundo y Tercero de Secundaria yo era trome en Dibujo y Pintura, mi profesor era Julio Pantoja Rodulfo; en Música, en cambio, era malísimo, mi profe era Julio C. Congrains, autor musical de nuestros himnos.
Como anécdota. En Tercer Año tenía varias papeletas acumuladas en la Regencia y el ultimátum de traer a mi papá. En caso contrario no ingresaba al plantel. Me armé de valor y le comuniqué: Tienes que ir a hablar en el cole con el Regente y el Auxiliar. El viejo llegó bien tiza. Habló y por poco la michi me sacó. Corrí, me correteó, tuve que correr como alma que persigue el diablo. Atravesé el Patio de Honor como un bólido, seguí por la Siberia, llegué a la Cancha de fútbol. Paul Lanfranco me alcanzó, me calmó y aconsejó. Tenía que entregarme a las autoridades por mi bien.
Nicolás D. León Cadenillas. Bodas de Plata.
Continuará ...
En Tercero de Media. Nuestro Colegio obtuvo la Medalla de Oro Excelencia Pre-Militar por la magnífica presentación de los batallones ugartinos en el desfile Pre- Militar realizado en julio en el Campo de Marte.Marchamos marcialmente dirigidos por nuestro Instructor de Instrucción Pre Militar IPM el Sub-Oficial Morán.
En Cuarto de Secundaria (1968) el profesor y actor Rumildo Curotto Cruzado conocido en la TV, teatro y radio como Alvaro Gonzáles tomó la posta reemplazando al querido profesor Manuel D'elorio, un señor artista nacional. Por iniciativa de mis compañeros Rischmoller, Carranza, Calonge y no se quién más, me metieron al Club de Teatro. Al principio fue una tortura, pues, yo hablaba pésimo y tenía una voz más desagradable de la que tengo ahora, cuando me ponía nervioso tartamudeaba y caminaba como achorao de la Rica Viky. Representamos "La Alondra" de Jean Anouilh. Gracias a esta experiencia seguí el camino de la Actuación profesional.
La Selección de Natación de la Unidad obtuvo el título de Campeones Escolares de Grandes Unidades Escolares y Colegios Nacionales.
Ganamos el Campeonato Interescolar de Fútbol de los Cuartos Años de Secundaria, en forma invicta. El director-técnico fue el carismático señor César Brush Noel.
También ganamos el Primer Puesto en el Campeonato Interescolar de Orquestas bajo la batuta del Profesor Rosillo Morales quien tenía a su cargo la Banda de Músicos.
El fatídico 3 de Octubre de 1968, los militares tomaron el poder con un Golpe de Estado, se colocaron el membrete de Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas y todo se fue a la porra. Al año siguiente, 1969, suspendieron los desfiles Pre-Militares, los campeonatos de fútbol y competencias de atletismo. Recuerdo a mi técnico de atletismo - ex alumno Promoción 56 - Juan Chumpitazi mirándonos las caras. Tanto entrenamiento para nada, una verdadera desgracia. Fue el comienzo de unos años tristes. Fueron 12 años desastrosos. Nuestro papás sin trabajo sin oportunidades de nada, y nosotros comiéndonos las uñas.
En el año de 1969. El último año que habíamos esperado desde que entramos al colegio a 4° de primaria, el último año de nuestras vivencias en las aulas ocurrieron hazañas escolares, nacionales y mundiales.
El equipo de Basket Ball de la Unidad fue Campeón de Campeones Interescolar de Lima y Tricampeón Escolar entre Grandes Unidades Escolares y Colegios Nacionales. El jugador Eduardo 'Hualo' Roca, mi causita, estaba en mi salón, no sé si estudiaba pero jugaba basket muy bien.
El 20 de julio del 69 los astronautas de los Estados Unidos de Norteamérica, Neil Armstrong, Michael Collins y Edwin “Buzz” Aldrin llegaron a la Luna. El comandante Armstrong fue el primer ser humano que pisó la superficie de nuestro satélite.
El 31 de agosto en el Estadio La Bombonera de Boca Juniors de Buenos Aires. Eliminamos a la selección Argentina. La seleción peruana se clasificó al Mundial de Fútbol de México 70 bajo la Dirección Técnica de Waldir Pereira "Didí". El Colegio rindió un efusivo homenaje al profesor 'Cholo' Heredia, preparador físico de la seleción nacional y a los jugadores, Oswaldo 'Cachito' Ramírez, Rubén Correa y Julio Baylón.
El 23 de Setiembre, Día de la Primavera y Juventud, una bella alumna de la GUE Mercedes Cabello de Carbonera fue coronada Reina de la Juventud Ugartina, en nuestro Teatro-Auditorio,por el Director de la Unidad Doctor Alvarez Castro. Y este pechito lindo estuvo de Chaperón acompañando a la Primera Dama, bien pintón y con un terno verde que gracias a Papalindo calzó en mi atlético cuerpo ... la verdad que me tuve que meter en mi propio terno con calzador, después de dos años de uso se había encogido el ternero. El elegante terno verde oscuro que me había regalado mi mamita había cumplido su misión, los dos nos despedimos del colegio. No lo utilice más.
El 27 de Noviembre se celebra la Batalla de Tarapacá en todo el Perú. En el colegio los alumnos y ex-alumnos celebramos también el Día del Ex-Alumno Ugartino. Como Pre-Promoción participamos en la fiesta recogiendo las botellas y limpiando las mesas, siempre ayudando para no estorbar. El próximo año nos tocaba a nosotros estar en el festín.
En mis 8 años de estudiante tuvimos a tres Señores Directores: Dr. Luis Cabello Hurtado. Dr. Adrian Albarracín Goicochea. Dr. Eloy Álvarez Castro.
En 5º, Quinto de Secundaria la pasamos bien, constantemente recibiamos los sabios consejos de nuestro Auxiliar Braulio Castillo, joven universitario con experiencia de esquina de calle, nos hablaba de la responsabilidad en el hogar, en el trabajo, en los estudios en la uni o en otro instituto. Él nos disciplinaba a base de confianza y respeto mutuo. Pero se nos acababa la fiesta, se acercaba la hora de confrontarnos con el mundo real.
Algunos salones de Quinto organizaban actividades para hacer un pozo y mandar a preparar sus recuerdos (sortijas y esclavas) de Promoción. Otros como recuerdo de Promoción viajaban al Cusco, a Tacna, a Tumbes, a Huaquillas, de paso traían contrabando. Recuperando sus gastos. Nosotros nos fuimos a comer un seviche a Balconcillo, a la primera cuadra de la Av. Las Américas.
Para finalizar agradezco a mi mamita, a mi señora madre Doña Rosa Elena Cadenillas Uribe de León por haberme matriculado en este hermoso colegio, agradezco a mi Colegio por la buena formación que me inculcó. Toda mi vida estaré agradecido a mi Gran Unidad Escolar, a mis directores; a mis profesores, al personal administrativo, a los empleados de servicios, a los señores de la limpieza, a los concesionarios de los kioskos que nos “invitaban” dulces y “sangúches” cuando no se daban cuenta; a los porteros como Dueñas, que no nos dejaba entrar después de las 8 am. ni escaparnos cuando queríamos hacernos la vaca, al peluquero que siempre nos malograba el corte de pelo, a todos les estaré siempre muy agradecido y donde Dios quiere que esté, siempre recito nuestro lema :
“¡Voluntad, Disciplina y Acción!”. ¡Siempre la A! ¡Siempre la U! ¡Nadie le gana en el Perú! ¡Gracias, muchas gracias!

MARCHA UGARTINA: // "Alfonso Ugarte triunfará / Adelante Ugartino Valiente / Pecho al frente, resuelto a triunfar, / y sereno, tranquilo y sonriente, / Adelante, adelante a luchar.// Firmes los nervios de acero / Siempre listos y en tensión / Avisora la mirada, / Y con firme decisión.// Esperemos el momento / De la lucha y de la accion, / confiados en nuestra fuerza, / Y en el propio corazón.// Asi mañana, en el trabajo / Con decidida voluntad ¡Voluntad! / Frente a la vida lucharemos / Con abnegada lealtad.// Luz en mente / Es nuestra idea / Fuego en el pecho la emoción / Que nuestra vida siempre sea / Limpia y clara como el sol".
LETRA: Dr. Alberto Rivera y De Pierola. // MÚSICA: Prof. Carlos E. Congrains Gamboa.


NICOLÁS DANIEL LEÓN CADENILLAS 
Quinto F Letras - Común Diurna.
Bodas de Plata. 1969 - 1994.

XII Muestra de Teatro Peruano - Puquio (1986). Nicolás León

XII Muestra de Teatro Peruano - Puquio (1986). Nicolás León.

Cortesía Foto Niky León. Arriba izquierda: Yuyachkani en la XI Muestra, Cusco. Arriba derecha: Inauguración de la XII Muestra, Puquio. Abajo: La familia Chalco, anfitriones de la XII Muestra. Ayacucho, Octubre 1986.

XII Muestra de Teatro Peruano - Puquio (1986).

 A iniciativa de Sara Joffré, uno de los pilares del Grupo Teatral "Los Grillos" se debe la realización y promoción de la Primera Muestra de Teatro Peruano, que se llevó a cabo en Bellavista, Callao en el año 1974.
 A la actualidad, 1986, la Muestra ha viajado por varias capitales del interior. Si hacemos un resumen sería así:

 I Muestra en 1974 en la Provincia Constitucional del Callao; II 1975 Callao; III 1976 Callao; IV 1977 Callao; V 1978 Callao; VI 1979 Cajamarca; VII 1980 Iquitos; VIII 1981 Cerro de Pasco; IX 1982 Tacna; X 1983 Lima; XI 1985 Cuzco y XII 1986 Puquio

 Las primeras muestras impulsados por Los Grillos se realizaban en su local en Bellavista, Callao, sin ningún auspicio, contando solo con el esfuerzo de sus organizadores y participantes quienes superando todo tipo de contratiempos y adversidades lograron darle una presencia nacional a la Muestra de Teatro.

 Los objetivos de las Muestras son propiciar la dramaturgía nacional, el intercambio práctico, difusión de avances técnicos y evidenciar las diversas tendencias teatrales en el país. Así como también estrechar y fortalecer lazos de amistad entre los grupos dedicados a la difusión del Teatro peruano. El beneficiado con este gran esfuerzo, es el público, que no solamente aprecia globalmente los avances y desaciertos de nuestro Teatro sino que también tiene la ocasión de recoger de manera directa los problemas nacionales que interesan a nuestros autores, todo expuesto escénicamente con personajes peruanos.

 En setiembre de este año se realizó la XII Muestra de Teatro Peruano en la ciudad de Puquio, capital de la provincia de Lucanas, Ayacucho en homenaje al escritor José María Arguedas y al sufrido pueblo ayacuchano. Participaron 30 grupos de Lima y el interior del país, más de 300 teatristas, montando el espectáculo en plazas, calles y teatros. Después de las funciones se organizaron talleres con la finalidad de mejorar la técnica y teorización.

Collage fotográfico XII Muestra de Teatro Peruano - Puquio - 1986. Fotos: Niky León.

Entre los acuerdos de esta Muestra están efectuar cada año Talleres Regionales, cada dos años las Muestras Nacionales. La próxima Muestra de Teatro Peruano se realizará en la Ciudad de Andahuaylas, Departamento de Apurímac.
 Desde ya todos los grupos a nivel nacional están preparándose para este nuevo evento que servirá para fortalecer la dramaturgia nacional (Cortesía: Nicolás León).

° La ciudad de Puquio a pesar de ser capital de provincia no se encuentra comunicada directamente con Lima, incluso su servicio teléfonico es diferido teniendo como intermediario el servicio de Nazca.
° La población participó activamente en las funciones diarias apoyando de diversas formas a los teatristas que concurrieron a la Muestra.

Nicolás D. León Cadenillas.
Teatrólogo.

Los muertos no agonizan

"Cuanto más cambian las cosas, más siguen siendo lo mismo". Samuel Beckett

La crema y nata de la primera promoción de egresados de la Escuela de Teatro del Club Unión, formó una asociación de artistas profesionales con todas las de la ley. Con estatutos, derechos, deberes y obligaciones. Tuvieron en su poder una buena selección de obras del teatro político latinoamericano; pero, para realizar su primer montaje necesitaron los servicios de un actor, cholo fuerte, para que dé vida al personaje de labrador: un campesino curtido en la dureza de la tierra y de la vida. Encontraron al actor ídoneo en un güeveo espectacular en la cafetería de la Escuela de Tragicómicos y Oficios; dicho sea de paso en esos maravillosos años la cafetería vendía un riquísimo café pasado; el singular tragicómico se encontraba rodeado de jóvenes principiantes que lo escuchaban absorbidos, como los apóstoles al Maestro, de sus sorprendentes parácanicas (parábolas inverosímiles), de sus verdades fantasiosas; recetas y trucos gastronómicos y falsos viajes de ensueño. Dramáticamente fue interrumpido, con premeditación, alevosía y ventaja, en lo mejor de su mejor narrativa de verídicas mentiras verdaderas. Por la terrible falta de respeto se quedó sorprendido.

Luego me sonreí y pedí una breve pausa al micro auditorio.

- ¡Jesús, María y José! ¿Qué milagro es este, Dios Mío? Necesitamos un actor urgente con toditas tus características. ¿Te gustaría trabajar en una obra de humor negro? Los del Club Unión hemos formado una Asociación, cada miembro pone su cuota y las ganancías la repartimos equitativamente.

- Estoy aguja, y lo poco que gano es para la papa de mis hijitos.

- Tenemos local, público, publicidad asegurada, no hay pierde.

- ¿Puedo poner mi parte realizando la escenografía? ¡Es un decir!

- ¡Déjame consultarlo!

La Dirección General de la obra corría a cuenta, riesgo y responsabilidad totalitaria de una de las más efervecente estudiosa del socialismo rumbambera de la Sonora Matancera; mi simpática profesora de actuación VI; y yo siempre la recordaba con mucho cariño por los sucesivos símbolos rojos que me chantaba, rojimios que sobresalían en mi libretita de calificaciones; rojo, rojo por aquí, rojo por allá.

"¡Qué tiempos aquellos que no volverán!".

A la semana se me olvidó lo conversado. Pasó un mes y nuevamente en la misma cafetería llegó mi coleguita.

- ¡Aceptaron! Toma tu libreto, ya sabes tu personaje es el labrador; ah, y ponte un poco más al sol, soléate, para que ayudes a tu personaje, ahorita estás con pellejo de pollo crudo.

Eran los años de los gobiernos de facto; despóticos, injustos, crueles; de dictaduras, tíranos, asesinos y cobardes; títeres manipulados por el Tío Sam en toda Latinoamérica. A nosotros, los jóvenes de esas épocas, solo nos quedaba cantar las canciones de protesta en alguna Peña Latina para sentirnos bien o mejor, mientras que en otros muchos lugares, muchos hermanos, desaparecían.

"Qué culpa tiene el tomate que está tranquilo en la mata y viene un hijo de puta y lo mete en una lata y lo manda pa’ Caracas. // Cuándo querrá el Dios del cielo, que la tortilla se vuelva, que los pobres coman pan y los ricos mierda, mierda". (La hierba de los caminos).

Ensayamos un mes, en las noches; la escenografía por horas, la trabajé en algunas tardes y el resto de los días trabajaba como chofer de camión de fletes y carga. Sobreviví con las veinticuatro horas copadas.

Los personajes de "Los muertos no agonizan": una pareja de esposos terratenientes explotadores y una pareja de campesinos cansados de tanta explotación. Los actores protagonistas antiguos conocidos y reconocidos divos de gran trayectoria por los escenarios nacionales, radio y televisión; grandes y carismáticos profesionales a carta cabal. La actriz que personificaba a la campesina, en la ficción mi pareja, había ganado meses antes el Premio a la Mejor Actriz del Año. Y, yo, modestamente un ilustrísimo desconocido actor victoriano, salido de la cantera blanquiazul de los juveniles de La Victoria.

Llegó el día del estreno, me alcanzaron un programa, en la ficha técnica nada de escenografía; me fastidié, me dieron de excusa que había sido una error de imprenta, una travesura de los duendes, nunca me creí el cuento. En cuanto a mi personaje de tanto levantar el cajón fúnebre me había convertido en Super Cholo; en la obrita, en las escenas finales levantaba en vilo al actor y a su personaje; lo acomodaba, lo amarraba; bien amarradito lo cargaba de nuevo y como sí no pesara lo metía al cajón; después de clavar la tapa, me tiraba el ataúd al hombro y salía a paso de velorio del escenario hasta el pasadizo donde me esperaban dos jóvenes para recibir el pesote de encima y desclavar la tapa al toque para que el protagonista no le dé claustrofobia.

Cuando terminó la función del estreno, el éxito estuvo asegurado, los críticos y criticones, los amigos del arte, aficionados y sabelotodos; aclamaron con grandes y prolongados aplausos el buen trabajo desplegado. Ramos de rosas y de claveles, invitaciones y besos volados.

En mi camarín, solito, sacándome el barro de los pies, el maquillaje y el vestuario; para llegar bonito a mi dulce hogar; fui interrumpido por unos golpecitos delicaditos, el dueño del toquecito era el querido profesor y director de los fundadores y protagonistas de la Asociación.

- ¡Toc, toc, toc! ... ¿Se puueede?

- ¡Sipi, con confianza, pasen!

- ¡Felicitaciones! ¡Muy buena su interpretación! ¡Excelente caracterización! ¡Lo felicito, usted es una promesa nacional! ¡Lo voy a recomendar a PanTel! ¡Usted es un ejemplo latente para las futuras generaciones de nuestra Escuela y Asociación! ¿Dígame que promoción es usted?

- Gracias por los elogíos, mi querido y estimado profesor, yo soy actor invitado, soy egresado de la Escuela de Tragicómicos y Oficios, promoción XXVIII, ...

- ¿Perdón? ¿Cómo? Permiso, disculpe usted ...

- ¡Siga usted profesor!

Después de la linda experiencia actoral no supe nada de los famosos actores. Pasaron cuatro quinquenios y nos volvímos a encontrar en otro estreno, en la misma sala y con la misma Directora; en un clásico de Bertolt Brecht, donde los actores con canciones, versos y situaciones narrábamos una realidad dominada por conflictos políticos, sociales y bélicos. Que nos permitía reflexionar sobre el horror de la guerra y cómo resistir tamaño infortunio.

Igual que ayer, yo caracterízaba a un cholo "juerte", a un coracero (soldado de caballería), desgraciado y maldito, sediento de sangre, joyas, fama y dinero.

Gran estreno, todos los periódicos; de derecha, de izquierda y los periodicuchos panfletarios y amarillentos; hablaron bien de la obra. Con la calidad de los actores y el claro mensaje brechtiano nunca había pierde. Después de la función el gran maestro y vúdu de los grandes estrenos, profesor y director de la Escuela del Club, se dirigió a los camarines y saludó a todo el elenco. Miró a sus engreídos y se dirigió a los divos protagonistas. Nos volvímos a saludar, agradecí sus grandes elogíos, nos volvímos a mirar, y nos volvieron a presentar.

- Buen trabajo, lo felicito ... su caracterización me ha traído recuerdos, ¿Dígame que promoción es usted? ¡A usted lo he visto anteriormente ...

- Sí, fue aquisíto, en este mismo teatro, en este mismo camarín, con la misma directora y con la mismos protagonistas … estoy seguro que mi nombre no le va a decir nada ... pero ... quizás recuerda algo de mí ... yo soy actor invitado, egresado de la Escuela de Tragicómicos y Oficios, promoción XXVIII, mi estimado y querido profesor …

- ¡Lo recuerdo … ahora lo recuerdo a usted! … ¡Perdón! Permiso, disculpe usted …

- ¡Siga usted profesor!

"¡Qué bonito es recordar! ¡Qué tiempos aquellos que no volverán!".

El último chambeador

El último chambeador
Dedicado al diestro mataor Paco Tellez Tolano por su valor, méritos y especiales servicios prestados a su Cofradía de cada día y noches también.

El último chambeador, es un cuento del género realismo mágico escrito por Niky León. Protagonizado por Julito Baylón, Vitorugo Veachy, Luis El Pera, Tawa Canal Lima Manta Pacha, Quetzón Ned, Chavo Leonel, Pool Muela, Maritín Marchena, Chato Rena Cuajo y don Manuel Doman en los papeles principales. Personaje invitado, Sir Leonel Ari de Islay, el abuelo viejo. Es una coproducción y colaboración de Balcon City, Matute Marimba, El Cloro Porvenir, La Pólvora y La Selva Huamanguina. Ganador de nueve Chapitas de Cristal, otras 39 tapitas de Shiumura, y 12 volantines más. Basada en la autobiografía de Yessy Yesso, Yo fui chambeador de La Oficina. Fue el primer cuento que obtuvo el permiso de las autoridades victorianas para ser escrito en el exterior de la Esquina Prohibida.




Argumento
Es la historia de Yessy Yesso, el último chambeador de La Oficina, que buscó trabajo a sus inocentes veintiun añitos y fue odiado por los jóvenes por romper uno de los mandamientos balconcillanos (“No trabajarás ni en defensa propia”). Colaboró siempre con las narices frías de La Oficina, hasta que las fuerzas familiares, que querían romper el vinculo con la mafia palermitana, le consiguieron un trabajito en el distrito. Finalmente abdicó y se convirtió durante dos horas en un títere de los sérvices laborales. Después llegó la segunda oportunidad, fue reprendido drásticamente por el doctor Oscar Miguel “Chulapa” para "limpiar" su mente de todo pensamiento capitalista monetario propinistico. En los últimos años de su vida sigue siendo el popular “traidor”, el que lleva y ahí traí los encargos de La Selva a La Frontera de Parina y Palermo; lleva una vida como un hombre cualquiera en su barrunto, solapa, siendo testigo del culto a los grandísimos hombres murcielagos, que sí no están volando, están colgados; y de la revolución caliente, música para los dientes, azúcar clavo y canela, para rechinar las muelas.

“Droga divina, bálsamo eterno, opio y ensueño dan vida al ser; aspiro el humo que da grandezas y cuando sueño, vuelvo a nacer. / Me vuelvo dueño de mil riquezas, lindas mujeres forman mi harén, y en medio de ellas, yo adormitado, libando dichas, bebiendo halagos, entre los brazos de una mujer / ¡Oh, delicias que nos duraron tan sólo, lo que el opio en mi ilusión pudo forjar”. Sueños de opio de Felipe Pinglo Alva.

Para Yessy, "el traidor", los últimos veinte meses no pasaron corriendo, fue más peor, pasaron galopantemente encabritados; llegó el día de su mayoría de edad y él no lo podía creer; quiso mirar el ayer y fue interrumpido justo en ese momentito, aturdido por el cántico festivo, no conseguía apagar las veintiún velitas de su hermosa tortota, decorada con lindísimos angelitos calatitos blanquiazules. Él como buen angelito negro completaba la estampita instántanea rodeado de fomostros malébolos diablos colorados, vampiros plomos, dálmatas empolvados, y otros íntimos amiguitos más de las oscuras tinieblas y sombrías noches de pachanga.

- ¡Japy berdy tullu, japy berdy tullu, japy berdy tulluu, Yessyto, jaaapy beeerdy felíiiiiíí! ¡Bravo!!
- ¡Hermanitas! ¿Útedes no me han traío mí regalíto?; gritó el engreído de mamá.

La tres hermanitas sonrieron en complicidad; la hermana mayor abrió su carterita de lagartija Made in Australian; le contestó cariñosamente enseñandole los dientes como granos de choclo serrano, y mirando a todos los presentes hizo el ademán de sacar una sorpresa; y en nombre de las tres fraternas entregó; a la vista y paciencia de todos los vagos, amigos, zampones, murciélagos y vecinos; un inmaculado sobre blanco con membrete rojo sangre. Yessy, abrió sus inocentes ojitos negros, feliz de la vida pensó en un cheque, en cocos verdes, en alitas de mariposa, en polvos mágicos. Se le hizo agua la boca, suspiró profundamente. Recontra desconfiado guardó el sobre juntito a su agitado y tierno corazón.

Terminada la gran juerga y malograda, jaranearon de boleto; a las seis de la tarde del día siguiente; Yessy, se despertó con una increible sed de caballo, estaba seco y áspero por dentro; y con una curiosidad inaudita buscó el sobre entre sus pertenencias, lo abrió delicadamente con sus hábiles deditos, solamente encontró una carta, también, membretada; comenzó a leer las primeras líneas, tartamudeó, se agarró fuertemente la manzana de Adán y cayó de espaldas al catre, descerebrado, con los ojos cristalizados como un perro muerto. Cinco horas más tarde, recobró el sentido, leyó nuevamente la carta de recomendación, tenía que presentarse al día siguiente a un Sérvice Victoriano. Toda la noche dio vueltas en su camita azul pastel, su osito de felta lo miraba triste; a las seis de la mañana salió de su casa con dirección a la chamba; los hombres murciélagos y mutantes narices frías se alegraron de verlo, Yessy les explicó que se dirigía a laborar. Sus amigos lo granputearon y lo amezaron que lo iban acusar con el gran maestro Chamán Doctor Chulapa, que le irían a pasar el talán para que le pase huevo porque debía tener un mal. Los mutantes quirópteros y narices frías no lo podían creer; buscar un reemplazo a estas alturas del partido era de vida o muerte o tabú. Su mancha lo miró de costado y le repitieron varias veces, acompañado de lisurotas, el primer mandamiento de La Oficina.

- ¡No trabajarás ni en defensa propia!

Yessy levantó los hombros, respondió que se lo había prometido a su santa mamita por ser mayor de edá; dio la espalda a los apaches de la tribu de sahumadores y se dirigió al Boulevard Palermo a tomar su micro. Llegó puntual a la cita. Como recomendado, inmediatamente, le dieron su uniforme gris ceniza güachimán, sus botazas Guardian Black Panther Power, el correaje, adornos y condecoraciones, un palo de tombo y su boina negra; le advirtieron que le descontarían el chachá en seis partes, en las quincenas. Lo cuadraron en la tienda de mayor prestigio automotriz y autopartes de la avenida Iquitos con Grau. Su misión: evitar los robos y asaltos; poner mala cara a los sospechosos, sonreir a los clientes compradores, chinear los autos que se estacionan en el frontis y en el costado, botar a los mendigos, ambulantes y menesterosos.

Los horas pasaban, lennntamennnte. Llegó la hora del menú, le dieron quince minutos de pausa, se acomodó en una carreta de los agachados de la vereda del frente y tiró lampa rápidito, se empujó uno tras otro los frijoles con plátano y huevo montao. Como nuevo comenzal la dueña de la carretilla le tiró un lindo floro.

- ¿Qué tal? ¿Todo bien? ¡Se te ve bien papacito rico con tu uniforme! ¿Eres casado? No me importa, no soy celosa, jjajajaj, mi esposo está en los yunais estates, toy solita ... la semana pasada quisieron robar la tienda, pero no robaron nada, el guachimán los hizo huir ... le metieron dos balazos, quedó frio al toque tirado en la vereda, un plomazo en la cabeza y el otro en los pulmones, murió al toque. Me tenía una arruga el desgració, me jodí, bueno que se va hacer, la que no arriesga no gana. ¿Tú tienes cuete?

Yessy agachó la cabeza como respuesta, se miró las botas, tragó saliva, se le hizo un nudito en la garganta, de costadito miró la esquina de Grau, volvió a mirar la tienda; se limpió la jeta con el reverso de su negra corbata; pidió un mondadiente, le alcanzaron un palito usado de fósforo; terminó de saborear su rico combinao y asolapamente se dirigió a la esquina del tío que vende fresco de piña colada con chicha de jora y hielo, miró pá todos lados, se quedó quietito sudando friamente, y zas, ligerito a la volada se subió a un micro, se bajó a la carrera en Manco Capac, y tomó su combi con dirección a casita. En la esquina de La Oficina, haciendo hora, estaba el Abuelo Viejo, este lo miró como quien mira una alma en pena, lo abrazó como si hubiera venido de la guerra del oriente. Angustiado lo interrogó.

- El Chavo me ha dicho que te has ido a una misión imposible y desconocida para tí. El Chavo está muy triste desde que te fuiste y llorando se siento morir, dice que tu ausencia es la muerte porque tal vez no ha de volverte a ver. ¿Dime la verdad estás chambeando?
- ¡Ya no, acabo de renunciar! ¡Si preguntan por mi, he viajado, nadie sabe mi paradero! ¡Nos vidrios!

Caminó dos pasos, se le cruzó la camionetota de Tawa Canal Lima Manta Pacha Serra, El Padrino, le ofreció un cachuelo.

- ¿Yessy estás trabajando en autopartes? ¡Bájate un carburador para mi carro, te pago al cashasscán!
- ¡Ya renuncié, nadie me ha visto por siacaso! ¡Nos vemos más tarzán!

Después de esta nefasta experiencia laboral, Yessy continuó su vida normal. Llevando y trayendo la rica cochinada, los aditivos, la melcocha y los ricos y crocantes revolución caliente, música para los dientes, azucar clavo y canela, para rechinar las muelas. 

"¡Dale a tu cuerpo alegría Macarena / que tu cuerpo es pa' darle alegría y cosa buena / dale a tu cuerpo alegria Macarena / eeeh Macarena ... aaahe!
¡Un cusí cusá y ya estoy acá!
¡Tío Yesso eres la alegría de las fosas nasales!

Pasaron dos Mundiales de Fútbol, como siempre nos eliminaron en las eliminatorias; pero seguíamos cantando Perú Campeón y viendo los goles de Cubillas.

La hermana menor, la segunda, con varios años viviendo en el Barrio de La Boca, en Argentina, le pidió a Yessy que fuera a Buenos Aires porque iban a refaccionar el Estadio del Boca Juniors y ella conocía al contratista y manager. Yessy comunicó el mensaje a la sociedad palermitana. El chamán doctor mefistofélico Chulapa, inesperadamente como Drácula, se le cruzó en La Oficina y sin decir nada le pasó huevo, le hizo una cura apunte fuetazos con ramos de ruda, mentadas de madre, escupitajos y baños de Shiumura con pasitas, duchándolo como gallo de pelea. Y para terminar le tiró una fuerte y espesa bocanada de humarola con aromáticos del jirón prolongación Parinacochas. Yessy nunca contestó la solicitud del genial Maradona.

Nuevamente, pasaron dos Mundiales más de Fútbol, de futbito callejero, futsal, futbol playa, fútbol de todas las categorías, etc; igualmente nos eliminaron en las eliminatorias, y seguíamos cantando Perú Campeón, No nos ganan, Perú va a Campeonar.

De un momento a otro a Yessy le llegó el ultimátum, su ultimita hermanita, la número tres, la mujer del mexicano charro cantor Monterrey Nepomuceno, el vendedor de enchiladas, tacos y cigarrillos de contrabando, más conocido como Manolo El Charro; se la juró por la Virgencita de Guadalupe que sí en esta oportunidad no la movía qué se olvide de ella y del richi que le pasa a escondidas de su mariachi.

- ¿Pos qué aí que hacé?; preguntó casi derrotado Yessy Yesso. 
- Escucha, es facilito, el cachuelito es simple, tienes que limpiar los asientos del local parroquial antes que empiece la actuación de la Asociación de la Hermandad de los Hijos de la Gran Purísima Virgencita de Las Esmeraldas; y ser el vigilante en la entrada, controlar la entrada, nadie entra con celulares ni con cámaras fotográficas. La Logía no quiere sapos ni moros en la costa, ¿entendiste hermanito lindo? Manolo El Charro, mi mariachi, va hacer la música, él va a estar adentro con los anfitriones; no hay pierde. 


Puntualizó su hermanita menor. Yessy movió la cervíz de arriba pá bajo, y con un hilito de voz casi inaudible dejo escapar un sí.

Toda la hinchada balconcillana quedaron perplejos, empezaba nuevos tiempos de cambios y de buenos aires, había llegado el principio del fin del último chambeador, del último hijo célebre de La Oficina. 


- Sí chambea todo está perdido, él es irremplazable, es un buen catador, es el rey del retrogusto, llegó el fin de las buenas noches.


Con lágrimas en los ojos chismoseaban, cabizbajos y muy apesadumbrados por la noticia, los noctámbulos mutantes.

Muy temprano, los Directivos de la Hermandad de la Logía de Las Esmeraldas, pasaron por Manolo El Charro y este levantó a pistolazos a Yessy, llegaron al local y cada uno a lo suyo. Los mariachis cantores cantaron Las Mañanitas, fue el inicio de la gran fiesta de confraternización e iniciación para los nuevos integrantes. Yessy en la entrada chequeando que no entre ninguna cámara fotográfica, de video, ni celular, estaba irreconocible con la seriedad que le a dado los años vividos, todos entraron al local. Nadie quedó afuera, ni a los costados. Ningún sapo, ni ambulantes. Yessy tomó un celular y se dio cuenta que no estaba apagado, llamó a su compadre Luis Américo El Pera, le gustó la güevadita y llamó a Veachy al Santa; llamó a su hermanita a la Argentina y a la otra que paseaba por Sydney. - ¿Qué bacán es tener un celular?; pensó. Miró el ciento de celulares y las manos le sudaban, de sus sienes gotitas de sudor cayeron a la pantalla del celular. El corazón se le agitó, las pulsaciones pulsaban arítmicamente, sintió fiebre. El tenia deberes que cumplir y los cumplió, aceptó ciegamente los mandatos y principios que le dictó su corazón. Usó su saco como costalillo y se levantó todititos los celulares de un cocacho y desapareció en la Isla del nunca jamás.
Los Mariachis, la Guardia Civil, Guardia Nacional, los de la Policia de Investigaciones, cazadores de recompensas, servicios especiales del patrullaje de serenazgo, Servicios de Inteligencia Nacional, el Patrullero de Mi Barrio; no dieron con su paradero y la recompensa sigue en vigencia y aumenta.


- ¡Oe, me voy a la cachina de Las Malvinas, necesito un celular!
- ¡Pá qué vas tan lejos! ¡Lo que yo sé es que a las doce de la noche aparece como la cenicienta: Yessy con un pocotón de celulares, de todo tipo modelo color y a precios populares!
- ¿Y no hay roche?
- No. ¡Por siaca, yo hasta el momento no leé comprao nada de nada, ni le he pedido favores de náda, ni de lleva y trae, y ahora sácudete de mi laó, cuñao, chao! ¡Yo no te he dicho nada compadrito! ¡Ni me menciones, ón!

Trilogía de cuentoslaborales.
a) El último chambeador.
b) La chatita y el acrílico pintor.
c) El agrónomo del diablo.


Karlsruhe 2010.