Mesa Pelada y la Coca/Kola

La Procesión del Señor de los Milagros pasó lentamente; menos lento pasó el Mes Morado y sus temblores. Mirando el cielo recordé todas las veces que mamita me llevó a la Procesión y capturabamos al Cristo Moreno en Barrios Altos. Recordé las veces que en mi soledad iba solo al recorrido procesional; y no sé en que momento se me cruzaron los recuerdos, pienso, y no encuentro la causa, motivo, razón o circunstancia por lo que se me vino a la memoria los recuerdos de un lejano octubre ... en una gira artística ... con el Grupo Mesa de Teatro de Lima ... recorriendo los pueblos de la costa y sierra norte de nuestro Perumanta.

Hace una buena cantidad de años fui testigo de una anécdota que ahorita me revoloteó en la cabeza, y a la apurada tomé nota para que no se me escapen los detalles. Después de corregir el borrador tengo varios espacios en blanco. No estoy muy seguro en que ciudad, ni en que local, pero si estoy seguro que fue en el sólido norte. Fue en un Festival de teatro, en una de las presentaciones. La obra trataba sobre la guerrilla que lideró y donde se inmoló Luis de la Puente Uceda en el octubre del 1965, en Mesa Pelada, en el Valle de la Convención, en el Cuzco, en el gobierno del Arq. Belaúnde Terry. Tampoco me acuerdo del autor; podría ser una adaptación o la obra del dramatugo peruano Julio Ortega, pero no estoy nada seguro. En el reverso del programa de mano estaba impreso, y recuerdo que lo leí en voz alta, el poema "Palabra de guerrillero" de Javier Heraud, cuyos versos si me acuerdo:

- "Porque mi patria es hermosa / como una espada en el aire, / y más grande ahora y aun / más hermosa todavía, / yo hablo y la defiendo / con mi vida. / No me importa lo que digan / los traidores, / hemos cerrado el pasado / con gruesas lágrimas de acero. / El cielo es nuestro, / nuestro el pan de cada día, / hemos sembrado y cosechado / el trigo y la tierra, / y el trigo y la tierra / son nuestros, / y para siempre nos pertenecen / el mar / las montañas y los pájaros".

En el afiche, clavado a la mala en el portón principal, se leía:

- "De la traición Aprista al gesto heroico - Luis de la Puente y la guerrilla del MIR". Libre Versión Libre.

Mis recuerdos anotados, dicen así:

Esta es la historia de un grupo de teatro que presentaron su obra sobre los acontecimientos en Mesa Pelada, tema sobre un sueño; sobre un grupo subversivo y las fuerzas gubernamentales; malos gobernantes, idealismo y el cumplimiento del deber del ejercito peruano. La dramaturgía y la teatralización sobre el tema habían sido muy bien trabajados, bien hecho; con el diálogo fluído sin caer en lo planfletario. En cuanto al movimiento de los actores, como grupo e individual, excelente; buen trabajo corporal, gestual, gráficamente hubo imágenes y figuras muy bien logradas; recibiendo calurosos aplausos del público.

Ultima escena, desenlace. Como todos los presentes sabíamos de lo que se trataba, esperabamos impacientemente como habían resuelto la escena de la muerte del lider. En penumbra ingresaron dos actores, representando las siniestras botas del imperialismo, a los democráticos asesores; los jóvenes actores ingresaron rampeando, en suspenso, masticando goma Chiclets Adams, hablando en voz bajita pero entendible, fumando Marlboro Cigarettes, botando el humo groseramente; a contraluz uno de ellos saca de su mochila una botella y al destaparla ésta revienta, explota como champán; todos pensamos en "Coca Cola" "en las aguas negras del imperialismo yanqui" como solíamos llamarla en nuestra juventud efervecente. Poco a poco, lentamente, el escenario se iluminó y el joven actor que caracterizaba a un Marine tenía entre sus manos la clásica botella de ... "Kola Real".

El público en general soltó una gran carcajada, se mataron de la risa, qué tenía que ver Kola Real en esta historia? Las carcajadas y chacotas de las primeras filas desconcentraron a los actores; la falta de experiencia los golpeó cerebralmente como si se estrellaran contra una tapia ... se miraban desconcertados; no sabían que hacer, ni que decir; los mayores y algunos organizadores pidieron calma y silencio; el público se tranquilizó. La obra continuó y terminó sin pena ni gloria.

Entre bambalinas y camarines se armó un lío de padre y señor mio; pude escuchar cositas lindas:
- ¡Oye, idiotón! ¡Imbécil! Yo pedí que compraran ¡Coca Cola! ... ¡Cola Cola! ¡¡Coca Cola!!

El encargado de administrar la logística y gastos del festival, no entendía nada, con él no era.

- ¡Coca Cola o Kola Real es lo mismo! ¡Las dos son la misma cosa! ¡Gaseosas! ¿Cuál es el problema? Sale más a cuenta comprar Kola Real, es más barata, mayor cantidad, sabor agradable, por las puras te amargas, no entiendo tu pataleta, engreído eres ¿No? ... ¡Güevón! ¿Por qué la Kola Real es provinciana jodes? ¿Pituquito eres? “¡Aprovecha: Consume lo que el Perú produce!”.

El director artístico rojo como un tomate, herido en su amor propio, impotente, se quedó mudo como una lápida, enmudeció su ira con un silencio sepulcral. Silencio general. Nos despedimos con señas y emprendimos la retirada, nunca más volví a escuchar nada sobre la obra en todo el tiempo que duró mi gira por el norperuano.

Carta para la querida tía monjita

"Alegoría a la intolerancia religiosa".
Hermanos y hermanas, filósofos y pichangueros, maestros y chamanes, hijos y padres, madres e hijos, güeveadores, hijos de la guayaba: La siguiente carta la boté al archivo de los justos pero ahora de purita casualidad la encontré, mirá que la encontré, por favor quiero que le den una leidita y comenten para guardarla nuevamente. No quiero problemas con nadiEESS.
- Dedicada A La 1a Cuadrilla De La Hermandad Del Señor De Los Milagros De La Victoria.
- "Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son elegantes". Lao-tsé.

*Querida tía monjita Flor Inocencia Flores De La Florida:
Estoy tan triste sin poderlo remediar, mi vida es un martirio sin cesar, estoy llorando pues muy pronto todo esto se acabará. Siento desfallecer en la inspiración cuando llegue el momento de decirle adiós. Sufriré mucho no se lo niego. Mirando vuestras estampitas autografiadas me consuelo, le juro que dormir casi no puedo. Tía monjita en estos momentos quisiera estar cerca de usted y decirle todas esas cosas que se guardan aquí ... en el corazón. Pero no es posible, porque usted esta'llá y yo acá, por eso le envío esta carta para que cada vez que lo lea, recuerde a su más querido sobrino, que sin duda ... soy yo.


Sólo quiero decirle una cosa, por mi parte no llevo, no cargo, ni tengo resentimientos en mi pobre alma pero respetando vuestra inquisidora solicitud esta será mi última carta que se la dedico a su Merced con toditito mi corazón. Yo no entiendo, me pidieron rezar, rezé, y ahora me salen que yo no debía rezar sin permiso, permiso de quién, yo rezo y puedo rezar cuando quiero,
una o mil veces, sin horarios, ni recetas, ni calendarios, mucho menos con condiciones. Ahora usted me dice que mi rezo no gustó, que mis opiniones personales tienen que ser sólito para mi; que he hecho mucho daño y que está arrepentida de haberme enviado el correo del rezo electrónico y me ruega que borre de mis contactos a todos ustedes por indigno y malagradecido. No entiendo pero así es la vida, con altibajos uno se llena de experiencias y aprendemos, que se va hacer.

Pero no todo es malo en este valle del Señor, que grata noticia me dio usía,
me informa que los días pasan más rápido que inmediato y que los días sábados puede sentarse a leer algunos mensajes y responder, que suerte es tener ese tiempo maravilloso que parece disponer, tía monjita. Pero en su cartita usted me reprocha y destila con fina ironía su comentario, esa fina ironía que yo la desconocía, "caray se ve que tienes todo el tiempo del mundo para escribir seguido en tu blog y enviar tantos mails". Yo no tengo todo el tiempo del mundo para mandar tantos emails como usted pregona, lo que sí tengo es organización y un laptop que utilizo en mis viajes, en el bus, tranvia, metro, en el tren, en las estaciones, voy leyendo, escribiendo o estudiando algo, aprovechando el viajecito comodamente instalado. Con los años he aprendido a programar mi vida. Por estos lares no se viaja colgado en los estribos de las combis asesinas, es prohibido viajar colgado y además no hay combis.

Por mi parte, los sábados, generalmente, me dedico a las tareas domésticas y de cajón cocino mis especialidades para no perder mi rico sazón victoriano ... con su grasita, ajíes y condimentos. Un vino rojo o una cervecita negra. Así descanso de los alimentos bio-herbívoros por cuarentiocho horas.


Haciendo memoria desde el momento en que fuímos presentados hasta la fecha, usted se la ha pasado hablando de su labor heroíca en su prelatura y no ha escuchado las opiniones ni comentarios de las personas que la rodean y quieren.
Y como usted siempre tiene la razón, no escucha objeción, y punto. De lo que yo recuerdo, Su Merced, siempre tiene las manos ocupadas, ya sea cargando la Biblia de un lado a otro como buena supernumeraria; o pertrechada de rollos de alambre y de unos alicates, se dedicaba pacientemente, con mucha maña, a hacer amorosamente cilicios y bordarlos con iniciales color bermellón; sacando lustre a la disciplina para que se vea como nueva después de azotarse en las penitencias. Bueno cada loco con su tema.

Todo esto es anecdótico y gracioso, usted solita se puso en un puesto jerárquico familiar que no te correspondía; primero, por su limitada cultura. (La Unesco, en 1982, declaró: "... que la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos".) Y segundo, por tu intolerancia. Vigilar y controlar los pensamientos, las mentes, sueños y credos de cada integrante de la familia es algo muy serio y arbitrario. Yo creo que su familia, los de la Trinchera Norte, quieren vivir en paz por ese motivo la dejan hablar sus sin razones pero como yo soy hincha y líder del Comando Sur, comenzé a cuestionar sus bla bla blas y ahí empezó "la" problema.
Usted no está acostumbrada que le repliquen ningun tema, es más no está preparada para una discusión dialéctica. Usted está acostumbrada a decir tus paporreteos y que los demás asienten la cabeza.

- ¡Muy bonito y democrático! ¡Usted dice lo que quiere y no quiere que se le conteste!

Pero como yo digo lo que pienso, siento y sé, y el saber es algo que me ha costado lágrimas y sudor; leyendo, estudiando, preguntando, cuestionando, recorriendo museos y pinacotecas, viendo espectáculos culturales y viviendo; no es algo gratuito, por ese mismo motivo ponía los puntos sobre las íes. Para su incomodidad tenemos santos con diferentes camisetas, el vuestro predica el acomodo con el tirano y dictador de turno, y el mío educa con el Amor al Prójimo y con Solidaridad.

En su correo electrónico me dice que le lleno la bandeja de emails y cuando quiere leer alguna noticia de sus hermanos de su secta encuentra solamente mis envíos, interesantes, pero
superfluos y banales ante los ojos del Señor. Y cuando usted ha envíado vuestra interpretación peculiar y particular de la Biblia Online Electrónica con ilustraciones y textos bíblicos, opiniones muy lejos de lo que predicó nuestro Cristo Jesús, nadie le ha dicho nada. Aparte de los envíos de rezos, estampitas, oraciones, cartas y artículos periodísticos de políticos mermeleros y corruptos; envíos de alabanzas, avemarías, rezos del acordaos, jaculatorias, actos de desagravio, etc, padrenuestros, credos, rosarios, bienaventuranzas, beatitudines, benedictiones, sermones pasados de las tres horas o el último Sermón de las siete palabras de Cristo del últimito Viernes Santo. Yo no le dije que me llenó la bandeja de entrada, solamente eliminé los envíos en un dos por tres y todo solucionado en paz y armonía.

Antes de escribir las últimas líneas y despedirme, le doy un consejo médico, lo toma o lo deja. Si un triste le hace llorar. Pues un tondero le hará alegrar. La mayoría de las mujeres en edad de padecer la enfermedad de Alzheimer han sido amas de casa. Por lo tanto no se dedique a una sóla actividad o a un sólo libro. Lea, salte, cante, bese, abrace, ría, baile, juegue, grite, camine, corra, viaje, brinque, llore y viva intensamente cada momento de tu vida, es nuestra obligación cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente.


Adiós
y Bendiciones. Pedro Pío Corazón D'León De La Victoria.
PD: "Perico" para vos.