Tres celulares y punto

For Yuri León my Office Manager.

- ¡Salud! Mi querido Consejerumanta ...
- No, yo no tomo, tengo que trabajar.
- ¿Y yo no trabajo?
- No he querido decir eso. Estoy cabezón. No vas a entender, estamos preocupados, la Prensa está que jode al presidente, y su hijita lo maletea de alma diciendo que su papá, el presidente, no se preocupa de ella y que ni siquiera la llama. La verdad que él la para llamando y la chica no le da bola. A ellas, la mamá también, no les da la regalada gana de conversar con él, se entiende que es para fregarlo y le cuelgan el teléfono.
- ¿Y cuál es el problema?
- ¿Si serás bruto? ¿Ya vez, te dije que no entenderías?
- Si entiendo, pero no veo cual es el problema. Para mi no hay problema.
- La imagen del presidente está en juego, la prensa se agarra del tema y no lo suelta. Sus contrarios dicen que es un mal padre por lo tanto no puede ser un buen presidente. Te repito, la hija y su mamá no le paran pelota. Le cuelgan el teléfono. El presidente no puede hablar con ellas.
- Ya, me estás repitiendo lo mismo.
- Pero si no entiendes que la estabilidad democrática está en juego, estoy perdiendo mi tiempo contigo.
- ¡No ... yo estoy perdiendo el tiempo contigo! jajajaj y tan huevo frito es tu papay? Una pregunta, por qué el huevo grande llama a la casa de la chica?
- Y adónde va a llamar?
- ¿Se pasaron de brutos ustedes, ah? Para qué están los modernos dispositivos electrónicos para la telecomunicación personal a distancia con red inalámbrica, léase "Teléfonos Celulares" comúnmente llamados ¡Celulares!; que le regale tres celulares de diferentes compañías delante de toda la Prensa, periodístas, reporteros gráficos, fotógrafos, camarógrafos, delante de toda la tropa de sapos; en el avión parrandero entran todos; y se voltea la tortilla, así ya no tienen mote para joder a tu Papacha. Dos Cels para la chica y uno para la mami. Y se acabó el problema. Ahora, ¡Salud! ¡Solucionado el problema! ¡Salud!
- No tomo ... ¿Cómo no se me ocurrió? ¿Cómo no se me ocurrió a mí?
- ¡Porque tu eres ratón de biblioteca!
- Dame un permiso, voy hacer una llamadita.
- ¡Puedes ir en Paz, hijo mio! ¡Me debes una crema de ron!
- ¡Aló! ¡Aló! ... Aló señor presidente, disculpe usted que lo llame a Punta Sal, sólo es para comunicarle que ya encontré la solución al problema ...

No hay comentarios: