Cordero de Dios

Cordero de Dios

En una conversación filosófica con el Chef Internacional Oriental Andino Cacique Yohanan Miyagi de Saint Louis sobre el verdadero significado del *Arte Culinario y Cocina, que no es lo mismo ni lo contrario de Gastronomía, sino diferente es decir desemejante, que no es igual sino parecido. Dialogando y escudriñando científicamente el centro del meollo del tuétano de la cuestión; aprovechamos el momento para intercambiar figuritas y recetas de nuestras maravillosas especialidades regionales y además, congeniamos que con las mixturas de las muy variadas y diversas culturas habíamos ganado nuevos horizontes en la prevención para la vida de los seres humanos.

En plena meditación y contemplación, poniendo los puntos sobre las íes en el delicado tema de la alimentación macrobiótica y el papeo bien taipá neo liberal en la Semana Santa, agotamos todos los argumentos según el Chán, y continuando por las ramas y hierbas para darle el puntito de sabor aromático a la conclusión del Zen.

Para terminar de una vez de tanto mejunje a la soasada filosofía; puse mi mejor sonrisa y con una gran reverencia, a lo oriental, me despedí del maestro dando por agotado el tema y deseándole paz interna como externa y armonía en los siguientes y próximos días, aconsejándole como siempre que se cuide de las promesas y de las acciones de nuestros políticos, que esté precavido con el tráfico vehicular en las horas punta de Lima; reiterándole que para mentir y comer pescado hay que tener mucho cuidado, y por último, que se mantenga a la distancia del sermón de las siete palabras, de las tres larguísimas horas a cargo del mefistofélico cardenal jota ele cipriani en el viernes santo.

Yohanan Miyagi, suspiró, levitó y contempló por unos momentos el Parque de la Exposición, La Cabaña y el bendito zanjón; giró angelicalmente y me sorprendió con una pregunta que no estaba en mi programa del Semanario del Calvario.

- ¡Daniel San! ¿Tú sabes por qué en semana santa se come bacalao?
- ¿Bacalao? ¿No te entiendo mi Sensei?
- ¡Si respondes acertadamente te ganas un ceviche en la Buena Muerte! ¡Espero la respuesta, sino pagas tu!
- ¡Maestro!, yo sólo sé que mi mamá preparaba bacalao cuando yo era chiquito, y todo el llonja, y todo el barrio también comían bacalao, después me enteré que todo el mundo comía bacalao, jajajaja. Me imagino que el bacalao en esa época era recontra barato y se puso de moda y nos jodimos. ¿O el Vaticano hizo propaganda con mensajes subliminales? Y todos los católicos del mundo a comprar bacalao. Frito pescadito, no sé, me rindo.
- ‘En semana santa se come bacalao porque en la época de los primeros cristianos era el pez más barato, el que todos lo comieran, ricos y pobres, era una forma de igualar en la pobreza como manda Dios’.
- Mi querido Miyagi, yo estaba cerquita a la respuesta histórica.
- Bueno, ya, entonces pagamos a medias, jajaja.

Después que perdí media apuesta, me detuve a pensar, a meditar, a investigar, en las profundidades del análisis cuantitativo del conocimiento gastrointestinal. ¿Por qué en semana santa se come bacalao? Había respondido cerquita a la verdad pero era una respuesta a medias ... con justa razón, perdí. Ahora estoy endeudado, tengo que pagar la media factura de un almuerzo con *Seviche de entrada y su leche de tigre pa' empezar en el restaurant de Barrios Altos "La Buena Muerte" ¡Qué rico!, hace muchos años yo fui uno de los comenzales que llegaban diez minutos antes de las doce del medio día para agarrar sitio y empujarme las delicias que brindaba el local, comenzando con un “sevillano” mixto. El rincón culinario quedaba en la pequeña plazuelita de la Buena Muerte entre los jirones Ancash y Paruro, a seiscientos metros de la Plaza de Armas, actualmente se ha trasladado un poquito más allá y en la actualidad cuenta con sucursal en el Distrito de La Victoria.

- Sensei Yohanan Miyagi, te cuento una de las anécdotas que me acuerdo hasta donde me alcanza la memoria, mi señor padre en plena semana santa se preparaba un bistec encebollado a la chorrillana de padre y señor mío, un bisteczaso de lomo fino, acompañado de un cerro de papas fritas, pimientos, tomates, ajies cortados en tiritas, orégano y perejil, arrocito blanco y pan francés ... y se armaba la bronca con mi mamita que nos preparaba humildemente pescadito como solían hacer los primeros cristianos, digo esto según tus conocimientos históricos; y de cajón venía el plato de bacalao con garbanzo. Tuvimos semanas santas con la ollita llena de garbanzos y de bacalao naca la pirinaca sólo el nombre jajajaj llevaba un poquito de bacalao, una ñisca de bacalao. Menú recontra misionero cristiano.
- En las mayorías de las casas de los barrios populares sucedía lo mismo.
- En la época que me quité de mi casa, paraba misión imposible, aprendí a comer de todo, desde huevos de esturión "caviar" hasta el más exquisito "langoy" jajajaj ...
- Eso es bueno, siempre el hijo pródigo aprende a comer en la calle.
- ... y también tomaba de todo. V Palabra: !Tengo sed!, y me soplaba unos vasazos de vino, cerveza, ron, yonque, huarapo, chicha de jora, saltapa'trás o mi pisco acholado. ¡Salud Sensei!
- ¡Yo no tomo ... pero tomé ... un poquito de vino tinto cae bien ... la sangre del Señor! ¡También puede ser vino blanco para bajar la comelona!
- Cuando mis hijos eran niños matábamos unas latitas de sardinas grated, las mezclábamos con cebollitas picadas en cuadraditos, puntitos de aji verde, pimienta y sal, con zumo de limón y chorritos de aceite de oliva !La muertetete! Con su guarnición: pan molde, arroz o papita sancochada ¡Ya no ya!, levantábamos el espíritu mismo Domingo de Resurrección. ¡Qué tiempos de gloria maestra vida! ¡ Vida, pasión y bitute!
- ¡Comer bacalo ahora es una cojudez!, porque en semana santa se vuelve el pez más caro, y los pobres no podemos comerlo ¿Cuánto cuesta un kilo de bacalao? ¡Y seco todavía porque aquí no hay fresco! Yo, por lo menos, para estar con el espíritu de los primeros cristianos, en esta época como lo más barato, es decir carne de res o cerdo, porque el resto del año como pollo, y porque como todos comen pescado, la res y el cerdo bajan de precio. Así que ya compré, pobremente, dos kilitos de chancho, otro tanto de camotito, cebollita, ajicito, pancito, tengo café cuzqueño que me ha mandado el Hugo Del Valle Sagrado y estoy listo para hacerme unos chicharrones y comer con toda la family. Y es facilito de preparar. Jajaja, no invito porsiacaso, jejejeje.
- Acá, digo, en casa vamos a tener la visita de mis papás políticos y familia, la suegrita trae un cordero entero listo para ponerlo a la parrilla. Nosotros siguiendo la tradición maternal prepararemos un pastelito de atún, la receta me la dictó por teléfono Sor Giovanna de la Hermandad Monte de los Santos, pero me voy a meter unas ricas lonjas de cordero.
- ¿Cordero? ¡Quiero cordeeeeeerooo! Mi papá era el que, a veces, traía cordero y comíamos los dos solos porque el resto se mandaba su atún o sus tiritas de bacalao seco, jajaja. Él me enseñó a comer chicharrones en semana santa, jajaja.
- Y a mi también mi papá me enseñó a comer lomo saltado en semana santa, como si fuera la última cena; ¡Qué papás Dios Mio! ¡Padre, en mis manos entrégame mi lomo salta’o! ... ¿Maestro, una preguntita, en ésta semana adonde vamos a meditar?
- ¡Qué meditación ni qué meditación! ¡Mi reino por una pierna de cordero!
- ¡Cordero de Dios! ¡Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, dona eis requiem sempiternam! ¡Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos el eterno descanso!

*La culinaria es la forma creativa de preparar los alimentos y depende mucho del cocinero, de los ingredientes y de las costumbres u obligaciones culturales, médicas y religiosas para tratar los alimentos en cuestión.

* Seviche: El Instituto Nacional de Cultura, mediante Resolución Directoral Nacional Nº 241/INC del 23 de marzo de 2004, declaró como Patrimonio Cultural de la Nación a dicho plato criollo. La mencionada resolución, también indica que la ortografía correcta e histórica es "seviche" escrito con "s" y con "v", destacándose el habla de la influencia mora en la comida peruana.

Karlsruhe 2010.

¡Corrección a Comentarios!

¡Corrección a Comentarios!


Clásicos de Poesía infantil peruana y latinoamericana on-line
"La Escuelita" de Nicomedes Santa Cruz Gamarra.

Comentarios: "Cuando ingresé a la Gran Unidad Escolar "Alfonso Ugarte" de San Isidro en el año 1962, a Cuarto de Primaria, nos tuvimos que aprender el poema de Nicomedes Santa Cruz "A cocachos aprendí", me acuerdo que lo recité hasta el perno, cero de nota; un compañero de mi salón fue el elegido para que lo recitara en el patio central en el Día del Maestro, recuerdo con nostalgia esos lindos momentos. Pasó mucho tiempo y el poema lo escuché nuevamente en una ceremonia por el mismo motivo, Día del Maestro, con la voz inconfundible de una alumna de primer grado, mi hijita Alejandra. Lindos recuerdos. Publicado por: Nicolás León. 12/ 02/09 at 4:56".

Corrección a Comentarios.
De: Alejandra León Palma
Enviado: jueves, 11 de marzo de 2010-03-17
Para: Niky León

Papá por fin encontré el mail donde sale lo d a cocachos aprendí, ... enviado el 15 de febrero del 2009, o sea hace un huevo d tiempo jejeje ... al final están los comentarios, señalas q estaba yo en primer grado ... en realidad el concurso d poesía en el q participé recitando "A cocachos aprendí ..." pasó cuando estaba en tercer grado de primaria, no en primero, lo recuerdo bien xq mi profesora era Rebeca, no recuerdo el apellido, pero ella fue la mejor maestra q tuve en ese colegio, quien me enseño a recitarlo fue mi mami ... otros dos niños d grados mayores q yo también lo recitaron, pero por supuesto yo fui la mejor, gané el concurso!!! Premio: Un diploma. Jajaja. T kiero mucho tu hija linda bella preciosa y encantadora ... Ale

Cyclocity - KIT

La compañía Flash Courier Far West Services Inc, de Kike Felipillo Mayo, contrató a Yor y completó el Team de jóvenes del servicio de mensajería ecológica; todos los muchachos tenían pinta de supersónicos y vertiginosos como el pintoresco Chasqui que portaban de logo. Yor no necesitó presentar curriculum, fue contratado gracias al padrinazgo del mayordomo Rosendo Huancayo que había movido sus influencias ancestrales del Perú profundo.

Sin previa entrevista a Yor lo mandaron directamente a la sección Cyclocity, entrega directa sin escalas (20 min Delivery) de los documentos sensibles y de las pequeñas paqueterías.

La compañía no ponía movilidad y los requisitos no eran muy exigentes:

1° El contratado debe maniobrar excelentemente la bicicleta con un peso no mayor de diez kilos.
2° Bicicleta de preferencia diseño doméstico o de reparto.
3° Portar equipo de protección.

Yor no tenía bicicleta, su cuñado Léni que trabaja en la mata de los fierros, tornos y aditivos encargó discretamente el pedido, previo adelanto y separación por orden de llegada. Al día siguiente la bicicleta le fue entregada con garantía - el verdadero dueño no la iba a reconocer por el cambio de color y por los adornitos que le habían puesto - para mayor seguridad, por diez soles más le incluyeron una cadena con su respectivo candado para ahuyentar a los amigos de lo ajeno y evitar el robo.

Lunes a primera hora Yor llegó con la bicicleta a la firma. En la entrada había un letrero: - “Sección Cyclocity. Presentarse con Equipo de Protección: Casco - Codera - Rodillera. Es obligatorio. No insistir”. Yor mostró la bicicleta y para hacer hora se quedó preparando café y galletitas con mantequilla para los empleados. Martes, nueve de la mañanita, él fue el primero en pasar la revisión técnica de los accesorios, presentó el mejor KIT de seguridad, orgullosamente mostró pieza por pieza: Casco, rodilleras, coderas, muñequeras, guantes. De fabrica los accesorios izquierdos venían claramente marcados con una "I" en la parte inferior de las piezas y el casco llevada en alto relieve y en otro color una gran I latina. Advertencia: El equipo de protección debe quedar ni demasiado ajustado ni demasiado apretado; modelo aceptado por la NASA.

Doce del medio día llegó la primera carta para despachar, fue la oportunidad para demostrar sus conocimientos y “no quepa la menor duda” de sus dominios ciclísticos. Salió como un potro salvaje a las doce y cinco, todos sus colegas aplaudieron para darle la confianza necesaria. Después de diez minutos Yor se presentó en la puerta de la compañía sintomáticamente silencioso, sin fuerzas, con la bicicleta doblada en cuatro sobre el hombro, todo maltratado como si le hubiera pasado un camión por encima. Raspado de pies a cabeza; ensangrentado, magullado, con las uñas rotas, completamente abollado, no quedaba nada sano; cesta, frenos, pedales, cabeza, espejos, codos, rodillas, zapatillas, baulete, candado, todo estaba descuartizado y desgarrado.

- ¿Pero que te pasó?, preguntó el jefe de la sección don Emilio Del Carbajo.
- Antes de llegar a la esquina, se me cruzó la luz roja y cuando iba a freniar el casquete se me vino pa’delante y me tapó los ojos y frenié pero me fui contra el sardinel y por cuidar la bicla me estrellé contra el arbolito y la bici se me resbaló de la mano y salió volando pal’otro la’o y un miónca le pasó encima, y no paró el desgraciado. !Y todo esto es una cojudez! Puro adorno. No sirve.
- ¡Oye, cacaseno, tienes todo el equipo de seguridad en el lugar equivocado!
- ¡No! !No es eso!
- ¡Esas íes son de izquierda!
- ¿Cómo, no es de ígual?

Adiós chamba, adiós bicicleta.