Chismosos de miércoles / La matagente / Las adjuntas & Los pájaros muertos.

Chismosos de miércoles
Dedico este chismorreo de ciencia non ficción a mis profesoras del cotilleo profesional, a las chismosas y entrañables señoras de la Cuadriculatura Reptiliana Lenguas Viperinas.

Este chisme me lo chismearon hace muchos años. El chisme nació cuando uno de los jóvenes de la mancha del Rico Dasso por dársela de gracioso soltó un chisme de mal gusto sin pensar en el terrible desenlace y futuras consecuencias adversas; ofendió directamente a uno de sus íntimos de la collera y jodió toda la amistad de años de años. Chisme con desatino, la peor combinación.

- ¿A qué no saben lo que yo sé? ¡La última! El viejo de Michelangelo para en el Parque Marinoll con unos patas con pinta de vagos y delincuentes. ¡Parecen apretones los huevones!

Los demás replicaron al toque. Lo dicho no era un chisme, más bien parecía buscar bronca.

- ¡Calla huevón! ¡Tu siempre hablando huevadas! ¿Tú has visto para que hables?
- ¡Claro que lo he visto!
- ¡Oye hijo de miér! ¡En vez de sapear a mi papá! ¿Sapea en tu casa? ¡Hacen cachudo a tu papá! ¿Tú has visto a mi papá? ¡Yo también he visto! ¡Pero nunca he dicho nada porque somos amigos! ¡Huevonazo! Contento? ¡Estamos parches! ¡Idiota igual que tu padre! ¡Chao! ¡Me largo!

En ese mismo instante se acabó la amistad de muchos años, los compadres se agarraron a puño limpio, a los segundos después de intercambiar buenos golpes el grupo los separó. Los pugilistas tomaron calles opuestas y se fueron a sus domicilios con la jeta estirada. Caminaban contando sus pasos, lo que sospechaban se hizo realidad; antes que llegaran a sus domicilios el chisme del altercado con su primicia se regó como pólvora en el barrio, había volado por conducto irregular e inalámbrico, por celular, última moda de chismear y funcionaba a las mil maravillas.

Inmediatamente las antenitas de vinil de las fariseas Lenguas Viperinas sacaron cara por el chisme de la comadre. Al toque se compraron el pleito y comenzaron a chismear por su cuenta sin que nadie les preguntara nada, chismearon, dijeron a todo pulmón cuchicheando, de boca en boca, al oído oído:

- ¡La comadrita es una señora decente! ¡Ella trabaja de noche cuidando viejitos! ¡Y va a Misa los domingos! ¡Es mentira que le pone cachos a su esposo! ¡Eso es una calumnia! ¡No es de caballeros hablar así! ¡Mi comadre sería incapataz de obrar así! ¡Yo la conozco! ¡Por mi madrecita! ¡Por la virgencita que me ilumina! ¡Es decente!

Al aprendiz de chismoso el tiempo le sobraba, este huevo frito no hacía nada, sólo esperaba las seis de la tarde para salir a esquiniar y chismosear. Pues bien, chismoseó. Siguió sigilosamente el itinerario de sus padres y se percató que su papá acompañaba todos los días sin descanso a su señora madre hasta el paradero de los taxis y que se despedían con un piquito. La sorpresa fue cuando vio con sus propios ojitos que dos veces por semana su mamita después de cuatro cuadras de viaje se bajaba del taxi a la volada y se enrumbaba a una casa de la vecindad quedándose hasta el día siguiente. La doña no contaba con el chismes, ni con los chismosos. Y un chisme jala otros chismes.

El chismosito ocioso muy seguro de lo bien informado que estaba y conociendo todos los pasos y movimientos de su señora madre. Contó detallada y secretísimamente el materno historial curricular a sus hermanos. Estos también ingresaron a las filas del recontraespionaje urbano. Comenzaron por lo más simple y más fácil, dando vueltas por la casa del pecado a una distancia prudencial. Hasta que llegó el momento que ampayaron la verdad, vieron a su mamita con bata de baño y chancletas, comprando pan, huevos y un sobrecito de café en la pulpería del costado.

- ¡Horror de horrores! ¡No llevaba el uniforme reglamentario de trabajo!

Los fraternos soplones se reunieron brevemente en mesa redonda. Hicieron los últimos planes para el ataque suicida. Esperaron pacientemente transpirando un frío nerviosismo. Después de treintitres minutos con sesentainueve segundos salió la mamita con pareja. Los jóvenes como kamikases se fueron directamente encima contra el enamorado. Éste se dio cuenta del acecho y se abrió hacia la pista. Le metió un cachetón al chismógrafo chismosón por huevón, y bailando y toreando se defendió como buen macho machote. Con todo. Lo más resaltante de la faena fue que la señora a punta de carterazos, golpes, puñetazos y empujones defendía a su machucante. Rechazó los ímpetus éticos moralistas de sus hijitos, mentándoles el padre, y reclamando a voz en cuello que no se metan con ella ni con su vida. Porque ella les da de comer parando la olla y puede hacer lo que le da la gana.

- ¡Sarta de flojonazos! ¡Haraganes! ¡Vagos de mierda! ¡Basuras! ¡Mantenidos!!

Fue lo último que gritó la dama, el vecindario se llenó de un gran silencio sepulcral. Los hijos derrotados. No por el puño del bravo contrincante sino por las palabras de su santa madrecita. Emprendieron rapidito la retirada a su hogar, dulce hogar. Vencidos y humillados. Su gran aventura servía para la comidilla de cada día, habían alimentado las habladurías. En casa el papá tomó todo este berrinche muy deportivamente a la inglesa, muy flemático. Lo primero que dijo, tajantemente en medio de la sala, fué:

- ¡Esto es un problema de a dos, de su madre, conmigo! ¡Ustedes no se metan! Además si peleo con ella ... hum ... si peleo. ¿Qué comemos? ¡Tampoco la puedo botar de la casa! ¡Es vuestra madre! ¡Recapaciten por Dios! ¿Qué van a decir los vecinos chismosos de miércoles? ¡Van a chismosear y yo no quiero darle ese gusto a nadies! Y a mi no me gusta el chisme, ni el escándalo. ¡Entendido! ¡Al que no le gusta que se vaya de la casa! ¡Las puertas están bien abiertas!

Pasaron interminables minutos, la señora madre llegó a su casa muy seriamente con la mirada serena como si nada hubiera pasado. El esposo enérgicamente la invitó a subir a la alcoba para hablar seriamente. Después de una hora y media nadie escuchó nada, el señor bajó. Pidió silencio a todos los presentes porque su amada esposa y madre de sus hijos estaba descansando, que se había quedado dormida. Que tenía los nervios destrozados por culpa de sus incomprensibles hijos que habían ocasionado todo este mal entendido. Los hijos se quedaron pálidos mirándose entre ellos. Mudos. Nadie habló ni pestañó. Salieron uno a uno a la calle. Respiraron aire puro. Se miraron. Después de airearse un buen rato y mirar al cielo buscando una respuesta, llegaron a una inteligente conclusión:

- ¡Bueno! ¡Todo este chisme es problema de papá! ¡Qué se joda!!
Continuará ...

Biografías no autorizadas. La matagente
Con todo el respeto que se merecen los tíos del UB, dedico este chisme a mis entrañables profesores del chismorreo profesional, los señores chismosazazos de la Asociación Lorística los Pájaros Muertos.

Biografías No Autorizadas sobre las Señoras del Chisme de la Cuadriculatura Reptiliana Lenguas Viperinas.

Ya no hay brujas, hechiceras, ni chamanas en Cachiche. Después de varios años regresé a mi país y mirando la agenda de mi vida tenía pendiente un punto. Entonces aproveché hacer una visita relámpago a los pueblitos del Sur y de paso hacer unas entrevistas a los embrujos encantadores del caserío de Cachiche. Después de caminar por entre las palmeras y huarangales de Cachiche, pregunté a un lugareño donde podía encontrar los escondrijos de los curanderos y adivinos, el anciano me miró de pies a cabeza y me contestó.

- En esta época del año en Lima. Todos están chambeando por allá. Sólo vienen para las fiestas.
- ¿En Lima? ¡Yo vengo de Lima! ¿No me diga que son los hueveadores de la avenida Tacna?
- ¡También! Pero más paran en la rica Viky, en La Victoria.
- ¡En La Victoria, yo soy de ahí! ¿Por qué llonja?
- Nada de llonja, en Balcon City, creo, esa urbanización con nombres de piedras preciosas.
- ¡Ese es Balcon City! ¡Yo vivo ahí!
- ¡Ya pé! ¿Tónces qué hace acá?
- ¡Jajajajajaj! Gracias!!

Regresé al barrunto y entre chismes, secreteos y bla bla blas, me pasaron el dato que la nueva líder, la voz cantante de las señoras del chisme era de por allá. Me chismearon que en los últimos años la gente anduvo diciendo por ahí que la inventora del teléfono malogrado, la cuco del embrollo, la bemba colorá del lleva y trae es la Matagente. Que tal ojo de las otras ñoris de escoger como jefe y guía a una descendiente de las brujas de Cachiche. Con ella aprendieron a cotorrear con notas estrepitosas de corral.

Pero siempre hay gente más mala, más chismosa, que con cuchicheos a la distancia comenzaron a maletear a la Matagente; me pasaron el talán que la Matagente, reza y jura y rejura a los cuatro vientos que por su boca sale sólo la verdad; que siempre tiene una sorpresa y varias mentiras para no asistir al culto de su comunidad; que tiene una capacidad para crear maldades y que chismosea de todo para pasar piola de las estupideces y patrañas que para promoviendo o haciendo.

Sólo me dediqué a escuchar sin interrumpir el soliloquio de los antiguos Pájaros Muertos, estos señores hablaban cruzando el tiempo, no les importaba el pasado o el presente, ellos estaban engolosinados con la pregunta y dale que te dale hicieron funcionar sus gastadas neuronas y vomitaron todo lo sabido y preconcebido:

- La matagente mintió desde el primer día; mintió desde el primer momento; un día antes de llegar al barrunto mintió; le dijo a su machete, al ex-pastor, muy quedo al oído con su voz misteriosa, de nardo y de rosa, de luna y de miel, que su rezo se lo había aprendido en un atardecer; lo chamulló apapachándolo, diciéndole que ella estaba solita, sin nada ni nadie que la protegiera ni la acompañe, que no tenía ni un perro que le ladre, que es santo el amor a la nueva tierra, que triste es la ausencia que deja el ayer. Con ese farisaico palabreo el reverendo ex-Pastor de la Secta religiosa Tarzaniana se tragó la mentira y piadosamente con su gran corazón enamorado le contestó: ¡Yo tarzán! ¡Tu Jane! Traduciendo literalmente lo que quiso decir el ex-pastor es algo parecido como, Yo Adán, tu Eva. La trajo a Balcon City para la Semana Santa y la doña al toque hizo las migas con la gentita de su devoción. En plena repartición de los peces sin ser invitados oficiales llegó el clan patriarcal de la Matagente con sus tambores y macumba y se comieron todos los pescados con espinas y escamas; se comieron hasta los pescados que estaban congelados y los otros que estaban listos para meter a la sartén. Se comieron las ofrendas y los adornos de la cruz; y sacaron los frutos de los árboles frutales del parque en bolsas interprovinciales ... suerte para los vecinos que en el Día de la Resurreción habían viajado a su región, al Monte Mutiu muy cerca de la terrible tribu de los Gaboni y de la peligrosa Selva del jirón Huamanga.

Y para terminar el viejo chismoso más chismoso, chismoseó:

- Estafa, engaña y timbea en los pequeños casinos del barrio. Siempre gana ¡¡¡Qué suertuda!!! ¡Ay que cuida'se de las mujeres que timbean, las casadas sóm peyor, é'tas entregan su alma al diablo pór un sencí'o y entregan algo máz también!
- Pura madre, por lo que me chismean yo creo que ustedes la están envidiando con una envidia bien envidiosa, jajajajajaja
- Ná de envidia é purita verdá. Lo que acabáis de oír se ha cumplido. Porque el Señor me ha ungido con algarrobina para anunciar lo que te he conta'o. ¡Palabra de Dios, por Diosito! ¡Hip ... Salud!!

Me despedí pensando.

- ¿Habrá otro más chismoso y curioso que yo? Y cuando la vista volví hallé la respuesta viendo que los Pájaros Muertos chismeaban con los chismes que yo chismosié. (D.Oct.2010).
Continuará ...

Biografías no autorizadas. Las adjuntas
"Las historias verdaderas que uno relata son falsas; las falsas tienen al menos la oportunidad de que podrían convertirse en verdaderas". Elías Canetti.

Al tercer día, yo y mi sombra, ya éramos super reconocidos, me dí cuenta por las miraditas y las sonrisitas nerviosas de un par de señoras a la hora de comprar el pan, en la mañanita, en la esquina del cajamarquino, me saludaron amablemente y se fueron a la acera del frente donde sesionaban un trio de guapachosas señoras, e indiscretamente con el dedito índice me señalaban. Mirándo desde lejos y de reojo saqué mi raíz cuadrada y me di cuenta de lo que se trataba. Eran las simpáticas criaturitas infernales de la Matagente, a una por una las fuí reconociendo: La China, La Bestia, La Manco, La Sorda y La Coja

- ¡Ay, hija! ¡Cuida'o! ¡Cállate la boca! ¡Psssch! ¡Ese'ón es un grandísimo chismosazo, yo lo conozco!
- ¿Cuál de ellos?
- ¡Ese cuatro ojos! ¡Con pinta de cara de cojudo! ¡Su comadre una vez me chismoseó que éste güevón es un chismoso de primera!!
- ¿Cómo es la gente no? ¡Chismosos salaspatrozos por todos lados!

Regresando a casa fui recordando los preciosos chismes de los Pájaros Muertos. El viejo pelo pintado de Don Gepetto Serrasconi, filosofó el día anterior, malamente:

- "No hay moneda falsa que no pase, ni puta que no se case". Y los demás Pájaros Muertos continuaron:

La China: Es una vecina antigua, chola fuerte, cincuentona. En sus buenos tiempos barrió con todos los caballeros de la urbanización como escobita nueva. Secuestraba a uno por semana y les quitaba los chibilines del jornal en cada pollada obligándolos a pagar con carácter de urgencia el pedido que no habían hecho y también les cobraba las polladas que sus hijas se habían comido. ¡Válgame Dios! Tanto fue el cántaro al pozo que se rompió, las esposas de los calzonudos se unieron y le hicieron carga montón, por poco la linchan. En la actualidad es Testigo de Jehová, predica y chismosea al mismo tiempo. Peca a escondidas para no perder la costumbre.

La Bestia: Desde chica se le veía con varios patas recurseandose el pan de cada día. De joven fue deportista, practicó karate, judo, kung fu y fuchifús. Por sus dotes físicos-mentales se convirtió en gran jugadora. Ella misma se maleteó, habló de sus travesuras en un domingo de sol, calor y con resaca de pollada. Murmuró: "Qué ella se recurseaba con sus novios y sacaba su ropero completito en Gamarra y la guita para mantener sus estudios y la jama pa'su familia". Llegó a ser jueza en Derecho, a pesar de su comportamiento torcido. Ahorita ya no se acuerda de sus andanzas. Jode en el barrio, jode a los jóvenes, mira por sobre el hombre y todo le apesta. Se jubiló relativamente joven, tiene su estudió en la sala de su casa y una boquita finamente entrenada con oratoria procesal para todo tipo de alegatos, calumnias y chismes.

La Manco: Fue empleada ejecutiva modelo de una empresa turística rural, salón restaurant, El Hotelín Blanco, en un Balneario del Sur, juntito al mar, a las corvinas y cojinovas, donde trabajaba con cama adentro. Se entendió con el Gerente General y gracias a esa gestión laboral consiguió una buena marmaja mensual mandando al diablo la chamba. Con chanchullos, chantajes y malas artes, ahora recibe un giro mensual de los States Unites de USA. Siempre se le ve linda y arregladita como para asistir a una fiesta; afila la lengua con su primita del alma y compinche, otra joyita que para todo el día fisgoneando al barrio desde los corrales de los gallos de pelea que tienen en la azotea, luquea a tiempo completo, chiniando desde la ventanita silenciosa de cristales empavonados.

La Sorda: Su chaplín lo dice todo. A esa le dicen, siéntate, y la dama se echa. Es una mujer voluptuosa que cada vez que se pone un escote y enseña sus tremendos encantos es para pedir fiado y con yapa.

La Coja: No es precisamente una enfermita, si no porque siempre se hace la cojuda con cara de inocente paloma de yo no fui, va recolectando los chismes al paso.

Y punto final. De las otras chamanas, hechiceras, brujas, Lenguas Viperinas, hijas de la guayaba, hipócritas, fariseas de miércoles, cabareteras de segunda categoría, malditas atrasadoras, vendedoras de no sé qué, jugadorazas, hijas de la gran pera madura; ya no escribo más porque me faltaría papel y el chisme sería más extenso y voluminoso que la Biblia. Mejor lo dejamos ahí. Arrivederci. Au Revoir. Adiós.
Continuará ...

Biografías no autorizadas. Los pájaros muertos
"Decir lo más terrible encantadoramente es cuestión de práctica chismográfica". Niky León.

Más de una vez he repetido, siempre lo repito, y hasta el cansancio repito el mismo estribillo:

- "El chisme no me gusta ... pero me entretiene".


Y en mi querido barrio el chisme es un deporte de masas; nos entretenemos del ocio con chismes, con dimes y diretes, con bromitas de mal gusto, con rajes por la maleta; todo esto en conjunto es más entretenido que ver la televisión con o sin cable, que ir al cine, jugar a la pelota, que rascarse los huevinchis en el sillón viejo de la sala sin hacer nada de nada. ¡Qué viva nuestra pasión virreynal!

Mientras escribía unos E-Mails, respondiendo asuntos ultra-secretos y totalmente confidenciales, recibía entre tanto y tanto cartas electrónicas que pasaban corriente, me llamaban la atención con palabras de grueso calibre por haber omitido las Biografías No Autorizadas de los Señores de la Asociación Lorística los Pájaros Muertos. Para enmendar este craso error e impertinencia me disfracé como espía de la KGB, y me fui directamente a buscar a los plumiferos, y no fue difícil conseguir algunos datos de corral; por boca de ellos mismos recopilé un par de interesantes biografías no autorizadas de sus más serios representantes y mejores exponentes del chisme zalamero y gracioso de nuestro barrunto blanquiazul ... y en octubre, morado.

Estos pájarracos desde hace muchos años se reúnen religiosamente todas las noches, entre copitas de roncito, habladurías, y haciendo pichi en el frondoso árbol que los cobija de la humedad y del frío limeño. Como siempre, chismosean cada día a forro y sin compasión, dando con palo al leño caído, echando en cancha al inadaptado miembro despistado, y por ese mismo motivo tienen chismes para rato.

Camuflado entre ellos, participé en la reunión como antaño, a la primera pregunta concebida que les hice se fueron de boca, los archiconocidos Pájaros Muertos no tuvieron ninguna consideración de su antiguo jefe, guía, fundador y presidente vitalicio con carácter honorífico, y gran maestro santón chismosón; todos nos mirabámos las caras, satisfechos y sabíamos porque, nos referíamos al emplumado Don Gepetto. Antes que empezaran a soltar la lengua floja, me aconsejaron que, "chismosos que chismean de otros chismosos, siempre pierde, el que miente sin educación". "El buen chisme tiene que ser alturadamente alto"; me dijeron. No entendí ni michi pero me vacilé de lo lindo con el vacilón.

Gracias a estos eternos vigilantes de la vida ajena, cuervos humanizados que no se congracian con nadie, husmeadores ad honorem; recolecté los siguientes datos.

- Don Gepetto Serrasconi Grannariz‏ fue nuestro presidente por años pero le cazamos varias mentiras y con el dolor de nuestros corazones tuvimos que cambiarlo por un mal menor. Nos contaba versos muy distante de la verdad, y de la realidad, mintió cuando habló de trabajo y de mujeres. Todos sabemos que él no la mueve, no hace ni el intento, y que desde hace tiempo es vago profesional, y no hace nada. No es trigo limpio, ni santo, una cosa es hablar de la vida ajena y ¡Otra cosa es mentir! ¡Y otra cosa es ser embustero! Se puede mentir, empujado por las circunstancias, pero el mentir, por mentir, es propio de embusteros. ¡Y él nos mintió!; dijeron los miembros de la cúpula de los máximos dirigentes de los Pájaro Muertos.
- ¿Y de qué mujeres nos habla? Si él es ratón de un solo hueco, ratón flojo todavía, miente que te miente; a la vejez, mentiroso. Dios se apiade de su lengua mentirosa.
- Don Serrasconi‏ hace las labores de casa y de paso tiene que despulgar a su perro chusco. Al pobre animal no le queda otra, está hecho un cascarrabias y también tiene que ayudar en las tareas domésticas.
- ¿Y qué de malo tiene eso? Yo he sido Hausmann, y trabajar en casa es matador. Quien como ustedes que se la pasan todo el día mirando corrales ajenos.
- Tu ya te olvidaste. Pero acá una señora que sale tiene mucho tiene tiempo pa'trampear.
- ¡Puñales! ¡Qué mal hablados son ustedes!
- Por eso mismo te decimos que tu no sabes de la interpretación de la realidad nacional, ni de concepción del espacio-tiempo-histórico hermenéutico ...
- ¡Ustedes exageran! ¡Ya no me voy a juntar con ustedes! ¡Por Diosito!

En la segunda pregunta, los más jóvenes tomaron la palabra, y me enteré que el nuevo lider es mi promoción, el enigmático y controvertido Edwin Toribio Carambola, mi pata, mi hermano del alma, el popular "Oriundo de Sicaya". Los jóvenes que no son tan jóvenes porque son de mi edad; prosiguieron.

- Edwin Toribio llegó al barrio en brazos de mamá. De niño tenía la manía de imaginar deudas y confundía la realidad con la fantasía. Se levantada de la cama y en vez de decir los buenos días, decía: “Oe, págame‘pé”. Terminó secundaria en un colegito particular La Quinta Rueda del Coche, y con las justas pasó. Como universitario logró sacar su título en una imprenta del jirón Azángaro. Cuando cumplió su mayoría de edad, sacó carné de todos los partidos políticos para tentar suerte pero hasta el momento siempre pierde.

Me jaranié solito. Me miraban desconcertados. Ese chisme me lo conocía desde hace cincuenta años atrás, y me reí a carcajadas recordando los viejos tiempos de nuestra chiquititud.

Al final de la conversación, hablamos de todo un poco, y en cada tema no nos poníamos de acuerdo. Con el beneplácito de la audiencia expuse mis puntos de vista y sin querer me convertí en un ácido crítico e irónico y antagónico; por escasos minutos solamente; con argumentos sólidos respaldé mi discurso. Me di cuenta que yo era un extraño entre extraños en una esquina extraña. Viéndolos a la distancia, ellos ya no eran trece caballeros de la esquina del papagallo, eran menos, dos habían viajado al cielo y yo había viajado al extranjero. En la actualidad son diez miembros pero son "uno" a la hora del chisme. Sin pensar hice la mejor acción del momento. Di un paso al costado y me despedí, discreto y educadamente, como siempre con la mejor sonrisa; me despedí de ellos, de los Pájaron Muertos, de la esquina, y de mi barrio; pensando en no volver nunca jamás. Después reflexioné sobre lo que pensé y me dije, tengo que darle tiempo al tiempo que el tiempo decidirá.

- "De ahora en adelante chismosearé solito sin ayuda de nadie".

Deo gratias acabé estas Biografías No Autorizadas sobre los portadores del chismes de mi barrio en el año de las Elecciones Regionales y Municipales del dos mil y diez de octubre. Impreso en la muy noble ciudad de La Victoria.

Nauplia, la Joya del Golfo Argónico

En el Parque Arqueológico de Olimpia se dió la partida oficial de la carrera hasta nuestro siguiente destino: Nauplia. Lo hicimos en el mismo automovil rentado. Como antiguo “As del Volante” y veterano motorizable de los “Caminos del Inca”; cruzamos el Peloponeso “a lo largo y ancho del territorio nacional” como decía Lucho Izusqui en radio Ovación. Del mar Jónico hasta el mar Egeo. En plena ruta me dí cuenta que los helénicos manejaban a la qué-chú. Hoy, acostumbrado a las estrictas normas, leyes y señalizaciones germánicas de tránsito vehicular, me sorprendí, pero después de un largo y profundo suspiro ordené mi idiosincracia y comenzé a manejar como acostumbraba hacerlo en mi mazamorrera Lima City; a lo bestia; tipo chofer interprovincial de tercera categoría, con recursos y artímañas. Fue otra cosa, manejé como en casa por los pintorescos pueblitos, casi todos igualitos; por las sierras, precipicios, abismos y quebradas con bajadas de montaña peligrosísimas; en algunas curvas cerradas el autito derrapó poniéndonos nerviosones; divisamos bonitos paisajes; además de las campiñas, canteras de piedras y mármoles, huertos, sembrios y avanzamos por bonitos linderos, por pistas sin letreros; por carreteras que de casualidad tenían letreros en griego que no nos servían para nada. En el recorrido nos sentimos intimamente ligados con la naturaleza. Viajamos a una apocalíptica velocidad, promediamos los 75 km/h. Llegamos a la meta en buen tiempo. La bella ciudad de Nauplia artísticamente engastada en el Golfo de Argos nos recibió con los brazos abiertos y el cielo despejado de nubes.

Nos acomodamos en un hotelito juntito a la fortaleza Acronauplia por un lado y por el otro lado la iglesia ortodoxa San Spiridon y a la iglesia católica que estaba cubierta de pies a cabeza por reparación. Desde la Plaza de Armas mirábamos con respeto las fortalezas que llenaban la vista con sus piedras cinceladas, unas sobre otras, piedras, piedritas, piedrotas, piedras negras sobre piedras blancas y al revés. Nauplia tiene tres fortalezas mediovales; la pequeña se encuentra en el islote de Bourtzi; y las dos restantes en lo alto del pueblo; la intermedia Acronauplia y la que está en la cima la Palamedes construida entre los años 1711 y 1714. La fortaleza Acronauplia de lejos se ve majestuosa, pero cuando se le visita desaparece porque se camina encima de ella, algo asi como el dicho popular:

“Los árboles no dejan ver el bosque” pero al contrario.

Al principio no quería pensar en la subida de las 999 gradas más o menos para llegar a los 216 msnm donde se encuentra la fortaleza Palamedes. Con duda inicié la subidita, poco a poco le perdí el respeto y con grandes trancos aceleré el paso. Con punche llegué fresco a la cima; el premio fue una hermosa vista al pueblo, a los alrededores y al mar. Sacando el sencillo para pagar la entrada del ingreso comenzó a llover; para conocerla en su totalidad tuvimos que recorrer sus pasajes, las atalayas, explanadas y bastiones; y subir buenos metros más; después del recorrido por el sitio terminamos empapaditos de pies a cabeza; fue una lluvia de otoño, bonita, tormentosa y torrencial. De regreso bajamos hasta el mar, a bañarnos, imaginándonos un soleado día de verano. La temperatura del agua favorablemente tibiecita nos relajó.

Mi preparación física de un año por zonas rurales había surtido efecto; las caminatas, bicicleteadas, trotes y marchas por colinas, cuestas, rampas y llanuras habían cumplido su finalidad. Estaba agilito pero no quería abusar, por ese motivo dormía mis horas sagradas y listo para el siguiente día, ‘como nuevo’. El ritmo de vacaciones activas es contraproducente para un latinoamericano y si es de Limamanta, como yo, peor; realizar ésta expedición cultural fue fuerte físicamente pero al final de cada día era satisfactorio los logros alcanzados.

Al día siguiente después de subir a la fortaleza Palamedes, me preguntaron:

- ¿Sentiste en la noche, en la madrugada, la lluvia, los rayos, truenos y relampagos?
- ¿Cuándo?
- En la noche.
- No, nada, por qué? Estuvo fuerte?
- ¡Parecia el ¡El Diluvio Universal! ¡Qué rico duermes, ni un terremoto te despierta!

Pero sí llegué trapazo a la cama, para mi dormir significaba cargar baterias para el día siguiente y para los días restantes. ¡La expedición mataburros! El turismo activo folklórico cultural no me dió respiro, aprovechaba bien mis horitas de dormidera. Cuando el reloj marcaba aproximadamente las cuatro de la tarde me entraba una ganas de hacer una siestecita, de pestañar un ratito, me concentraba, me ausentaba, pensaba. Yo mismo friamente me preguntaba y me respondía:

-¿Cómo va todo? ¡Va bien! ¡Vamos a ver como se desarrolla!
- ¡Entonces: ¡Pa’delante!

Pero los años pasan, y dejan huella, al día siguiente era más dificil pero no imposible estar de pie; nuevamente por otras ruinas ruinosas, turisteando “juerte” y alegremente, tratando de ver lo del mañana.

En las noches tuve la oportunidad de desechar las ideas negativas que no me dejaban crecer; mirando el mar es un lindo ambiente para filosofar, pensar y repensar, en sacar conclusiones del día y de la noche; de la vida y de la muerte.

“Recuerde el alma dormida, avive el seso y despierte, contemplando, cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte tan callando, cuán presto se va el placer, cómo, después de acordado, da dolor; cómo, a nuestro parecer, cualquiera tiempo pasado fue mejor”. (Coplas por la muerte de su padre, Jorge Manrique).

A falta de un despertador teníamos varios despertadores, nuestro reloj y las campanas de las iglesias vecinas. En las mañanas empezaban a llamar a sus feligreses, exactamente como Radio Reloj de la avenida Tacna.

Era la segunda semana de vacaciones y ya no salía con el mismo optimismo de los primeros días, me dolía todo el cuerpo, las piernas agarrotadas querían pedir tiempo, chepa ¡Chepi! finisch. De tanto caminar me dolía la rodilla izquierda, el brazo derecho, la columna, la cintura; paulatinamente se me iba agotando cada miembro de mi corpus atlético. En la mochilita sólo llevábamos un par de manzanas, dos panes, un litro de agua y la pequeñita cámara fotográfica:

- ¡Pero cómo pesaba!

- ¡¿Por qué mi querido Zeus todas las ruinas están en la cima de las colinas?!

Zeus no contestó, se hizo el menso. Con tal que los turistas dejen sus chivilines, el negocio sigue viento en popa.

Kazhanga, la joyita de Nauplia

He recibido varios emails que me piden que escriba algo gracioso. ¡Qué gracioso! ¡Habráse visto! Con esa premisa ya no sé que escribir. Pero sigo fiel al castigo y a mi ineludible destino.

Hilvanar y compaginar tanta verborrea de letras surtidas se me hizo difícil; recordar tantas hazañas, pecadillos y malas artes, più difficile. Kazhanga, la joyita, me pidió que sólo ponga lo ultimito - El Chisme del Dentista - pero como no prometí nada, libre de culpa y pecado, sólo va lo memorizado.

Con cariño envío este enredado culebrón, a mis lectores de mi rico barrunto Balconcillo City - La Victoria. También va para los de Lima, San Isidro y Miraflores; New York, Vancouver; Roma y Sicilia; Sydney y Beijing; Karlsruhe, Berlín y para los del Distrito Del Santarín - Ancash.

KAZHANGA, LA JOYITA DE NAUPLIA.

Para Kazhanga Kelophanakis Ozolibospolis
del Golfo de Argos.
Por su locura, por su desmadre, desfachatez,
sueños y agradable charla de café ... griego.

"El amor es tan rico en miel como en hiel" (Plauto).

Sentado en el balcón de mi recámara, observando el fresco amanecer; las olas del mar y sus variados colores, verde-azul-celeste; el puerto, la playa, la fortaleza Bourtsi en el islote; las escaleritas que se entretejen por la antigua ciudad; los balcones repletos de flores, los cactus con sus tunas. Nauplia presentó su belleza matinal incomparable, con sus silencios prolongados y sus grandes ... campanadas de las iglesias cercanas y kikirirkis de gallos que rompían la monotonía y nos despertaban antes de la hora señalada del sincronizado despertador. Aprovechando la matina, con mi libreta en mano realizo un bosquejo de descripción del paisaje, mis impresiones y crónicas del viaje, y espero que te espero a las musas para que me auxilien con la ingrata inspiración que no aparece.

Desde la terraza contigua recibí un saludo en perfecto inglés londinense de parte de la joven señora administradora del hotel.

- Good morning!
- Guten Morgen!
- Does it please you taking with me, one cup of Greek coffee?
- Thank you, thank you very much. I do need a cup of coffee. If it’s Greek much better!
- Where are you coming from?
- From Germany!
- From which city?
- From Karlsruhe, of the state of Baden-Württemberg.
- And where are you from?
- I am Peruvian.
- Peruvian of Peru?
- Yes, and you?
- ¡Greek! ... but I speak portugues ... eu frequentei a escola, na Bahia.
- ¡Bahia! ¿Brasil? ¡Você pode falar devagar, que eu entendo “¡Brasil tem um povo belíssimo, sua gente! Tudo é muito bonito, é uma maravilha ¡Bahia!” ... Desculpe-me pelo meu português ruim ... Que engraçado, muy gracioso, mejor hablamos ¡Portunhol! ... si no nos entendemos nos ayudamos con inglés, con italiano o con mimo. Ok. Good. Molto bene. Bien. ¡Muito bem!

Con un salto acrobático me acomodé en la mesita de la terraza, iniciando una amena conversación como sí fueramos amigos de toda una vida. Me programé con el link Portunhol.Com, y recordé mis pasos por Brasil tarareando la canción de Roberto Carlos “La Montaña”, mi favorita.

- Ondumas aprendeste al falar portugues?
- En São Paulo en la universidad, ahí me hospedé por dos meses, y después viajé por Rio, Belo Horizonte, Ouro Preto, Curitiba y Foz do Iguaçu. Nunca me olvido de Brasil.
- Timo suas mulheres?
- ¡También! Por su cultura, su gente, por Sônia Braga, por Jorge Amado, Chico Buarque, Gilberto Gil ...
- Gostas Nafplia?
- Si, de las ciudades que hemos recorrido, Nauplia es una belleza, una joya, es la joya del Peleponeso ... en la tarde vamos a recorrer el caminito por la costa, la roca del Acronauplia y seguimos hasta la fortaleza de Palamedes.
- Desde aí há uma formosa vidado al todo au golfo, al toda al cidade, nãau teo vais arrepender ter subido
- Pero de aqui se ve lejos, lejitos. Me han dicho que hay que subir como 999 gradas, unos dicen más, otros menos. Y una vez arriba tienes que subir siete bastiones más arriba ...
- E ol é mil gradas? Nada, hueveando caminhas mais.
- Jajajaja, gracias por darme valor.
- Min ol trabalhas?
- Soy actor de teatro, además lavo, plancho, cocino y como hobby escribo cuentos.
- Escreves histórias? ¿Ol klaso de histórias?
- Yo no escribo historias, yo escribo cuentos, cuentos de barrio, cuentos de la vida cotidiana, algunos cuentitos me salen bien, otros mal, otros ... peor, ... todo lo que puedo escribir lo escribo, le meto anécdotas, aventuras ... ¡Acción! ... y ¡Chismes! ¡Eso es lo mejor! ¡Los chismes!
- Vou-teo rakonti um chisme, mas põ mia nome, eu salajro al de a ideia.
- ¡Trato hecho! Dame tus datos, nombres, apellidos, edad ... peso ...
- ¡Nãau sejas pendejo, mia pesas nãau au ponhas, eu estou feita uma besta, subi como vinte kilogramoj de gordura ...
- ¿Cómo te llamas?
- ¡Kazhanga!
- ¡Kazhanga! ¿Qué más?
- ¡Kazhanga Kelophanakis!
- ¿Eso es todo?
- ¡Kazhanga Kelophanakis Ozolibospolis!
- ¿Profesión?
- Eu salajro Advogado, Estudei Direito, estou buscando am ande haltu fazer mia Estudo, cabelo, omento estou Administrando au Hotelo ... !NãAu sê como começar!
- Para empezar, algo fácil, qué te gusta?
- ¿Al mia? Gosto das carroças, todo tipo De carroça, nãau gi importas au mi modlas ovon au ânus!
- ¿Con sal o con azúcar?
- ¡Kiel mielo! ¡Kiel muito mielo! ¡Con miel!
- Jjajajaja ... con miel ... ¡Qué buena! ...

Probé un sorbo de café como catador profesional, lo saboreé y compartiendo una sonrisa comenzamos a degustar el rico café griego. Mirando el paísaje después de un breve silencio, le pregunté por preguntar; para agarrar confianza y romper la barrera, el hielo que siempre existe cuando uno recién se conoce. Mirándola con atención y muy docto, como los eruditos que leen telepronter en la televisión, empecé l'entrevue.

- Primera pregunta: ¿El color de tus ojos es real o usas lentes cosméticos?
- Pregunta otra cosa y no jorobes, divertido eres, no? Jajjajaja
- ¿A qué hora entras a trabajar? ¿Tempranito?
- A la siete ya estamos de pie para atender a los que se marchan, la mayoria se despiden temprano para aprovechar el día, se dirigen a otras ciudades, ruinas, museos o las playas.
- ¿Wo lebst du? ¿Dónde vives? ¿Tienes movilidad?
- Yo estoy viviendo acá por el momento, en el hotel. En un mini departamento, el trabajo es con cama adentro jajajaja parezco mucama. Por el momento el hotel es mi centro de operaciones, tengo un pequeño Estudio Jurídico, también doy clases de inglés; siempre cae uno que otro cliente, los atiendo sin problemas, fue una de mis condiciones cuando hablé con el dueño.
- Es una gran ventaja. Así puedes ahorrar.
- ¡Ahorrar! ¿Ahorrar? No sé ahorrar ... con mi esposo tenía una casa bien arreglada, una bonita casa, ahí tenía una oficina/estudio con una secretaria, pero como mi esposito jodía tanto lo mandé a rodar, mucho jodía, me quería controlar el zonzo. Le dije sus cuatro verdades: ¡Quédate con tu cuchitril de casa de porquería! ¡Yo me voy, me largo, estoy harta! Cuando se fue a trabajar hice la mudanza, me llevé hasta su cama. Le dejé la casa completamente vacía y en la ventanita colgué los recibos de luz, agua, cable mágico para que se joda. Me fui a la casa de mi mamá y me di con la sorpresa que no había espacio, me ensarté, le pedí que me cuidara mis máquinas, equipos de línea blanca, electrodomésticos hasta que consiguiera un departamento. El resto lo llevé a la casa de mi hermana, y el idiota de su esposo no me recibió nada, me dijo que no era su problema, el maricón se la descobró porque yo no fui a su matrimonio.
- ¿Qué matrimonio? ¿El de tu hermana? ¿No fuíste? “!Cuinta, cuinta, eso es lo que le gusta a la gente! Ta’güeno el chisme, cómo entretiene!” !Mamma mia!
- Eh ... me separé de mi esposo, la casa de mi mamá quedó chica, el esposo de mi hermanita no quizo guardar nada de nada, dijo que no era su problema. Una semana antes del matrimonio cortamos palitos ... ¡Yo estoy viviendo en el hotel hasta que me consiga un departamento o una casa, un mejor trabajo ...
- ¡Un mejor marido! Jajajajaj
- Jajajajaja ... ah, te gusta joder!
- ¿Cómo es eso que no fuíste al matrimonio de tu hermana? ¿Qué raro? ¡Acá la familia se respeta y se ayudan! ¡Cómo en Brasil! “!Uno para Todos, Todos para Uno!” ¿O me equivoco?
- Pero fijate, mi hermana, con el primer hombre que conoce ¡Se casa! Si no será boba. Sin ninguna experiencia se mete a ser esposa de un don nadie. Bruta y desconsiderada, ella primero tenía que ayudar a mami y después elegir a un buen hombre con billetera gruesa, y si es profesional mejor todavía; su esposo recién está trabajando igual que ella, vive en la casa de sus suegros. ¿Qué elección es esa? Sin experiencia la tonta, no comparó con nadie, cómo sabe que ese es el amor de su vida? ¡Y se casó! ... ¡Además no les quise prestar mi carro!
- Pero tu juzgas por juzgar, ahí creo que se te pasó la mano.
- Ustedes, todos los hombres son iguales, sí una es buena ustedes abusan. Yo soy profesional y tengo que tener un amigo, marido o esposo profesional, no me voy a fijar en tonterías, que gane más que yo, con casa propia, que me ponga mis comodidades, mi carro para mi solita, mi tarjeta de crédito sin rendir cuenta ni explicaciones y servidumbre. Para eso uno se casa, no?
- No sé. Yo soy viejo, yo me casé a la antigua ¡Por amor! Soy de la época de los últimos románticos, matrimonio por amor. Pero tú, qué poco pides ¡Baja de peso primero! ¡Estás llenita y los billetones buscan mujeres más finitas! ¡Manuables! ¡No un camión!
- ¡Tú eres así de mierda en tu país, también? A tí nunca te han dado una pateadura por hablar cojudeces.
- Jajajajajaj, te estoy aconsejando como hombre que soy, tú no dices que todos somos iguales! Jajajajaja
¿Tienes hijos?
- Si, dos ...
- ¿Estás seguro que son tuyos?
- Jjajajajaja ... tengo dos hijos, y tengo dos nietos.
- Y ahora eres una pieza de museo, ¡Estás de Adorno!
- ¡Interpreta mi silencio! ¡A palabras necias oidos sordos! Jajajajaj ... ¿Cómo se llama tu esposo o el que fue tu esposo?
- ¡No interesa!
- ¡Sólo por curiosidad! No lo pongo en el cuento.
- ¡Giorgos Papanikolaous!
- ¿Papanikolaous?
- ¿Podes mudar de tema?
- Hablando de mudar. ¿Cómo repartiste tu casa? ¡50 – 50!
- No, era de él, herencia de sus padres. Él podía comprarse otra casa pero no quería mudarse del barrio, ni alejarse de sus papitos. Ustedes los hombres son unos absurdos, sentimentales y absurdos? Es igual.
- Cambiando de tema, cómo llegaron a Brasil? ¿A Bahía? Eso me interesa.
- Nos fuímos a Brasil por mi mami, bueno ...

“Déjame que te cuente limeño, déjame que te diga la gloria, del ensueño que evoca la memoria del viejo puente, del río y la alameda”. (1).

¿Qué tal? Mi mamí se sabe la letra ... ¡No interrumpas, cierra el pico! ... Había una vez un bello joven ... era el marido de la mejor amiga de mi mami, éste joven bello se le declaró a mi mami, quería ser su novio. ¿Cuánto hay? - Preguntó desinteresadamente mi mami querida. - Un viaje por el mundo entero. América, a Brasil, qué dices? Repreguntó el patín. ¡Atraco! - dijo mi mami, aprovechó el pánico y ni corta ni perezosa hizo las maletas. Su amiga, la esposa del bello joven, se quedó tirando cintura, tejiendo como Penélope, teje que te teje y nosotros cruzando el Atlántico en barco, muy lindo.
- ¿El Romeo tenía billete?
- Si, era jugador de verdad. Brasileiro de Bahía, fue cedido a su club de origen Esporte Clube Bahía. Acá jugó en primera división por los Panathinaikos FC. Pero tenía problemas en la rodilla. Al principio todo muy bonito como cuentos de hadas. Gracias a los contactos del Futebol Club, me recomendaron a un colegio, Divino Mestre, de monjas. Me probaron en basketball como tenía condiciones me becaron, de frente fui a la selección de basket, fui seleccionada del colegio. ¡Titular indiscutible!
- ¡Qué interesante! ¿Beca completa?
- ¡Completita! ¡Uniformes y útiles, todo! ¡Movilidad también! Aprendí rápidito el portugués.
- ¡Maravilloso! De chiquita ya eras jugadora profesional.
- ¡Deportista! Demórate un poquito. Cuando nació mi hermanita, ahí empezaron los problemas, los cachos por ambas partes, los pleitos, más problemas. El problema mayor fue cuando Osbalikinho, así se llamaba el bello joven, colgó los chimpunes, su pierna no daba más, la rodilla necesitaba operación; se asoció con su hermano que tenía un Service para la construcción de casas. El era el encargado de la administración en las instalaciones del cableado eléctrico y pintura. Mi mamá se enteró que unas de sus trampas había tenido un hijito ... de él, y más pleitos. Por eso ni bien terminé mi secundaria, mi mami con un nuevo jugador, recién contratado para jugar en Grecia, nos trajo a casa nuevamente. Entre jugadorazos se entendían a la perfección. Hubieras visto a los hombres de Bahía, se pusieron tristes cuando se enteraron que regresábamos a nuestro país; querían mucho a mi mami, ella era la alegría del barrio entero, nunca se hizo problemas, tuvo amigos jovenes, maduros, viejos, su trato era igual para todos, siempre y cuando tuvieran la billetera gruesa. Cuando llegamos a nuestra querida Nauplia fue muy emocionante, lloramos de emoción.

- “!De Vuelta al Barrio!” ... “De nuevo al retornar al barrio que dejé / La Guardia Vieja de hoy, son los muchachos de ayer / No existe ya el café ni el criollo restaurant / ni el italiano está donde era su vender” (2).

- Volver a insertarte en tu mundo, te fué difícil o fácil? ¿Cómo te fué?
- Difícil, acá traté de jugar por un club, pero nada. Las contrataciones eran de palabras o de humorada, nada serio. No había sueldo. ¡Te estoy hablando de hace veinte años! ahora todo a cambiado. Bueno, todo se presentó difícil ... Allá en Bahía, por los campeonatos interescolares salíamos en los periódicos y en revistas, en la TV, en los noticieros deportivos de Bahia y en las de Rio y São Paulo. Hasta el Presidente General João Baptista de Oliveira Figueiredo, como me acuerdo del hijo de ... la milicia ese, nos mandó felicitaciones con su Edecán. Igual hizo el otro Presidente José Sarney. ... Acá en Grecia, nada, en Nauplia no conseguí padrino, para no aburrirme salía a jugar con mis amigos, jugaba en la playa ... ¡Bien sapo eres tú, no? ¡Deja que te cuente!
- ¡No he dicho nada! ... todavía ...
- ¡Pero ya ibas a preguntar! ... me recurseaba con mis amigos ... obtuve una experiencia de veterana de guerra en mil batallas ¡Termópilas me quedó chiquita! Mi mamá siempre me apoyó, me alcahueteaba, ella era mi técnica oficial particular, de joven fue famosa jugadora de las ligas mayores de greco-romano ortodoxo. Por ese motivo y muchos más, ni bien llegué a Nafplia busqué la forma de hacer billete ... le eché ojo a mi vecino, lo veía trabajando día y noche en su camioneta Pick Up; siempre listo y servicial con su billetito; le mandé un par de insinuaciones y el pata mordió el anzuelo y con dos movidas de lambada su dinero pasó a ser mi dinero; así mantuve a mi mami y a mi hermana y ayudaba a mi familia para un mejor porvenir. Poco a poco aprendí los secretos de su negocio; Business is Business; le exigí matrimonio. Me casé, y mi mamá y mi hermana se vinieron a vivir conmigo ... Pasaron como dos almanaques; una de las jugadoras del barrio me pasó el talán que había un examen de admisión en la Federación para formación de entrenadores, árbitros y oficiales de mesa de Baloncesto. Me animé a estudiar, como era lo mio, mejor. Estudié dos años, a mi esposo le saqué la platita para los estudios y para los títulos profesionales, tenía que pagar calladito, esto me sirvió para defenderme en la vida y tener pretextos para salir a las calles. Por vara me contrataron en el Instituto Griego del Deporte, fue una buenísima vara. En el IGD, mi jefe se me encamotó y yo también, él era hijito de papá; era un jugadorazo de primera. Su automovil era impactante, rojo acrílico eléctrico, pasaba corriente. Él ganaba buen sueldo y me apoyaba cuando me quedaba misia; mi esposo ni cuenta se daba lo que gastaba ni lo que ganaba, toda la vida fue un egoísta, vivía sólo para su trabajo, no le importaba lo que hacía, no se preocupaba de nosotras; en cambio mi jefe se preocupaba por mi. Y a mi no me temblaba la mano para pecar.
- ¿La mano? Jajaja ¡Qué linda eres Kazhanga! Jajajaj ... Escuta garota:

“Este secreto que tienes conmigo nadie lo sabrá / Este secreto seguirá escondido una eternidad / Yo te aseguro nunca diré nada de lo que pasó / y no te preocupes que todo lo nuestro queda entre tu y yo / Nadie sabrá que tu pecho juntito al mio a latido / que disfrutamos instantes de fascinante dulzura / que te adoré con locura”.(3).

¿Te gustó?
- Si, antes de cantar me la hubieras dedicado, huevón!
- Para Kazhanga, con estimación, un poema hecho canción, de Félix Pasache el vals: “Nuestro Secreto”.
- La letra está bacán pero tu cantas terriblemente desentonado, desafinado y desabrido ... silba mejor pero con tonos correctos ... no, mejor, recita la próxima vez ... ¿Qué te quería decir? Ya me olvidé, con la cancioncita perdí el hilo de la conversación ... Bueno, ¿Qué pensarás de mi? La vida es dificil, la cuestión es acomodarse, y yo me acomodo muy bien.
- En Lima he conocido gente como tú; pero tú tienes algo especial, tu vida es una novela rosada tirando pa’roja, o de colores:

“De colores se visten los campos, en la primavera / De colores son los pajaritos, que vienen de afuera / De colores es el arco iris / Que vemos lucir / Y por eso los grandes amores / De muchos colores me gustan a mi”. (4).

Tú eres divertida, me gusta escucharte; te escucho y grafico las imagenes como en una película, como en una novela de Corin Tellado. Voy a llorar, esto me comueve, yo soy muy sentimental y romántico, por mi madrecita ...
- Jajajaja, me gustaría verte algún día en el escenario de primer actor, jajajaa, de clown ... ¡De payaso! ¡Payaso eres huevón! ... jajajaj! ... Escuta, escucha ... Por mis conocimientos y habilidades, y por mis relaciones ... públicas, me contrataron en la universidad particular, para ser profesora, me nombraron DT entrenadora de la seleccion de basket femenino. Fue un trabajazo, cuando llegamos a la cima de la popularidad, campeonábamos, organizábamos festivales deportivos con la Dirección de la Uni; aprovechando un Festival-Tómbola- Kermesse por Aniversario de la Facultad de Derecho, en plena conversación con el Decano, se me prendió el foco, y el doctor me soltó la pregunta en bandeja.
- ¿Qué más podemos hacer por la selección de basquet femenino, señorita Kazhanga?
- Por la selección, seguir apoyándola, apoyar a sus jugadoras con vitaminas, desayunos, pasajes. Buscar nuevas y buenas jugadores ¡Cómo yo por ejemplo! ¡Si yo jugara sería otra cosa! Doctor a mi me gustaría estudiar una carrera universitaria, pero si pago la mensualidad no llevo nada a casa y eso si que es un gran problema para mi. Yo mantengo a mi mami y a mi hermana, ella estudia secundaria todavía. Puede ser con media beca, y si es una beca completa mejor. Usted cree, se podría?
- Usted no necesita postular, señorita Kazhanga Kelophanakis ... usted va a ser nuestra alumna plenipotenciaria de la Universidad. ¿Quiere estudiar? ¿Qué carrera a pensado? Elija su especialidad y asunto arreglado, tiene tres segundos para pensar ... ¿Ya pensó?
- ¡Derecho!
- Muy bien, buena elección. Derecho. Lo único que le pido es bastante dedicación, usted tiene que ser una excelente alumna, usted tiene que ser el ejemplo de su Facultad. Sobre la paga ... sobre la beca, hablamos en mi oficina. La espero el lunes a mediodía para hablar y almorzar en la cafetería. Anote en su agenda, lunes medio día.
-¡ Carajo! ¡Se te presentó la Virgen! ¡Te felicito! !El que no arriesga no gana! ¡Muy bien! ¡Qué buena! “¡La Fe, es la fuerza más potente del mundo!” eso lo dijo la Madrecita Teresa de Calcuta, no lo he dicho yo por siacaso.
- Elegí el turno de mañana, elaboré mi cronograma de actividades para que no se cruzaran, y todo comenzó a caminar muy bonito ...

“Hasta que lo conocí ... Vi la vida con dolor / No te miento fui feliz / Aunque con muy poco amor / Y muy tarde comprendí / Que no te debía amar / Porque ahora pienso en ti / Más que ayer, mucho más” (5).

... fue en la Facultad, con el jefe del programa, mi profe de Ética Profesional y Social, él me hacía ojitos y como ya me conocía por el basket entablamos una amistad sincera, sin tabúes, con mucha confianza. Ese hombre fue un divino maestro, fue todo un caballero muy respetuoso, fue mi mejor profesor en la universidad, me ayudó en todo, tenía un sueldazo. Con su Ferrari italiano viajamos a sus conferencias, yo lo acompañaba como su secretaria privada a tiempo completo. Como filosofaba en las noches y ... hablaba dormido ... de sus conferencias, de sus charlas. Bien parado el cincuentón, me ponía veinte de nota, jajjaj, yo le ponía once o lo jalaba, jajajaj. Pobre qué no me ayudara, lo amenazaba con decirle a su esposa que tenía una querida, jajaja, la querida era yo.
- ¿Tenías tiempo para estudiar, trabajar, jugar? Te felicito, buena chamba.
- Las tareas y trabajos de la Uni los hacía con un condíscipulo del salón, él me ayudaba en las tareas, era rapidísimo haciendo las tareas … ¿De qué te ries? ... Por lo rapidísimo … ¡Idiota! ... La verdad, estudiábamos juntos, y de vez en cuando me llevaba a la fábrica de artículos deportivos de su papá y hablabamos con el Abogado de la compañía. Su carro era una nave espacial, un Peugeot 907 Coupe ¡Super cómodo! ¡Comodísimo!
- ¿Un Peugeot? ¿Para hacer las tareas es muy cómodo? ¿No sé? ¿Si?
- ¿Graciosito eres no?
- Jajajajaj, nunca he tenido un Peugeot. No sé ... En mi distrito de La Rica Viky-Lima-Perú, conocí a una joyita como tú. Tenía todo el estilo de una profesional de alto vuelo. Con título universitario. Cada vez que cambiaba de marido venía con el cuento que era su novio y a que a fin de año se casaba. !Qué era el hombre ideal y correcto! Que la había puesto en el sitial que ella se merecía. Y con el siguiente novio, repetía el rollo, que era mejor que el anterior y la cadena nunca acaba, hasta lo que yo sé, tiene otro novio que es un verdadero caballero y que la respeta. ¿Y los otros no la respetaron? Jajajaja ¿Tú que me dices? ¿Tienes una respuesta a todo esto? Como en la TV, ¿Y usted qué opina?
- ¡Es una gran puta como cualquier otra puta, con título o sin título!
- ¿Tú has practicado Capoeira?
- No, pero de una cachetada te muevo los sesos.
- Tranquila, sólo pregunto si has bailado Capoeira, nada más. Nada de patadas ni de quilombos, tranquilita, jjajaja ... otro tema ... me dijiste que tienes veinte kilos de más, pero ahora que te veo bien pareces a la Mujer Maravilla peso pesado, jajajaja
- ¡No te pases huevón!
- ¿Pero tú eres alta para ser griega?
- Mi papá fue alto.
- ¡Q.E.P.D! ¡Y de Dios goce!
- ¿Por qué dices eso?
- Por tu papá, “fue alto, fué, pasado, muerto, bajo tierra”.
- ¡No! No está muerto el desgraciado ese. Nosotras decimos así. Mi mami y yo decimos que está muerto. Pero está vivito y coleando. Vive a dos cuadras de acá, tiene hijos y nietos. Pero yo ni me acerco, ni le paro bola. Para mi es como si estuviera muerto, también. Es un fantasma.
- ¡Tú y tu mami son igualitas! Y eso que no conozco a tu madrecita ... Ahora que estamos hablando que tu papá “fue” alto; cuando estoy sentado en la Plaza de Armas, al costadito de la Municipalidad, tomando un café, observando a las personas. Es bonito ver a la gente caminar, a los jovenes correr ...

“Esta tarde vi llover vi gente correr y no estabas tu/ Yo no sé cuánto me quieres/ si me extrañas o me engañas/ Sólo sé que vi llover, vi gente correr y no estabas tú”. (6)

He sacado la conclusión que ustedes con el correr del tiempo, después de miles de años han cambiado una barbaridad, la belleza clásica de los griegos se ha perdido; ahora en la actualidad son: Chatos, barrigones, panzones, guatones, etc. Me vas a disculpar, no me gusta hablar de las mujeres, pero algunas señoritas parecen anoréxicas, flacas, sintéticas o se van al extremo, gorditas, muy gordis, ya no hay cuerpos como la Afrodita de Milo, como la Palas Atenea, ahora se parecen a las amistades que tengo en la esquina de mi barrio de Balconcillo City.
- ¡Tú no has visto a los jovenes!
- ¡De jovenes todos somos bonitos! “!Juventud divino tesoro!”. Pero estamos hablando de adultos, cuando ustedes dejan la juventud, qué pasa? Las mujeres maduras están rellenitas o chancadas, se convierten en modelos exclusivas del pintor colombiano Fernando Botero.
- No, así no, no seas malo, desgraciado de mierda! Jajaja. No todas, en todas partes pasa lo mismo, lo que pasa que tu eres mal sapo.
- ¿En que momento se transforman? ¡Y quedan mortalmente mortales!
- Acá hay de todo como en cualquier parte. Hay hombres altos también. ¿Cómo no has visto a la Selección de Basket Griego?
- ¡Si! Son los únicos altos que he visto ... por televisión. En la actualidad, los varones, hacen una dieta “DiéTética”.
- ¿Cómo es eso?
- Comen solamente: “Dié panes, dié cafés, dié tostadas, dié galletas, dié calentaos, dié huevos fritos; todo de a dié!
- A ellos no los defiendo!
- ¡A los varones no lo defiendes! ¡Nadie nos defiende! En todos los rincones del mundo es igual, jajaja, estamos jodidos.

En ese instante escuchamos el sonido mágico de la sirena de un barco ingresando al puerto; lo vemos girar haciendo su maniobra en forma magistral, apoyándose delicadamente al muelle; pasajeros y tripulantes saludan saltando de alegría: Varios marineros sujetan el barco con cabos; bajan el ancla. Los viajeros se encuentran con las amistades, se reparten besos y abrazos. Nos quedamos mirando la escena silenciosamente, pensando en nuestros recuerdos.

- Cuando escriba mi crónica sobre este maravilloso viaje, la envidia que me tendrán algunos hijos de la guayaba; acá’toy turísteando, nadando en las playas del mar Egeo como Ulises y toda su mancha ... en Lima yo vivo a media hora del mar y no iba a las playas, ni veía las salidas del sol, ni en verano aparecía por la playa; nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Ahora vivo en Karlsruhe, en Alemania, aproximadamente a 800 kms del mar, del Mar del Norte ... En estos momentos estoy disfrutando de un amanecer, de la salida del sol, tu conversación, el café, todo en un ambiente de embrujo, de agradable “Paz Interior” jajajaja ... El primer día que llegamos a Nauplia tuvimos que dormir en un bungalow en Tolo, acá no había ningun cuarto desocupado.
- Tolo es lindo, tiene su belleza natural, barcos, el muelle, su islita Remvi, muy lindo. Tiene unas discotecas que son la muertetete, música internacional de todas partes del mundo. Yo me pierdo seguido por ahí. Algunos fines de semana, mi mami me alcahueteaba, y con un grupo de amigas nos largábamos al Salón Negro juntito al Night Club “Las playas del Río Shiyôn”. Ahí toneaba, bailaba y pasaba piola como monja en convento. Mi esposo preguntaba por mi, y ni imaginaba por donde andaba, renegaba, al final él era el malo y yo la víctima. ¿Qué tal?
- Estoy aprendiendo mucho de ti. Llegamos a la conclusión que, dos puntos:

"El matrimonio es una relación entre dos personas, en la que una siempre tiene razón y la otra es el marido".

- Jajajajaja, mañana a dónde van? Aprovecha, que como ésta no hay otra. Nauplia es el lugar perfecto como base de operaciones, de acá se tiene fácil acceso a los sitios arqueológicos vecinos ...
- Mañana vamos a … Micenas, al Tesoro de Atreo, Epidauros, a la yapla y regresamos en la noche. Pasado mañana nos dirigimos a Atenas y de paso visitaremos Tirinto, Acrocorinto, Canal de Corinto y seguimos hasta el aeropuerto a devolver el auto, tomamos bus hasta el Puerto de Pireo, de ahí a Santorini, por una semana.
-¿Piensan regresar a Grecia?
- Lo dudo, muy carolino, sí regresamos sería para ir a las islas Cicladas, Espóradas, por Creta, etc,cte. ¿Qué tal?
- Las islas son unas maravillas, es un verdadero paraíso. ¡Oe Viejo, visitas las islas y después te puedes morir tranquilo, jajajaja!
- Suerte que para morirse, no se necesita un Abogado, sino no habría ni para el sepelio, ni para el cajón ... a los muerto tendrían que arrojarlos al mar para que se los coman los peces ...

“Yo no quiero una tumba, ni una cruz, ni corona, ni tampoco una lágrima, me aburre oir llorar, que tampoco me recen, sólo pido una cosa, para el día en que muera que me arrojen al mar”. (7).

Nos hemos distanciado del tema principal un montón. ¿Cuándo te recibiste? Al toque conseguiste chamba o te quedaste en la Uni de profesora?
- Me fuí a trabajar a una Notaria. Con buena paga, también administraba, era la ejecutiva de confianza de la más más. Era muy respetada, tenía mi socio, otro Abogado, que era mi apoderado, mi consejero, nos ayudamos mutuamente y nos pagábamos con servicios prestados. Él tenía su departamento en el Malecón, frente al Parque del Amor y un carrazo full equipo último modelo. Te cuento una que nos pasó, fue un chiste, nos ampayaron, puta que lío, de buenas que me he librado.
- ¡Cuenta, cuenta, por favor! Los chismes son mis delirios ... ¡No me gustan pero me entretienen! ¿Quién te ampayó?
- ¡Mi compadre! ... Escucha ... Deja que te cuente. Mi socio, mi amigo, mi amante, había ganado un juicio y nos fuímos a festejar a su departamento frente al Parque del Amor, con vista al mar. Nos llevamos unas botellas de champán y festejamos por espacio de dos horas; ese mismo día era el Dia de los Enamorados, “El Día de San Valentín” y cumpleaños de mi esposo, jajajaja. Yo soy la que dijo para pasear por el Parque, me puse un buzo deportivo de él y bajamos a caminar; entre besos y abrazos, entre los árboles que dan al malecón nos pusimos eléctricos y cuando miro la escultura que está en el centro del parque, veo venir a mi compadre con su esposa, con su cuñada y con su sobrina, todos emparejados, quise esconderme pero ya era muy tarde, me pescaron infraganti, qué roche; toda despeinada, con los tacos en la mano, salímos corriendo al departamento a cambiarme y con las mismas me llevó volando a mi casa en su Batimovil doble plaza; cuando llegué mi esposo estaba jaraneando con su familia; mi mami y mi hermana ya habían llegado al festejo, me vieron entrar como una flecha, me ayudaron a cambiarme. Salí a la fiesta y en medio de la sala comenzé a atender a mi marido con besos y halagos. Cuando llegaron los sapazos, mi compadre y su mancha, yo estaba acurrucadita, envuelta en los brazos de mi amoroso esposito. Los dos encarameladitos, aproveché y le conté un cuento sobre la inocente Caperucita Roja contra la plaga de Sapos y Culebras.
- ¡Qué coincidencia! Ese mismo día es cumpleaños de mi hermano y de una sobrinita. Lo que es el mundo de chiquito ... ¿Y tu compadre, por qué es tu compadre?
- ¡Soy la madrina de su único hijo! Giorgio, mi esposo, no los empelotó. Salieron distanciándose. ¡Chismozasos! Y ellos cuando hacen sus cosas quien dice algo.
- ¡Kazhanga, por tu edad pareces mi hija, pero por tu experiencia tú puedes ser mi abuelita! ¡Qué buena! ... Te voy a contar un chistecito, cortito, para que sigas haciendo memoria, y me sigas culturizando con “Las Mil y Una Noche, Versión Kazhanga”: Y dice así:

“La hija regresa a casa después de un año de haberse ido ... Abrió su carterita, sacó una tarjeta de crédito: !Mamá! ¡Tu regalo! Recoge tu abrigo de mink en Zaha. !Jesús María y José! !Gracias, hijita! !Hermanita! Te deseo muchas felicidades en tu matrimonio, recoge tu juego de dormitorio y los anillos en Replay. !Ave María Santísima! !Aleluya! ¡Gracias, hermanita! El papá entre sorprendido y nervioso, miraba a su hija asombrado. !Papá! La llave de tu auto ¡El Toyota que está en la puerta! !Bendito sea el Señor! El papá pregunta: ¿Hijita, todo esto te debe haber costado una fortuna? ¿En qué has trabajado? Se hizo un silencio ... La hija. girando su carterita, contestó: !Perdón, papá, pero es que me he vuelto prostituta! ¿Cómo? ¿Qué? ¡Lárgate inmediatamente de esta casa! ¡Vade retro Satanás! !Desvergonzada, inmoral, perversa ... mala hija!!! Sabes perfectamente que en nuestra casa somos católicos practicantes! Gritó el indignado padre. Papá, me voy ... te comprendo. ¡ Devuélvanme los regalos! !Papá la llave del auto! El papá, reflexionando, vuelve a tomar la palabra: ¡Hijita, ¿En qué dijiste que te has convertido? - En prostituta, papá. ¡Uf! Qué susto, había entendido ¡PROTESTANTE! ... Gracias a Dios!!!

- ¿Dónde has aprendido tantas cojudeces? !Estás igualito a los viejos que se reunen en los cafés para hablar tonterías ...
- ¿Sabes conducir auto? ¿Tienes Brevete, Licencia de Conducir? ¿Tienes?
- Si, yo tengo mi Licencia, en la Pick Up azul de mi esposo aprendí a manejar. Para sacar mi brevete, me fuí al Touring Club y el Director me dió clases previas teóricas y prácticas ... sin auto, y me pago los recibo de los examenes, así de facil.
- Recontra fácil, si la vida es sencilla ¿Por qué nos quejamos. No es asi?
- Por consejo de una amiga me metí a una Cooperativa de transportistas, mi amiga era la secretaria del gerente, y con una ayudadita de mi amiga y con un poquito de trafa de parte de la Gerencia, en el Sorteo Mensual salió mi número premiado, me entregaron un Corolla Station Wagon, para pagar el dos años, 24 meses, yo sólo pagué dos letras, le pasé el resto de letras a mi querido esposito, ¡Pero era mío! ¡Mi carro! ¡De nadie más! ... Cuando fui a visitar a mi familia con mi automovil, mi concuñada Hyrene le preguntó a su hijita que quería ser cuando sea grande, mi sobrinita sin pensar contestó :
- ¡Jugadora como mi tía Kazhanga! - Yo me alegré. La niña aclaró.
- ¡Tiene de todo, carro, plata y no hace nada. Mi tía Virgilia trabaja, estudia y trabaja y no tiene nada, ni carro!
- Las criaturas no entienden de currículum ni de palmarés deportivos.
- Ahí me di cuenta que tener carro es un gastadero, el mantenimiento, el encendido, la gasolina, el aceite, las llantas, la gasolina se va como agua. Una vez le presté, a mi esposo, por unas horas el carro; cuando vi la aguja del tanque lleno de gasolina, se lo pedí a gritos:

¡Giorgio! “¡Devuélveme las llaves de mi carro y quédate con todo lo demás; lo tuyo te lo envío cualquier tarde, no quiero que me veas nunca más!” (8)...

Tengo que llevar a mi mamá al doctor! - Pero te pedi por favor que me prestes hasta medio día, nada más. Tengo que entregar mercadería y hacer cobranza, después estás que necesitas dinero, que no te alcanza lo que te doy. Ya programé el día con el carro. - ¡Busca un taxi! ¡No me interesa! ¡Es mi carro! - No quiero pelear. Chao. - ¡Préstame un sencillo para pagar la consulta de doctor! - ¿Dónde queda el consultorio? Podemos hacer el viaje juntos y yo me quedo por ahí. - ¡Vamos por otro sitio! - Entiendo. La consulta es con el doctor del Conde Drácula o con el doctor Frankenstein”.

Mi mami se picó, se enojó, se puso roja como un tomate. ¡Tenía su gracia el zonzo ese!
- ¡Pensando, pensándolo bien! Yo tengo la impresión que tu marido, perdón, tu esposo se sacó la lotería cuando te quitaste de la casa. Se le presentó la Divina Providencia. Tu solita te complicaste tu existir. Tenías todo, apostar por lo desconocido es incierto.¡Prefirió perderte que mantenerte! Bueno, cada uno hace lo que mejor le parece. ¡Está bien! ¡Al final la vida sigue igual!
- Cuando faltaba dos letras para cancelar el auto en complicidad con el marinovio de mi amiga de la Cooperativa; preparamos una coartada para darle un picotón a mi esposito lindo; lo llamé a su celular de madrugada, le dije que me habían robado el auto y urgente necesitaba ayuda para buscar el carro. Después de unos segundos de silencio, me preguntó:

. ¿Qué carro? ¿De qué carro me hablas?
. ¡De mi carro!
. ¡Exacto! ¡Tu carro! ¡Tuyo de ti! ¡El carro es tu carro! ¿Para qué me llamas? ¡Qué te ayude tu madre! ¡Tu familia! ¡Tu gente! ¡A mi no me jodas! ¡Qué te ayude tu policia de mierda que te has conseguido! Pídele prestada su carcocha. ¿Cómo no es jefe de Radio Patrulla? Qué ordene peinar la ciudad. A mi no me tienes que llamar. Permiso ¡Click! ...
Me colgó la basura esa, me quedé helada. Yo pensé que iba a salir volando, que se preocuparía por el carro. Pero nada. ¿Cómo sabía de mis amores con el policia? La gente es bien chismosa, no? ¡Mala es la gente!
- ¿Para qué querías picarlo, para qué tanta vaina del robo y toda esa cojudez? ¡Explikeyshon plís!
- Me quería comprar un Cabriolet!
- Qué, un queeé?
- ¡Cabriolet!
- ¿Qué es eso?
- ¡Un Cabriolet es un descapotable!
- ¡Aja! ¡Un Convertible! ¡Ya entiendo!
- Tenía guardado un billetito de una cobranza, jejeje ... el día que se enteré que me tiré de su negocio cinco mil euros me va a querer matar.
- ¿Cuánto? ¡Cinco mil euros? ¡Yo, por cinco mil euros te mato diez veces seguidas! ¡Al hilo!
- ¡Se lo merecía por ...

Nos quedamos mudos, pensando, mirando el horizonte y nuestros pensamientos; fueron cinco larguísimos minutos; me sirvió para dar un respiro, mucho rollo, era un rompecabeza magistral; ordené todo el historial, eso pensé. ¡Qué tal culebrona! ¿Y el café? ...

“El café ... más amargo que ayer, ya dejaron de beber, y el violín en el otro salón ya no entona su triste canción”. (9).

El café estaba más frio que ayer, me soplé el conchito de un tiro. La miré como para despedirme, me sonrió y sin preguntar, mecánicamente me sirvió otra tacita de café caliente. Probé un sorbo, me quemé la boca y la lengua, me sonreí de mi estupidez. Kazhanga se concentraba para retomar el soliloquio; me despreocupé de la hora; nunca había escuchado tanto por tan poco; mi interlocutora era un manantial de aventuras, chismes y vacilón. Nunca pensé que bajo la apariencia de una profesora de primaria de colegio parroquial era un torbellino maquiavélico ¡Qué buena!

- ¿Dijiste Polizei? ¿Hay un policía escondido en el ropero? ¡Esto es una mexicanada, diosshméyo; ¡Televisa Griega Company S.A! ¡Presenta! Esto está mejor que “El Derecho de Nacer” por mi madrecita! ¡Policias, abogados, malvados, putas ingenuas! ¿Para qué más? ¡Esto es lo que le gusta a la gente! ¡Con este chisme me estoy ganando alguito! ...

¡La Autoridad pregunta, dime carita sucia, si es cierto lo que dice, y cesa de llorar! (10).

¿Qué policía? Cuenta, cuenta ... no te quedes muda que tengo los oídos al rojo vivo ...

- “Sí el poeta eres tú, como dijo el poeta, y el que ha tumbado estrellas en mil noches, de lluvias coloridas eres tú, ¿qué tengo yo que hablarte Comandante? Si el que asomó al futuro su perfil y lo estrenó con voces de fusil, fuiste tu ” (11).

... Un Comandante, policia ... quería ser mi prometido ... Comandante de la Policia Nacional; para ser policia era muy responsable y honrado. Trabajaba en el distrito donde yo vivía, pero el tiene su casota en una zona residencial en El Molino ... me prometió matrimonio cuando saliera su divorcio pero nunca sale el divorcio siempre hay trabas, yo le dije que le podía hacer los trámites gratis y el muy avivato dice que sus papeles lo están viendo los abogados de su Institución. Mi Comandante. Vendió su Volkswagen por kilos como chatarra y se compró una 4x4 doble tracción, pasábamos unos explendidos fines de semana paseando o en su casa cuando su esposa y su hija se iban a visitar a la abuela a un pueblito de Ícaro. Yo llevaba un “pollito a la brasa” y varios litros de sangría. Tomaba baños de sol hasta en la noche. Es un hombre de carácter impenetrable, pero bueno.
- Para mi: “Un buen hombre es un mal policia”
- Tenía problemas como todo el mundo ...
¿Y él sólo ponía “le pené”?
- ¡La casa y la 4x4!
- ¡Qué buena! Jajajajaj ... !Esto es todo por hoy ... a casa! ¡Se acabó! !Me voy! Gracias por la tertulia y por el café ... ahorita me llaman, me voy! ... A sido un gustazo hablar contigo. ¡Que todos tus proyectos arriben a buen puerto! ¡Aleluya! ¡Cuándo se tiene voluntad y entusiasmo, los dioses del Olimpo son aliados! Escribo algo sobre tí y al toque te lo mando, inmediatamente ... dame tu E-Mail ...
- Espera un cinco, ahorita recuerdo una ... lo tengo en la punta de la lengua, ... fue cuando le saqué la vuelta por primera vez al susudicho.
- ¿A quién?
- ¡A mi esposo!
- ¡Puta! ¡Qué tal memoria! Jajajajaj ... qué sea breve por favor! Me están esperando, ahora me llaman y no me gustan los líos, soy un hombre pacífico ¡Música, Paz y Amor! Manyas pata. ¡Cuenta, cuenta ... rapidito ...

- Fue con un vecino ... yo era más delgada no tenía el peso que tengo ahora, tampoco estaba leigt pero estaba mejor, parecía una pantera. Un ingeniero llegó a vivir juntito a la casa, nos miramos timidamente y en la azotea nos encontramos y nos metimos una conversación larga y tendida y a grosso modo, fue un encuentro salvaje para resolver nuestro problemas de múltiplos y variantes. Para los encuentros trepaba techo. Pero nunca hay un crimen perfecto, un sapazo se ganaba con mis escapadas. Una amiga me contó lo que le contó su marido, la conversa de mi cuñado Mikis con el Fisgón.

- ¡Compadre Mikis! He visto a tu cuñada trepar techos como gatita en celo, le pone los cachos a tu hermano.
- ¿Qué, quién, a quién, con quién, dónde, cómo, cuándo?
- ¡Tu cuñada! Kazhanga, la jugadora ... va con rodilleras puestas a jugar su pichanguita.
- Ah, ella, y cuál es tu problema? ¿Por qué te metes con una dama? ¡Si, yo sé que trepa su techo! ¡Es su vida y la vida ajena se respeta! Aprende de los mayores: “Su potíto es un cajón, y lo toca su cajoneero”. Compadre, mejor no hablar, podemos tener problemas.
- ¡Qué! ¿Tú la has visto?
- ¡Sí! Desde el quinto piso del frente, desde la casa de la señora AdaMadrina.
- ¡La señora AdaMadrina es mi tía! ¿Tú qué haces ahí?
- ¡Lo que Dios manda! ¡Multiplicando con tu primita! ¿Te tengo que pedir permiso?
- ¡Carajo! Mejor dicho ¡Yo no he visto nada!
- ¡Yo tampoco he dicho nada! ¿Cómo te va en el trabajo?
- Bien ¡ ¿Y tu ya no viajas?
- Poco, sólo por el Peloponeso.

No hablaron más del tema, de la que me libré, quedé libre de polvo y paja. Seguí haciendo mi vida normal, jugaba mi pelota con tiempos suplementarios, sin reglamentos, ni árbitros, libre como el viento, sin barreras ni ataduras ...

“Ay! Qué bonito es volar a las dos de la mañana / A las dos de la mañana ¡Ay! Qué bonito es volar / ¡Ay, mamá! Subir y dejarse caer en los brazos de un ... querer ...”. (12).

- Te puedo contar una gracia?
- Una de tus tonterías ... cuenta, te escucho.

- “Una señora, estaba haciendo guardia a su esposo que estaba moribundo. El tibio habló: - Te pido perdón por ser infiel, me acosté con tu hermana. - Pssss, tienes que descansar. - Me encamé con tu comadre. - Eso ya pasó. - Tuve relaciones con tu vecina y con tu amiga ... - Ya mi amor, quédate quietito: ¡Para que el veneno cumpla su cometido!”.

- Jjajaajajaj ... ¡Qué idiota que eres! Jaajajajaaja ... cojudeces no más hablas! Jajajaja ... A mi esposo todos los días le contaba un cuento diferente, me tenía que creer, pobre que dijera algo me lo comía vivo. El pobre era un manojo de nervios cuando yo llegaba con la mierda revuelta. Yo lo controlaba, a qué hora salía, a qué hora entraba; mi comadre del tercer piso me pasaba el dato que hacía y me alcahueteaba igual que mi mami.
- ¿Y no te daba pena tenerlo como muñeco?
- ¡No! Nunca lo quise. Sólo me fijé en él por su billete. Después que cumplió su función ¡Adiós, que converse con los Dioses del Olimpo!
- En Lima y en todas parte creo que hay féminas que piensan como tú.
- Hay que ver la billetera primero, después llega el amor, y si no llega sigues juntanto tu platita, desplumando al gallo pluma por pluma para que no se de cuenta.
- ¡Mujer! ¡Termina de una vez! ¡Me tengo que ir! ¡Pará la bola! Jajajajaja ...
- ¿Pero quién te detiene? Jajajaja ...
- ¡Tú! ¡Dale que te dale! ¡Te voy a sacar tarjeta roja! ¡Te expulso de la cancha, carajo ...!
- ¡La última y te vas! ... ¡¡Por fin me acordé del chisme que te quería contar!! !Lo que te he dicho anteriormente no lo pongas! ¡No sirve! Esto es lindo, como nos reímos con mis concuñadas cuando les conté mi espectacular aventura de acción y pasión y crucificción ...

- Tenía un plancito con un amigo dentista a las ocho de la noche. Cuando estaba en pleno arreglo mi esposo me llama diciendo que teníamos que ir a un velorio de un compañero de su partido político. Como no podía decir que no, me alisté de negro riguroso. Cuando llegó me encontró con un dolor de muelas, que ni te imaginas. Preocupado me preguntó:
- ¿Qué tienes?
- No te das cuenta, tengo un dolor de muelas. Necesito ir al dentista urgente.
- ¡Vamos a mi doctor, es un compañero del partido, es buenísimo!
- ¡No! Llevame a mi doctor, yo no quiero experimentos.

Me llevó donde mi amigo el dentista; él se quedo esperando en la camioneta, mientras yo atendía profesionalmente al Odontólogo en su sillón. Terminada la consulta, salí como nueva, sana, y vivita y coleando.

- ¡ A tu lado María Magdalena en un Corderito de Dios! No hay nada que hacer eres una profesional magister con título a nombre de la nación, jajajaj. Ahora recuerdo que yo también acompañé a una enamoradita al dentista. No quiero pensar. ¡Qué buena!

“Aturdido y abrumado, por la duda de los celos / se ve triste en la cantina a un bohemio ya sin fe / con los nervios destrozados y llorando sin remedio / como un loco atormentado por la ingrata que se fue. / Mozo ... sirvame la copa rota / sirvame que me destroza esta fiebre de obsesión / Mozo... sirvame la copa rota, / quiero sangrar gota a gota el veneno de su amor”. (13).

Con el último verso de José Feliciano, “La Copa Rota”; terminé el rico café griego, me levanté de la mesa y con un gesto agradecí a la anfitriona de la matina; esperando la continuación de la conversación y otra tacita de café. Me despedí a la peruana, a grito pelado. Salté hacia mi balcón, me subrayó:

- “Ya sabes! !Sólo pones lo último que te he contado!” ¡Maneja con cuidado! ¡Arriba Perú!
- ¡Arriba Nauplia! ¡Kazhanga y Grecia! Auf Wieder Sehen! ¡Good Bye! ¡Take Care! ¡Adiós!

A Kazhanga no la volví a ver ni en pelea de perros; El número de su celular no funcionaba; su correo electrónico (E-Mail) no respondía; el Hotel cortésmente nunca comentó sobre ella ni de su paradero.

- “¿Dónde estás, dónde estás? Kazhanga / ¿Qué pasó, qué pasó? Kazhanga / Te busqué, te busqué.Kazhanga / Y no estás, y no estás, Kazhanga”. (14).

Me imagino que seguirá contando su rica e incomparable historia acompañado de unas tacitas de cafecito griego.

Pasaron tres meses y me di con la sorpresa que en uno de los bolsillos de mi mochila habían unas hojitas dobladas, sueltas; descifrando y ordenando las páginas; éstas pertenecían a la linda conversación que había tenido con la incomparable Kazhanga. Por su valor intrínseco, social y moral; aunque no estoy seguro de la secuencia ¡Va pa’La Peña! No quiero seguir jaraneándome solito de las maldades y prefiero seguir liberándome de los fantasmas del estrés, ansiedad y tensión; acá prosigo con el hilo de la conversación.


- ¿Tú te acuerdas de la película “Lo que el viento se llevó”?
- ¡No! Yo era chiquilla cuando la vi, con las justas me acuerdo cuando ella baila de negro con el galán; después no me acuerdo tendría que verla de nuevo
- Ok. La última escena de la película, la protagonista, Scarlett O'Hara, dice:
“A Dios pongo por testigo. A Dios pongo por testigo que no lograrán aplastarme, viviré por encima de todo esto, y cuando haya terminado nunca volveré a saber lo que es hambre ... no, ni yo ni ninguno de los míos ... aunque tenga que estafar, que ser ladrona o asesina. A Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre”.
¡Kashanga! ¡A tí te faltaría decir:
“!Porque de ahora en adelante voy a cobrar, se acabó las promesas, nada por amor, voy a ser una gran mami putana! ... Jjajjajaja ...
- ¡Calla zonzo! Nada de putana. Yo sé lo que es el Amor. Conozco la diferencia entre Amor y Querer. Y estoy muy segura que tú no conoces la diferencia.
- ¡No! No conozco. ¿Cuál es la diferencia?
- ¡Querer es ... querer!
- ¡Y, Amar es amar! No te pases pues Kazhanga, tanto estudio y me estás hueveando con simplezas.
- ¡Amar es dar la vida por la otra persona!
- ¿Tú darías la vida? ¡Tu vida! Franco que no te creo. ¿Estás segura de lo dices? ¡Estas usando palabras difíciles para expresar tonterías! Según mi religión, Diosito nos dio la vida y Él es el único que nos la quita. Dios nos dio un cuerpo y un alma para cuidarlo, no para cagarlo. Y tú dices que tenemos que dar la vida por otra persona. ¡Estás grave! ¡Te puedo dar un litro de sangre pero la vida, estás bien cojuda. ¿Tú darías la vida por un huevón? Después el otro sigue el rico vacilón y tú? Jjajajaj ... ¡No hables cojudeces! ¡No te creo! Tú me has querido decir que: “Amar es que den la vida por ti”. ¡Pero tú no das la vida por nadie! ¡No te creo ni mierda! Jajajajaj ¡Qué tal troncho que te has metido al cerebro!
- Contigo no se puede hablar, eres obtuso.
- No soy obtuso, ni cóncavo, ni convexo. ¡Por favor! Cambia de tema mejor.


-“Una señorita sube a un bus repleto de varones, nadie le da asiento, se hacen los dormidos, los cansados. La señorita mira a los varones, y dice: ¿No hay un varón que pueda ceder su asiento a una mujer embarazada? - ¿Embarazada? - ¿Cuánto tiempo? La jovencita acomodándose en un asiento, responde con un mohín de sorna: ¡Dos horas!


- Carro que subía, me latía todo el cuerpo, ahora me late menos ... jajajaja.


- Ya acabé. Ahora de que se trata?
- Llegué con mi novio a la puerta de mi casa, estaba en la puerta mi esposo, saqué un billete, y cuando me bajé del auto le entregué el billete a “mi chofer” por el servicio prestado, qué tal? A mi esposo seriamente le increpé, - Antes de venir tienes que llamar! Y me metí a mi casa tirándole la puerta en la cara.


- “Cuando iba al Casino tenía seco a un taxista, me prestaba plata, y la hora de regresar a casa quería que le pagué con dinero, no quería recibir nada a cambio, nada de trueque, mariconazo el idiotón”.


- Me acuerdo cuando regresé de una reunión con litros de vino encima, llegué muy cariñosa y caliente a casa. Mi esposo me atendió y me acompañó a nuestra alcoba. Cuando me quedé dormida comenzé hablar, hablaba todo lo que había hecho en la tarde y mencionaba el nombre de mi jefe muy amorosamente jajajajajja mi esposito se quedó helado de pies a cabeza. En la mañanita mi mami me contó el chiste y se me puso la piel de gallina. Preparé mi cuartada en segundos. En el desayuno mi esposo me preguntó si me acordaba lo que había estado repitiendo en la noche, durmiendo. Contesté sin pensar:
“!Claro que me acuerdo! ¡Lo hice a proposito para ver como actuabas, ni celos te da lo que digo, no reaccionas, te quedas mudo! ¿Debes de tener una querida? Porque yo no te importo nada. Eres un desgraciado, maldito, mujeriego, asqueroso” Me convertí en una bestia abominable y el zonzonazo explicándome que no tenía nada. Como nos reímos con mi mami cuando se fue a trabajar. ¡Qué mala que soy!
- ¡Mujer! “¡ No hables de tu marido mujer. Mujer de malos sentimientos. Todo se te ha vuelto un cuento. Porque no ha llegado la hora fatal!” “!La mujer tiene mala conciencia de ser mala novia, mala esposa con todos los hombres! ¡De las mujeres no hay más que decir porque ni Dios lo dispuso así!”.(15).
- Ya, ya, calla, calla ... ¡Calla la bulla!
- ¡Eres igualita a la Fiscal de la Nación del gobierno del japonés rata Fujimori! ¡Qué miedo!


- Mi mami siempre me salvaba cuando llegaba mi cachudo antes que yo. Ella ya tenía la respuesta precisa antes que le pregunten:
“Ahorita a llamado, resuelve un problema en la Notaria y viene volando”
“Ahorita a salido y ya regresa”
Y por lo bajo me llamaba a mi celular:
“Hijita, moros en la costa ... pejesapos”.
- Ay,yayay! Con clave era la cosa. Tenían código de la CIA.


La madre le dice a la hija:
- "Katia ... dicen las vecinas que te estás acostando con tu novio".
- !Ay, mami! No hagas caso, tu sabes como es la gente de chismosa y mal hablada ... uno se acuesta con cualquiera y ya dicen que es el novio.


- " Mujer ingrata, sin corazón, me has engañado sin tenerme compasión / Yo te quería y fuiste infiel pero nunca olvides / que me las pagarás ingrata mujer, perdida, infiel / Tu me decías que me querías / lo cual mentías horriblemente / hasta que un día me convencí / que me engañabas pobre de mi / Tu cantarás, yo lloraré / pero nunca olvides que me las pagarás ingrata mujer".(16).
De joven yo tuve una costillita que me mentía a su regalada gana.


- A mi edad, si no has madurado estás jodida. Tienes que saber llevar la carga, tus incertidumbres; como hijo te vas de la casa, como padre te quedas sólo. Si estás sólo tienes que aprovechar la soledad, ella es muy buena amiga y mejor concejera. En un momento oportuno se te presenta la felicidad.


- Una jugadoraza centrofoward de los campeonatos de fulbito macho, me comentó:
“Yo he mantenido bien a mis hijas porque tuve la suerte de tener un hombre responsable; un hombre con buen trabajo; un hombre que me daba mi lugar; un buen amante y bailarín. ¡La suerte es que nunca se conocieron entre si!
- !Eres un campeón de la huevadita!


Dos universitarias hablaban en el micro:
- ¿Cómo pueden poner un examen el lunes? Yo salgo el viernes y sábado. El sábado estoy con resaca terrible y el domingo, también. ¿Cómo voy a estudiar?


- Por mi casa vivió una vecina que camina por los linderos de la fama prontuaria. Cambiaba de maridos como calzones. Su mueble principal su tocador: lleno de colores rouche, colonias, perfumes, tintes, pelucas, lentes cosmeticos, uñas postizas, pestañas postizas, ...
- Todo postizo jajajaj ¡No jodas! ¡Teta y poto postizos también! ¡Dientes postizos! ¡Brazo biónico! Esa vecina es un ciborg del Porvenir, ... jajajajaja


- ¿Y este joven de donde apareció?
- El hermano de mi esposo en una oportunidad me escuchó decir cuando hablaba por teléfono con mi amigo de la Uni:
“No te preocupes él es mi esposo pero Tú eres mi amor, Mi idolatría, Eres mi vida entera, mi Amor eterno, Eres tú y nada más que tú! ... Entiende, por favor ... ¿Quién tiene tu amor?
- Que original, decir los títulos de las canciones, jajajaj ... ¡qué buena!
- Mi cuñado se rió y se fue cantando para que yo escuche:
“Que puedo hacer sí ya te vas / Sólo tener resignación / Resignación para poder vivir sin ti / Si un nuevo amor mató a mi amor / Si me has dejado de querer que puedo hacer / Sólo tener resignación / Y pensar que yo te di mi juventud / Los mejores años de mi vida / Que tan sólo por hacerte feliz / Tuve que sepultar mis ilusiones / Hoy que sabes que todo lo perdí / Me dejas por un cariño nuevo / Ojalá que nunca sufras como estoy sufriendo yo / Que seas feliz, adiós, adiós”. (17).


- "La mentira produce flores, pero no frutos"


Canciones:
1. “La Flor de la Canela” de Chabuca Granda (Perú).
2. “De Vuelta al Barrio” de Felipe Pinglo Alva (Perú).
3. “Nuestro Secreto” de Félix Pasache (Perú).
4. “De Colores” de Nana Mouskouri (Grecia).
5. “Hasta que te Conoci” de Juan Gabriel (Mexico).
6. “Esta Tarde vi Llover” de Armando Manzanero (Mexico).
7. “El Pirata” de Luis Berninsone (Perú).
8. "El Rosario de mi Madre" de Mario Cavagnaro (Perú).
9. “La Plañidera” de Raúl Vásquez (Perú).
10. “Una Carta al Cielo” de Salvador Oda (Perú).
11. “Si el Poeta eres Tú” de Pablo Milanés (Cuba).
12. “La Bruja” Canción veracruza (Mexico).
13. “La Copa Rota” de José Feliciano (Puerto Rico).
14. “Dónde estás Yolanda”.
15. “De Camino a la Vereda” “Mujeres de Mala Conciencia” de Trio La Rosa (Cuba).
16. “Mujer Ingrata” Polka Criolla (Perú).
17. “Resignación” de Hugo Almanza Durand (Perú).