!Se me corrió la media!

En este Mes Morado del Señor de los Milagros Cristo Moreno de Pachacamilla de las Maravillas o de Las Nazarenas. Patrón Jurado de la Ciudad de Lima. Yo, Nikito Leyón, cumplo años, exactamente el veintinueve de octubre, y como sé que todos ustedes están pensando en mi, que extrañan mi ausencia, la jarana y el cajón, los chismes y gritos de callejón, los regalos, los traguitos; los saluditos; las llamadas telefónicas o el chateo. Me conmuevo hasta las lágrimas y sólo les puedo decir ¡Gracias! ¡No nos ganan, por mi madrecita que nos nos ganan! Les agradezco el pensamiento infinitamente. Reciban mis saludos y abrazos fraternos.
Por mi parte les obsequio una creación concienzudamente elaborada; después de quemarme las pestañas en lecturas y estudios profundos en las profundidades de la ignorancia, empaparme de libros y tratados sobre el comportamiento humano, conducta y trauma, gustos y disgustos, dimes y diretes, dame que te doy; salió a la luz el producto final.
Juan Pablo, Carreño, Freud, Darwin, Marat Sade, el Capitán Garfio, pueden seguir durmiendo eternamente porque no los he defraudado en lo más mínimo. He puesto pensamiento y corazón en cada línea escrita.
La obra títulada “!Se me corrió la media!” en la actualidad tiene dos adaptaciones. La primera para jovenes escolares de 14 a 18 años que estudian español; y la segunda versión, con ajos y cebollas, para los latinos. Actualmente estamos en plenos ensayos, el Avant Premier será la segunda semana de enero del 2010. El programa completo es con dos obritas más. La duración aprox. Una hora quince minutos.

!Se me corrió la media! Teatronovela. Creación “creada” para Mercachifle por Nicolás León. Ejercicio Teatral para cuatro actores. Mamá, Hija, Joven, Papá. D-Karlsruhe, 04 Julio 2009.

(LA MADRE MIRANDO LA HORA DE LA PULSERA, DEL MOVIL, MIRANDO EL RELOJ DE LA TORRE; COMPARA LOS RELOJES)

MAMA: ¿Por qué no viene? ¿Dónde estará? (VE LLEGAR A LA HIJA) ¡Hijita!
HIJA: ¡Mamá! ¡Apúrate! ¡Apúrate!
MAMA: ¡María Antonieta! ¡Por fin, hija mía! Yo soy la que está esperando más de un cuarto de hora, hijita ... en mi trabajo me han dado permiso por un momentito.
HIJA: ¡Ya olvídate! ¡Vamos! ¡Entra, entra, apúrate!
MAMA: ¡Vamos! Vamos! (IMITANDO) ¡Hay! Espero que no esté llena la tienda. Suerte que no vino tu papá porque odia venir a comprar, no se compra ni sus propios calzoncillos ... y quería venir acompañándonos. ¡Por fin! Hemos llegado, acá tengo la Tarjeta de Crédito de tu papá, me ha pedido por favor que la cuide y no malgaste de más ¡Sólo lo necesario! ¡Todo es necesario! ¿El qué sabe de los gustos de nosotras las mujeres? (LA MAMA EMPIEZA A MIRAR LOS ESTANTES)
HIJA: Mamá, deja de estar mirando tonterías, eso no me gusta, yo quiero algo sencillo, pero que no sea tan sencillo, pero que se vea elegante y bonito, pero que mis amigas no hayan podido comprar uno igual, osea más caro que lo normal ¿Me entiendes, verdad, mamá?
MAMA: Si, claro hijita que te entiendo, yo también fui jovencita, vamos a ver ... algo que no sea tan sencillo, elegante, bonito y ... vamos a ver. Ahí viene el joven ... ¡Joven! ... Joven, me puede mostrar ese vestido “lila”?
JOVEN: ¡Para usted no tenemos esa talla, señora!
MAMA: ¡No es para mí! ¡Es para mi hija!
JOVEN: (MIRANDO DE PIES A CABEZA A LA HIJITA. COQUETAMENTE) Esa talla si tenemos ... ¡Hola! ... con este vestido te vas a ver una preciosura ... aquí está. (HIJA RECIBE LA PRENDA. LA MIRA BIEN. SE PRUEBA. LA RECHAZA)
HIJA: ¡Ay, mamá, no me gusta! ... ese verdecito parece que está mejor ...
MAMA: Joven ese verdecito mejor ...
JOVEN: Bien, no hay problema ... aqui tienes (SONRISAS).
MAMA: ¿Y? ... ¿Si?
HIJA: ¡No! ¿Ese rosado ... o tú qué crees?
MAMA: Mejor, pero míralo tu, yo no quiero problemas ...
HIJA: Joven ... el rosado por favor.
JOVEN: El rosado es lindísimo, te va a quedar exacto como anillo al dedo ... eres una Barbi de linda.
HIJA: (COQUETA) Gracias (INDECISA) ¡Mamá! Mejor ese que está allá, el “morado claro”.
MAMA: Pero si ese es el “lila” que ya te probaste ...
HIJA: ¿Yo? ¿Cuándo? Si es la primera vez que vengo a esta tienda.
MAMA: (FASTIDIADA) ¡Joven, el vestido “morado claro”, por favor.
JOVEN: ¿El lil ...? Bien, muy bien “!El Morado Claro!” ... es una maravilla, este es el color que va con tu personalidad.
MAMA: (DELICADAMENTE CORTANTE) El joven tiene razón. ¡Te ves muy linda!
HIJA: ¡Si! ¡Mamá! Con éste me quedo.
MAMA: ¡Ya hijita! ... ¡Ahora los zapatos!
HIJA: ¿Zapatos? En casa tengo mis zapatos blancos, nuevos.
MAMA: ¡Ay, hijita aprovecha que estamos con la Tarjeta de tu padre! Esto no es todo los días, aprovecha del tacaño de tu papá, aprovecha que esto no se va a volver a repetir ¡Hasta cuándo te cases! Escoge tus zapatos y si te quedan un poquitito más grande, mejor, para yo usarlos también. No seas tonta ... ¡Joven! Nos puede alcanzar esos zapatitos morados ...
JOVEN: ¿Los de arriba o los de abajo?
MAMA: ¿Arriba? ¡Hay! ¿Arriba también había zapatos? Los dos pares por favor, los de arriba y los de abajo.
JOVEN: ¿Cuánto calza la señorita? Tienes pies de princesa, chiquititos y bonitos.
HIJA: Gracias ... ¡36!
MAMA: ¡Por favor, un par 36 y el otro 24 !Ay! !Perdón ... 42! Quiero probarme yo también.
JOVEN: ¿Y usted por qué no se prueba un vestido y acompaña a su hija?
MAMA: ¡No! Yo no puedo acompañarla ... (CON MALDAD) ¡Pero sí puedo comprarme un vestido! ¡Gracias! ¡Qué buena idea! Ese vestido verde que esta adelantito ¿Usted cree que es mi talla?
JOVEN: Si, ese es exactamente su talla. Tenemos zapatos “verde esperanza” también, para que haga juego. ¿Le traigo?
MAMA: Si, por favor. ¿Y tiene una carterita que haga juego con los zapatitos de mi hija?
JOVEN: ¡Si! Acá hay de todo como en botica.
MAMA: ¡Perfecto! Yo creo que eso es todo por hoy.
HIJA: (PREOCUPADA) ¡Mamá no hemos mirado los precios!
MAMA: ¡Mejor hija! ¡Para no estar con la conciencia sucia, ni arrepentidas! (LA MAMA ENTREGA LA TARJETA DE CREDITO. SONRIEN LOS TRES. TODO ESTA PERFECTO. MAMA E HIJA SE ABRAZAN Y SE DAN BESITOS)
JOVEN: Acá tiene la Factura (ENTREGA FACTURA A LA MAMA) y ... mi tarjeta (ENTREGA A LA HIJA) para servirles.
HIJA: ¡Gracias! (SE DESPIDEN) ¡Ay, Mamáma! Tu si que sabes escoger, eres una maravilla de mamá ... ¡Me voy! ¡Chao! (LE ENTREGA LAS BOLSAS/CAJAS. MAMA ASOMBRADA) Nos encontramos en casa, chao, estoy apurada me están esperando mis amigas, tenemos que dar un exámen en la última hora, chao.
MAMA: ¡Chao, hijita! Llega temprano a casa, tienes que maquillarte y hacerte un peinadito ... ahora como llevo todo esto? ¡Dios Mio!

(EN CASA. LA HIJA SE ESTA CAMBIANDO EN SU CUARTO) (EL PAPA LLEGA DE TRABAJAR. MIRA LAS COMPRAS. LA MAMA SALE CON UNA MENTIRA).

PAPA: ¡Ya llegué! Qué? No hay nadie? ¡Chuchi! ¿Qué pasó? ¿Qué pasó? ¿Y todas éstas cajas? ¿Qué son todas éstas bolsas prano, ah? (CON BURLA) ¿No has pasado por la casa de tu mamita querida? ... ¡Es el vestido de María Antonieta! ... (MINTIENDO) ¡Y ... el resto es el “Premio Mayor” de una rifa que me gané en el trabajo. ¿No, hija? ¡María Antonieta! ¡Mariantó! ¡Cuéntale a tu papá lo que te conté temprano!.
HIJA: (EN OFF)¿Qué?
MAMA: (EXPLICANDO) ¡Qué hubo una rifa en mi trabajo, Pro-Salud y me la gané, no? ¿Ya? ¡Cuéntale hija!
HIJA: (EN OFF) ¡Siiii! ¡La rifa! ¡Claro! ¡Qué suerte! ¡La rifa! ¡Te ganaste la rifa! (ENTRA) ¡Te ganaste, pues, mamá!? (LA MAMA MUTIS) ¡Hay qué suerte la de mi mamá! ¡Papá! ¡Mi mamá sólo compró un boletito, un número y se ganó la rifa Pro-Salud! Los fondos son para colaborar con un compañero, su mamá esta malita¡ Mamá ganó un vestido ... y un par zapatos! ... ¡Los piensa usar para el ... Aniversario ... de Bodas ... de ustedes!
PAPA: ¡Para nuestro Aniversario! ¡Para nuestra Bodas de Plata faltan cinco años!
HIJA: ¿Mamá? ¿Para qué Aniversario me dijiste?
MAMA: (OFF) ¡Del primer beso que nos dimos! ¡El primer beso que me dió tu papá!
PAPA: ¿Qué? ¿Qué yo te dí el primer beso? ¡Sí fuiste tu la que empezó todo! (MURMURANDO) ¡Y ya te éstas regalando con mi Tarjeta de Crédito! ¡Ayayaay! Ahorita voy a chequear mi estado de cuenta ¡El saldo! (TONO NORMAL) ¡Dáme la tarjeta inmediatamente! ¡Por favor! (MURMURANDO) ¡Todas son igualitas, cortadas por la misma tijera! ¡Mujeres Dios mio! ¡Mal con ellas! ¡Peor sin ellas!
HIJA: ¡Ay, papá! Tienes que estar contento que mi mamá va a estar bonita para tí! ¡Olvídate del dinero por un momento! ¡No todo es dinero en la vida! ¡Hay que vivir la vida! ¡No dejes que la vida te viva!
PAPA: ¡Ya, cambiate de una vez, quiero ver cómo han gastado mi dinero! ¡Tu mamá se puede comprar todo lo que quiera con su sueldo, con el puestazo que le ha dado su Partido que más recomendación, ni yo tengo un padrino como ella tiene. ¡Su plata es su plata y mi plata es de todos! ¡Qué bonito! ¡Suerte que ya se fue tu tía Tere Maribell , esa es otra, comía por tres y ni siquiera lavaba los platos ¡Para qué me casé! ¡Me casé! Y me casé con toda la familia de tu mamá! ¡He tenido que mantener a los haraganes, flojonazos de tus tíos y tías! ¡Holgazanes, ociosos de miér ... coles! ¡Y hasta ahorita nadie agradece nada! ¡Ni siquiera saludan a uno!
HIJA: ¡Pá! ¿Has visto el recibo de la Uni ... te están cobrando intereses!
PAPA: ¿Cómo qué el recibo y con intereses? Si yo le dí el dinero a tu tía Rosa Helena para que pague junto con la pensión de tu prima Angélica María. ¡Ya se tiró la plata en la timba, en el juego ¡El juego! ¡Caramba, carambitas, carambolas! Es una enferma de ... del Casino!
HIJA: ¡Papá, si vas a estar renegando, mejor vete de aquí!
PAPA: ¡Dios Mio! ¡Sálvame de ésta familia! (ROGANDO) ¡Hijita, no quiero que te parezcas a tu madre, por favor! ¡La abuela, la mamá, la tía, la prima, la hija, igualitas, ésta casa es la sucursal del infierno! (LA HIJA CALZA SUS NUEVOS ZAPATOS, SE SACA LA BATA EN EL CENTRO DEL ESCENARIO MODELA PARA EL PAPA. ASOMBRADO) Te pareces a tu mamá ... cuando tenía tu edad ... qué linda era tu mamá, ahora es ... (RISA) ... ¡Qué tal transformación de tu madre!
HIJA: ¡Papá! ¡Cállate, que te va a escuchar mi mamá! (RISITA) ¿Jodido eres no? ¡Mamáaaaa! ...
PAPA: ¡Si no he dicho nada! (RISA). Sin embargo la quiero como la primera vez, cómo la soporto ... todo! (APARECE LA MAMA)
MAMA: Echate un poquito de maquillaje en las mejillas, hijita (ACONSEJANDO) Para matar el brillo de la cara. Aprovecha pintarte la boca. (LA HIJA HACE UN MUTIS. LOS PAPAS SE MIRAN) ¿Qué estás hablando? ¿No te he escuchado bien?
PAPA: ¿Yo? Nada, sólo decía que María Antonieta se parece a tí, muy bonita, tu sigues siendo mi bonita, un bechito (PRIMERO ESQUIVA. SE DAN UN PIQUITO) (SE ESCUCHA UN GRITO DESGARRADOR).
HIJA: ¡Jesús, María y José! ¡Dios Mio! (GEMIDO. LLANTO. MAMA VA EN AUXILIO. ENTRAN MAMA E HIJA)
MAMA: ¡Pero habla hija, qué te sucede hijita?
HIJA: ¡No puedo, no puedo, no puede ser, esto sólo me pasa a mí! Así no puedo ir a la fiesta, madre! ¡Sería una vergüenza, sería el hazme reir de toda la reunión!
PAPA: ¿Pero qué te sucede hijita de mi corazón?
HIJA: ¡Hay papá tu no vas a entender; son cosas de mujeres!
MAMA: ¡Entonces dime a mi que soy tu madre! ¡Yo soy la que te ha parido María Antonieta!
HIJA: ¡Madre, a esta hora no se puede hacer nada!
PAPA: ¿Qué pasa con la hora? (MIRA EL RELOJ)
MAMA: ¡Cállate por favor!
PAPA: ¿No me digas que estás esperando ... bebe?
MAMA: ¡Cómo se te ocurre hablar tonterias!
PAPA: (DESPACITO) Pero dime, no tienes problemas con tu amigo verdad?
HIJA: ¡No es eso!
PAPA: (LEVANTANDO UN POQUITO LA VOZ) ¿Entonces María Antonieta por qué no puedes ir a la fiesta?
MAMA: ¡Por favor cállate la boca un momento! ¡Habla hija! ¡Soy todo oídos! ¡Confía en mi! ¡Ten confianza! ¡Yo te apoyo! ¡Soy tu mamá pero también soy tu amiga!
HIJA: ¡Madre, he aqui a tu hija! ¡Mira! ¡Mira!
MAMA: ¿Qué miro, hijita? No veo nada María Antonieta!
HIJA: ¡Míra la media!
MAMA: ¿Qué pasa con la media?
HIJA: ¡No ves!... ¿No ves? ... ¡¡Está corrida!!
MAMA: ¡Ay! ¡Dios mio! ¿Dónde? ¿Cuál media?
HIJA: ¡Ésta! (ENSEÑANDO LA PIERNA Y EL AGUJERO PEQUEÑISIMO EN LA MEDIA).
MAMA: ¿Dónde? ¡Mis lentes Dios Mío que no veo nada!
HIJA: ¡Aquí! ¡Aquí! ... ¡Aquí!
MAMA: ¡Espera! ¡Ya está! (CON LENTES) ¡Pero ni se nota!
HIJA: ¡Yo lo noto! ¡Y es suficiente! ¡No voy mamá!! (LLORANDO)
MAMA: ¡Hija!
HIJA: ¡Madre!
MAMA: ¡Hija! ¡María Antonieta! ¡Yo tengo la solución!
HIJA: (SUSPENSO) ¿Qué madre?
MAMA: (PENSANDO) ¿Por qué no vas con pantalón?
HIJA: (CON MUCHA SORPRESA E INDIGNACION) ¡Madre! ¿Qué? ¿Con pantalón? Cómo se te ocurre? (REFLECCIONA) ¡Qué gran idea madre querida! ¡No sé que haría sin ti! ¡Eres mi Ángel de la Guarda! ¡Mi Ángel Custodio!
MAMA: (ACONSEJA) ¡Ponte el pantalón negro! ¡Te queda muy bonito!
HIJA: ¡Si, madre! ¡Voy a cambiarme! (ALEGRE, JUVENIL, MUTIS) (EL PAPA POR FIN PUEDE HABLAR)
PAPA: ¿Pantalón? ¿Va a ir con pantalón? ¡María Enriqueta Del Rosario! ¡Necesito una explicación! ¿Y todo el gasto que se ha hecho?
MAMA: ¡No seas ridículo, José Luis! ¡Primero es tu hija! ¡Será para otra oportunidad! Para su cumpleaños, para una reunión con sus colegas de la univerdidad.
PAPA: Jajjajajajaj ... (IMPOTENTE TIEMBLA DE IRA, RABIA Y COLERA) ¡Dios! ... Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho ...
MAMA: ¡Jolis! (IMPERATIVA) ¡Déjate de tonterías, ya! ¡Jo-lis! Se acabó, basta, ahora bailas y se te va a parar el corazón, te va a dar un infarto y no estamos para entierros ni llantos.
PAPA: ¡Ay, híjole! ¡El carro! ¡El carro está fallando, me olvidé, me olvidé del carro! ¡María Antonieta tienes que tomar un Taxi! ¡Hijita! ¡El car ...
HIJA: (GRITANDO)¡Ay, papá! ¡No te preocupes por eso! Me van a venir a recoger, no hay problema.
PAPA: ¿Recoger? ¿Quién, ah?
HIJA: ¡Papá! ¿Qué curioso qué eres? Mamá mira a mi papá que me pone nerviosa. ¡Todo quiere saber! ¡No tengo privacidad por Dios!
PAPA: (EXPLICANDO) ¿Qué no se puede preguntar nada en esta casa? (TOCAN LA PUERTA)
MAMA: ¡No! ¡Ahora, no! No puedes preguntar nada! ¡Cállate la boca! ... ¡Hija! ¡Ya llegó tu amiguito! ... Pasa por favor ... (APARECE EL JOVEN DE LA TIENDA CON CASACA Y BLUE JEAN).
JOVEN: No se preocupe señora ... yo espero ... (SALE LA HIJA)
PAPA: ¿Y a éste quien le dio vela en éste entierro? ¿Parece un muerto fresco? ¿De dónde apareció? ¿Estoy preguntando?
HIJA: ¡Chao papá, chao mamá, ya regreso ... (BESITO A LA MAMA, SALE CON LA CAJA/REGALO)
PAPA: ¿A qué hora vienes?
MAMA: ¡Qué inoportuno que eres! (HIPOCRITAMENTE) ¡Saluda a la del santo, hijita! ¡Y a toda la familia! ¡Joven! ¡Maneje con cuidado! ¡Adío!
PAPA: ¡Mamáaa! ¡La vida te da sorpresas! !Sorpresas te da la vida! ¡Me voy a dormir! ... (COMO REZANDO EL ROSARIO) ¡Dios mio, ven en mi auxilio! ¡Señor, date prisa en socorrerme! ¡No se olviden de mi! ¡Padre, por qué me has abandonado? Hijo y Espíritu Santo! ¡Mejor no vengan a mi casa que es el mismo infierno! ¡Como era en un principio, Adán y Eva, Alfa y Omega, Sansón y Dalila, ahora y por siempre, por los siglos de los siglos! ¡Amén! ¡Hasta mañana!
MAMA: ¡No espantes a los angelitos del cielo! Fin

No hay comentarios: