Tres cosas hay en la vida

Tres cosas hay en la vida (SALUD, DINERO Y AMOR)
(La Guaracha de Xena y Licohol)

Para Marcial “el abueliiiito” de Jeanfranco y Rafaelito.

Xena, abuela guerrera. Anfitriona principal y alma de todas las fiestas, tómbolas, pasacalles, carnavales y de todas las manifestaciones populares de ritmo, sabor, saoco, baile y azúcar. Xena es una joven abuela, muy amorosa, excelente cantante y bailarina de primera línea. Morena hermosa de exótica raresa, de anatomía casi perfecta, de rostro impenetrable, con lindos Dientes de Perlas, cabello negro azabache, ojos de ensueño. Imposible que pase inadvertida. Aunque su exterior es tan bello, en su interior se desata una lucha constante entre el bien y el mal, pero el mal es más fuerte.

Forjada en el calor de las brasas, parrillas y Primus de las actividades sociales, de la pasión y el peligro. Sus anécdotas cambiaron la historia del histórico barrunto porveniriano.

Cada sábado se le ve con una manchita de amigos, de jugadores y jugadorazas poniéndose de acuerdo ¿Y dónde es? ¿Cómo? ¿Cuándo?; ella es la primera en los bailes sociales, y hasta las últimas consecuencias; es la reyna en las polladas, parrilladas o la princesa en el chifa ambulante frente a su casa de verano en el condominio de la urbanización residencial El Porvenir del Distrito de La Victoria.

¡Salud!
Un Domingo para Lunes, de un verano chelero con 22° de calor en la sombra de la noche. Un chismoso preocupado por la mujer de su compadre querido, interrumpe el silencio y la tranquilidad del hogar, en plena programación de los resultados de los partidos de fútbol del Descentralizado Profesional.

- ¡Compadre Licohol! A la Xena la tienen secuestrada en el cuarto piso del pasaje Bolognesi, está en el consultorio del doctor Abraham Aceves Mejía, con los compañeros Horacio, Herodoto, Homero. ¡Ahí está! Después de la pollada ella misma le dijo a Horacio “Mano bendita”, que quería descansar ...
- ¡Ya! ¡Párala compadre! ¿Por qué no te callas? ¡Te voy a meter un rocoto en la boca para que te calles por chismoso! ¿Quién mierda te ha preguntado algo? ¡Chismosón! ¡Anda cuida a tu mujer! ¿Para qué vienes a joder la tranquilidad espiritual de uno? Acá estoy viendo mi programa deportivo y vienes a joder ... Si sucedería algo malo ya me hubieran pasado la voz. ¡Tu chitón y no jodas, güevón!
- ¡Pero la tienen encerrada! ¡Está presa!
- ¿Y que voy hacer? ella sabe como defenderse, además son sus amigos, ‘tas pensando mal ¡Idiota! Yo tengo que cuidar a mis hijos, ahorita s’toy con mi nietito, voy a estar cuidando a viejas, ella que se cuide sola. Por algo es guerrera. Ya vendrá sana y salva. ¡Hasta mañana!

¡Dinero!
Otro día de otra semana, de otro mes. 1° de Mayo. Varias horas después del verdadero fulbito macho de barrio en el Mundialito de El Porvenir. Licohol quiere entrar a la casa pero la puerta está con pestillo, golpea suavemente la puerta, nadie responde. Xena ha cerrado con cerrojo y tranca la puerta y la ventana de pino; para tranquilidad de ella y de su amado amante. Licohol, el primero de la lista porque antiguedad es clase, toca la puerta y despacio por la rendija, con voz dulce y suavemente, le dice a la mujer de sus sueños y estrella de la farándula de choliwood tv:

- ¡Querida! ¡Xena! ¡Cuídado que tu amigo se caíga por el tragaluz! ¡Ya somos viejos para estar trepando como muchachos, un resbalón y se va hasta el infierno. Se va a sacar la chochoca tu amiguito. Que salga por la puerta, por donde ha entrado.
- ¡Compadre! ¿Qué ha pasado, ah?
- Nada compadre, siga su camino por favor.
- Yo he visto a un pata ...
- ¡Calla sapo de mierda! Sigue tu camino, avanza, avanza, quítate.
- ¡Hay! Ayy ... ya, compadre Licohol, quieres entrar a su casa y Xena le ha puesto cierres Rey a la puerta y no puedes entrar? ¿Qué te falta? ¿Qué necesitas compadre? Porque esto tiene para rato.
- Quiero sacar un billete para ir a comprar unos anticuchitos con sus picarones para mis hijos.
- ¿Y cuál es el problema?
- ¿No entiendes? Necesito mi billetera. ¿O me puedes prestar?
- ¡A que palo te arrimas!.
- ¡Pssssssss! El amigo de Xena se esta bajando por el tragaluz y está oscuro y se puede caer. Seguro que está bajando por el lado oscuro del tunel del tiempo. ¡Xenita! ¡Qué tu amiguito salga por acá, por la puerta mi amor, se puede caer por el tragaluz! ¡Carajo! Ya no somos jovenes para estar trepando paredes, es peligroso.
- ¡Ah! ¡Voy a ver cómo puedo ayudar!
- ¡Tú no vas a ningun sitio sapo de miércoles! Quédate acá y no jodas. Ahorita todo el edificio se van a enterar de la huevada y va haber roche, cuando el pata llegue abajo Xena me abre la puerta y no hay ningun problema. Mejor váyase y no joda, éste es mi problema. Punto. ¡Xenita!
- ¡¡Calla la boca idiota!! ¡Xena, Xenita! Licohol, la culpa es tuya porque tu dijiste que venías más tarde por qué te apareces antes de la hora, eres pendejo, no?
- Sólo estoy aconsejando que bajar por el tragaluz, bajar por las paredes es peligroso nada más. ¿Ese pata es el Hombre Arana? Si no es, se puede caer.
- ¡Qué bien sabes que se puede caer! Tú también has trepado pared por el tragaluz.
- Por tu culpa mi amor, ya no te acuerdas? Estás desmemoriada, qué has tomado? Soy tu amorcito Licohol, ya te olvidaste ... estoy esperando que baje tu amigo, ábreme la puerta por favor. Pero te repito que es peligroso.
- ¡Ya callate la boca y no jodas! Hablas más que el huevón de Chiburra ¿Oye es verdad que se viene de Italia? ¿O viene de visita?
- ¡Oe! Tu amigo está que se hace la pichi de miedo, por lo que veo no es del barrio, sino ya hubiera bajado al toque.
- ¿Tú si sabes trepar, no?
- Yo he trepado pared, árboles, níspero, papaya, pero ahora ya estoy viejo y quiero ver crecer a mis nietos, no estoy para huevadas. Mira pe’ sí ya llegó al primer piso ... “Por alto que esté el cielo en el mundo/ por hondo que sea el mar profundo/ no habrá una barrera en el mundo/ que este amor profundo no rompa por tí”. ¿Para que han hecho las puertas? ¡Para entrar!. Y por esas mismas entradas después se pueden salir. ¿Entendíste? ¡Las puertas sirven para entrar y para salir! ¿Por qué miércoles se tiene que descolgar por el tragaluz? ¡Si se mata! Para eso han hecho las puertas ... las escaleras ... Pssssss. Cuidado con los chismosos, no grites!
- Ya, pasa rápido y cierra el pico! ¿Qué ganas de joder, carajo! ¡No me digas nada! ¿Y tú cuando haces tus tonterías, quién te dice algo?
- Pero yo no he dicho nada, habrás tendido la cama, no? Nada más ... ya estamos viejos para salir por el tragaluz, por la ventana, eso es todo. ¿Tú no quieres a tus amigos, no? ¿Y sí se caen?
- No jodas. ¿Te escuché decir que vas a ir a comer anticuchos? ¡Invita pe’!
- ¿Estás con hambre?
- ¿Puedes invitar o no?
- Tengo miedo, te puedo vestir pero no dar de comer ¡Tú tienes buen diente! ¡Cómo si fueran nuevos! Jajajajaja ¡Ya vamos! ¿Estás lista?
- Espera, voy a cambiarme, voy a ponerme más cómoda.
- ¡Ay, mi Xena querida! ¡Te pasas! Sin embargo te quiero, soy fiel al castigo, no vas a encontrar otro como yo, me tienes que cuidar ¡Carajo! ¡Cuando te duelan los zapatos nuevos, regresa a tus zapato viejito, viejo como yo!
- Jajajajajajajaj, zonzo. ¡Ah! ¡Sí mañana vas a Balconcillo! Saludas a la gente ... ¡Vamos acá cerquita! ¡Cruzando Parinacochas en la primera carretilla venden ricos los anticuchos!
- ¡Cómo tu digas mi amor! Vamos para allanca.

¡Amor!
Licohol, maestro pintor de brocha gorda y eléctrico electricista y experto haciendo horas extras, trabaja sólo medio turno, el otro medio turno lo utiliza para cambiarse, guardar y limpiar sus herramientas; para conversar, almorzar en el menú, leer periódico, volverse a cambiar de ropa; picar y sablear al contratista para dirigirse al AAHH y descansar plácidamente entre el ruido y los gritos. Recordando la paz del silencio y evitando a las personas ruidosas y agresivas, y a la pica-picaflor de Xena.

- ¡Compadre a tu mujer la he visto con un gallo!
- ¿Y cuál es tu problema, compadre? Yo también veo a tu mujer, en el mercado, en la tienda, en la canchita, en el parque. Mi mujer es mi mujer y yo confio en ella, espero que no estés chismoseando, andando con el chisme ¡Es mi mujer! ¿Tú que te metes? ¿Por qué no te preocupas de tu mujer en vez de estar jodiendo? Cuida a tu mujer, no cuides mujer ajena. En los Mandamientos de la Ley de Dios, dice:
“No cuidar a la mujer de tu prójimo”.
- No es chisme pero la he visto entrando a un Hotel.
- ¡Si entra después tendrá que salir! Está bien, pero tú sabes que ella compra y vende cosas. Acá en la casa no va a poder vender, tiene que salir ... ya te díste cuenta que ella respeta, ¡Respeta la casa! ... ¿Cuál es tu problema? ¡Cuida a tu ñori, no jodas! Jodes la tranquilidad de uno por las huevas, yo estoy tranquilo, cuidando a mi nieto y tu jodes. ¡Cuidadito con estar hablando, compadre! ¡Eres más mal pensado! Si me ves entrar a la Iglesia que piensas? Qué voy a hacer Misa? Mal pensado eres, no? Yo veo a tu mujer entrar a una peluquería, tengo que pensar que es peluquera o cliente. Y si va a cobrar una tarjeta? A vender o a comprar? Ya ves? ¡No hay que ser mal pensado! ¡Cuídadito! ¡No jurar en vano! Por lo tanto: “Vive en paz con Dios. Y sean cuales sean tus afanes y aspiraciones, en la ruidosa confusión de la vida, vive en paz con tu alma ... Sé alegre y ¡esfuérzate por ser feliz!”
Chao, hasta mañana. ¡Buen viaje! ¡Chao! ¡Cómo jode, compadre! ...
“¡Perú Campeón! ¡Perú Campeón!/ Es el grito que repite la afición/ ¡Perú Campeón! ¡Perú Campeón!/ Dice en cada palpitar mi corazón/ Hay que ir a triunfar al mundial/ Venceremos a todo rival/ con el lema: ¡Perú a campeonar! Siempre arriba, ¡Perú debe ganar!”.

1 comentario:

veachy dijo...

asi mesmamente como se entiende ,haber achora a un aleman tipico, describe un personaje, que sea un sinonimo de los personajes,porve-alemania.....o lo que le sucede a un burgues ,al regresar a ese antiguo pais,bien nicki.......saleel jugo a la lejania reviviendo el alfondo hay sitio,avisa con tiempo....lllevavavavavavavaavv